EL MUNDO › DIMITIó RATO DEL BANKIA

Al rescate de bancos

Mariano Rajoy dejó la puerta abierta a un virtual rescate bancario. Mientras los mercados presionan por un saneamiento en ese sector, el presidente del gobierno español señaló que, en caso de ser indispensable, inyectará dinero público en los bancos para salvar al sistema financiero. El líder conservador anunció además que el viernes aprobará un segundo decreto para culminar con la reforma financiera, de manera tal que “nadie tenga dudas” sobre su solvencia. Rajoy respondió a la consulta sobre un plan del gobierno y el Banco de España para sanear y cambiar a los gestores de Bankia que, según el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los inversores, es la clave para despejar las dudas sobre el país. El banco, surgido de la fusión de Caja Madrid y otras seis cajas de ahorro españolas y presidido hasta ayer por el ex director del FMI Rodrigo Rato, podría recibir un préstamo de dinero público a un interés del 8 por ciento, según publicó ayer el diario El País. De acuerdo con esa información, el grupo BFABankia necesitaría entre 5000 y 10.000 millones de euros para sanear sus “activos tóxicos” provenientes del mercado inmobiliario.

Rato renunció al Bankia después de que Rajoy anunciara nuevas medidas. El ex ministro de José María Aznar recibió en 2011 una retribución anual de 2,34 millones de euros. Rato propuso que su sustituto sea el ex consejero delegado del banco BBVA José Ignacio Goirigolzarri, de 55 años, quien abandonó el segundo banco español en 2009 con una prejubilación vitalicia anual cercana a los tres millones de euros brutos. “Mi última intención sería prestar dinero público, pero si eso fuera necesario para salvar el sistema financiero español, no renunciaría (a hacerlo) como han hecho otros países europeos y España en el pasado”, dijo el jefe del Ejecutivo español, en una entrevista con la emisora Onda Cero.

Las declaraciones de Rajoy suponen un giro en su discurso. Desde que debatió en la campaña con su rival en las elecciones generales, el socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, sostuvo que no iba a dar ni un solo euro a los bancos, algo que ahora no descarta. Lo mismo ocurrió con la suba del IVA y con la reforma laboral, que se suponía sería para promover el contrato indefinido y no para facilitar el despido. También había asegurado que no recortaría derechos sociales, como la sanidad y la educación, áreas que recientemente sufrieron un ajuste de 10.000 millones de euros.

La posibilidad de utilizar fondos públicos para sostener a la banca privada es resistida por los indignados, movimiento que espera, agazapado, ganar las calles nuevamente, entre el 12 y el 15 de mayo, cuando se cumpla el primer aniversario de su aparición en el escenario político de España. Una de las principales banderas del 15M ha sido que los ciudadanos no pagarán con sus impuestos el costo de una crisis financiera generada por la timba especulativa. Desde el inicio de la crisis, según datos aportados por la Península Ibérica a la Comisión Europea (CE), el sistema financiero recibió 88.800 millones de euros.

La falta de certezas en torno de la persistencia de los activos tóxicos en el sistema financiero español llevó a España al límite del rescate, con el riesgo país por encima de los 400 puntos básicos (en la jornada de ayer escaló hasta los 428), según coinciden los analistas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.