EL MUNDO › EL JEFE DE GOBIERNO ESPAñOL AFIRMA QUE FUE UN “LOGRO” EL RESCATE

Rajoy cree en los Reyes Magos

Mientras el líder conservador afirmaba que no habrá condiciones para la ayuda a los bancos, el Eurogrupo dejó claro que vigilará el cumplimiento de los compromisos respecto de la reducción del déficit y los ajustes.

Más cerca de la euforia que del pudor, Mariano Rajoy dijo con buena dosis de autismo que la ayuda europea a la banca española fue un logro de su Ejecutivo. Aseguró además que con sus reformas evitó una intervención del país y produjo una apuesta de Europa a favor del euro. “Ganó el futuro y la credibilidad del euro y la posibilidad de que vuelva a fluir el crédito”, manifestó el mandatario. El presidente del gobierno español dio la primera conferencia de prensa en el Palacio de La Moncloa 17 horas después del anuncio de que su gobierno acudirá a la Euro Zona en busca de ayuda para el sistema financiero. “A mí nadie me ha presionado, el que he presionado he sido yo, que quería una línea de crédito para resolver un problema que existe en la banca”, guapeó Rajoy, en un intento por equiparar la asimétrica correlación de fuerzas entre la economía española y la alemana. España se convierte así en el cuarto socio europeo en ser rescatado, detrás de Grecia, Irlanda y Portugal. El país ibérico afrontará hoy la reacción de los mercados, que según los analistas ya daban por descontado el rescate en los últimos días.

A diferencia de los países rescatados previamente, tanto Madrid como Bruselas subrayaron que el rescate será inyectado directamente en la banca. Debido a ello, sostienen, las condiciones impuestas al Estado, garante del préstamo ante la UE estarán circunscriptas al sistema financiero y no serán de carácter macroeconómico. En su primera aparición ante la prensa, y al igual que sus ministros, Rajoy evitó hablar de rescate y presentó la decisión como un éxito de gobierno y no como un fracaso. “Conseguir un crédito de 100.000 millones no es fácil”, indicó el presidente al referirse a los fondos negociados con el Eurogrupo, que representan el mayor rescate en lo que se refiere sólo al sistema financiero de la historia de la Unión Europea (UE), según la prensa española.

“Si no hubiéramos hecho en estos cinco meses las reformas que hemos hecho, habrían intervenido el Reino de España”, sostuvo el responsable del mayor ajuste que conociera España desde el regreso a la democracia. En el primer trimestre del año, el desempleo escaló al 24,4 por ciento de la población activa (afectando a 5,2 millones de personas), mientras el crédito sigue sin fluir a las empresas y familias, cada vez con menos posibilidades de afrontar sus deudas corrientes e hipotecarias. Rajoy reiteró en varias ocasiones que no había condiciones para recibir la ayuda europea, rechazando así que su gobierno tuviera que implementar nuevos planes de ajuste. Aunque se mostró satisfecho con el resultado del préstamo, el mandatario admitió que la situación de la economía española sigue siendo delicada y que no conviene bajar la guardia. “Este año será malo y el crecimiento será negativo en un 1,7 por ciento (del PIB), y además este año va a aumentar el paro –pronosticó–. El objetivo prioritario de este gobierno sigue siendo la recuperación económica y la creación de empleo”, agregó.

Las fuerzas políticas opositoras, menos los nacionalistas catalanes, aliados al gobierno, señalaron que España fue rescatada o intervenida y le pidieron a Rajoy transparencia. “El rescate es una mala noticia porque deteriora la imagen de nuestro país”, dijo el secretario general del Partido Socialista (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, quien afirmó que su partido no va a echar gasolina al incendio. “El gobierno pretende hacernos creer que nos ha tocado la lotería, que han venido los Reyes Magos, y eso no es así”, dijo Rubalcaba, al tiempo que advirtió que se opondrá a los recortes que deriven del rescate.

Rajoy remarcó que las ayudas europeas no afectan en absoluto al déficit público, contradiciendo lo que dijo su ministro de Economía, Luis de Guindos. Cayo Lara, líder de Izquierda Unida (IU), señaló que el rescate es crédito que se da al gobierno y genera deuda pública del Estado y déficit porque “hay que pagar los intereses, y aún no sabemos a qué tipo de interés se hace este préstamo”. Por eso Lara exigió al presidente que explique por qué decidió que sean los ciudadanos los que paguen el agujero financiero de la banca causado por la estafa inmobiliaria. Mientras la creciente deuda española ensombrece las perspectivas económicas, el Eurogrupo dejó claro que vigilará el cumplimiento de los compromisos respecto de la reducción del déficit y a las reformas y ajustes necesarios para conseguirlo.

Lo que no está claro aún es si la ayuda europea saldrá del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o del nuevo Mecanismo de Estabilidad Financiera (MEDE), que entrará en vigor el 1º de julio. En cualquier caso, ambos tratados exigen el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y criterios de equilibrio macroeconómicos. “No hay tal crédito blando a cambio de nada, sino un crédito en condiciones duras que va a repercutir en el déficit y en la deuda del país y, en consecuencia, en recortes de todo tipo, también en materia empresarial y laboral”, advirtió el diputado de IU Gaspar Llamazares.

Compartir: 

Twitter
 

“Este año será malo; el crecimiento será negativo y aumentará el paro”, anticipó Rajoy.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.