EL MUNDO › EL PRESIDENTE DE VENEZUELA YA ESTá EN CUBA PARA SOMETERSE A UNA NUEVA OPERACIóN

Chávez y un “hasta la vida siempre”

El líder bolivariano advirtió al mando militar sobre eventuales planes desestabilizadores, pero se mostró confiado en que deja al país en “buenas manos”. El vicepresidente Nicolás Maduro se emocionó y dijo que le será fiel siempre al lado del pueblo.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llegó ayer a Cuba para someterse en los próximos días a una operación contra el cáncer, luego de despedirse de los venezolanos con un “Hasta la vida siempre”. En un acto previo, Chávez advirtió al mando militar sobre eventuales planes desestabilizadores, pero se mostró confiado en que deja al país en “buenas manos”.

El mandatario fue recibido en el aeropuerto internacional de La Habana por su par cubano, Raúl Castro, y el canciller Bruno Rodríguez. La televisión estatal mostró imágenes de Chávez bajando del avión en ropa deportiva y abrazándose a Castro. El jefe de Estado partió de madrugada del aeropuerto Simón Bolívar, en Maiquetía, donde fue despedido por sus principales colaboradores, entre ellos el vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, a quien señaló como el candidato a votar si por alguna razón no pudiera asumir su nuevo mandato presidencial, el 10 de enero. “¡Hasta la victoria siempre!”, gritó Chávez antes de partir, con el puño en alto. “¡Hasta la vida siempre!”, repitió en una versión modificada del conocido lema del Che Guevara –que hizo suyo– e inmediatamente fue replicada por cientos de usuarios en Twitter.

Además de Maduro, acompañaron al gobernante el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y el ex vicepresidente Elías Jaua. “Acabando de darle un abrazo sentido al comandante Chávez, en Maiquetía, le dije ‘Vaya y vuelva’ y me dijo ‘Claro que volveré, Elías. Amén’”, señaló Jaua en su cuenta en la red social Twitter.

En un acto previo retransmitido también en diferido por VTV, el presidente venezolano advirtió al mando militar sobre eventuales planes desestabilizadores. “El enemigo acecha desde fuera y desde dentro y cualquier circunstancia que ellos crean oportuna para lanzarse de nuevo como hienas contra la patria y entregarla al imperialismo, no la van a desaprovechar”, dijo Chávez. El jefe de Estado se mostró seguro de que tanto el pueblo como el ejército protegerán al país. “Estoy totalmente seguro de que la patria está segura”, señaló. En el acto, Chávez estuvo rodeado de las más altas figuras de su gobierno, entre ellas su vicepresidente, y por el ejército, en el Palacio de Miraflores. “Ahí está el alto mando político, aunque no lo entrego, sin embargo lo delego y está en buenas manos y el alto mando militar está en buenas manos. Así que la República está en buenas manos”, enfatizó. El acto tuvo por objeto la juramentación del ministro de Defensa, Diego Molero Bellavia, nombrado el pasado 29 de octubre por el presidente. “Sólo les pido una vez más fortalecer la unidad y no ceder a la intriga”, agregó. Molero Bellavia también habló. “La Fuerza Armada es leal e incondicional con la revolución, con su pueblo, con lo que usted lidera”, dijo.

Más tarde, y en Caracas, Maduro aseguró, visiblemente emocionado, que le será fiel al mandatario y que Chávez seguirá contando con el pueblo venezolano para próximas batallas. “Chávez nos tendrá por siempre en esta batalla de victoria en victoria. Ahora, más allá de nuestras vidas, vamos a ser leales a Hugo Chávez”, dijo en un acto público. Maduro exhortó a los simpatizantes del jefe de Estado a movilizarse para ganar las elecciones regionales del domingo, en las que los venezolanos elegirán 23 gobernadores (ver aparte). Y agregó que cuando el jefe de Estado anunció el sábado que se sometería a una nueva operación en Cuba, y pidió votar por él en caso de unas nuevas elecciones presidenciales por su ausencia, fue sacudido por sentimientos diversos. “Cuando el presidente el sábado pasado dijo lo que dijo, y que tenía la fortuna de sentirse acompañado, a nosotros se nos metió un sentimiento, porque es verdad, Chávez tiene un pueblo. Hasta más allá de la vida vamos a ser leales con Hugo Chávez. Lo que se está jugando aquí (el domingo) no es una elección más. Aquí en cada elección se juega la patria, el futuro”, expresó con la voz quebrada por la emoción.

Por su parte, Diosdado Cabello acusó a los miembros de la oposición de ser “morbosos” por pedir datos sobre la enfermedad del mandatario y reiteró que Chávez salió de Venezuela solicitando una autorización para ausentarse del país por más de cinco días y nada más, y por lo tanto no hay ninguna causa de falta temporal de las establecidas en la Constitución. “El pueblo venezolano está muy consciente y acompaña al presidente en esta extraordinaria lucha que tiene por la vida en lo personal pero, además, por la vida de la revolución bolivariana”, señaló.

Antes de partir a Cuba, donde además de operarse ha sido sometido a ciclos de radioterapia y quimioterapia, el mandatario obtuvo el permiso de la Asamblea Nacional el domingo para ausentarse del país por un tiempo indefinido. El gobernante seguirá ejerciendo desde la isla sus funciones, como en sus anteriores viajes por motivos de salud. El 10 de enero, según la Constitución, debe reasumir su cargo después de su reelección en octubre. Chávez, de 58 años, se someterá en los próximos días en La Habana a su cuarta operación contra un cáncer detectado a mediados de 2011, tras anunciar el sábado una recurrencia y que la cirugía era “absolutamente imprescindible”.

Tras el arribo de Chávez a La Habana, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, viajó a la isla para visitar a su amigo y aliado político. También se solidarizaron otros presidentes de la región. Y a través de Twitter se realizó un “tuitazo” de apoyo al mandatario.

Compartir: 

Twitter
 

“El enemigo acecha desde fuera y desde dentro”, dijo Chávez antes de partir.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.