EL MUNDO › POR LO MENOS NUEVE MUERTOS EN LAS MARCHAS POR LA PRIMAVERA ARABE EN EGIPTO

Se recordó el derrocamiento de Mubarak

La oposición egipcia, integrada en su mayoría por organizaciones de izquierda y liberales, marchó en todo el país con las mismas consignas que hace dos años: “Pan, libertad, justicia social” y en contra de la hegemonía política de los Hermanos Musulmanes.

Al menos nueve personas murieron ayer y más de 300 resultaron heridas, entre manifestantes y policías, durante diferentes protestas en distintas ciudades de Egipto. Decenas de miles de manifestantes salieron a las calles en el segundo aniversario del inicio de la revuelta que derrocó al dictador Hosni Mubarak. Las protestas estuvieron cargadas de críticas contra el actual mandatario, Mohamed Mursi, y contra su gobierno, al cual le exigieron que cumpla los objetivos de la revolución, al tiempo que reclamaron que se ponga fin al monopolio político de los Hermanos Musulmanes.

La oposición, integrada en su mayoría por organizaciones de izquierda y liberales, llamó a marchar en todo el país contra Mursi y los Hermanos Musulmanes, con las mismas consignas que hace dos años: “Pan, libertad, justicia social”. “Salgamos a las plazas para completar los objetivos de la revolución”, escribió en Twitter Mohamed El Baradei, una de las principales figuras de la oposición laica. En ese contexto se generaron los enfrentamientos con la policía. Los choques más violentos se registraron en Suez, El Cairo y Alejandría.

Todas las muertes se produjeron en las afueras del edificio del ayuntamiento de la ciudad de Suez cuando algunos manifestantes intentaron ingresar en el inmueble por la fuerza, confirmaron fuentes médicas y de seguridad. La cadena Al Arabiya, por su parte, informó que en la ciudad de Ismailia, sobre el canal de Suez, los manifestantes prendieron fuego a la sede del gobernante Partido para la Libertad y Justicia (FJP), fundado por los Hermanos Musulmanes tras la caída de Mubarak, fuerza a la que pertenece el actual presidente. En Luxor, Kafr al Sheij y Mahalla los opositores pidieron “justicia social” y rechazaron “el dominio de los Hermanos Musulmanes”.

En El Cairo, por la tarde, tras la oración del viernes, coincidieron varias protestas en la plaza central Tahrir, donde comenzaron el 25 de enero de 2011 las manifestaciones contra Mubarak. Entre los manifestantes se encontraban el ex secretario general de la Liga Arabe, Amr Mussa, el Premio Nobel de la Paz, Mohamed El Baradei, y el opositor de izquierda Hamdien Sabbahi. Luego de la desconcentración, varios activistas denunciaron abusos. Allí predominaron pancartas gigantes con lemas como: “Abajo la Constitución de los Hermanos Musulmanes” y “El pueblo quiere derrocar al régimen”. Los manifestantes también corearon consignas acusando a la Hermandad de “robar” la revolución, mala administración y de intentar adueñarse de la escena política.

Mientras la mayoría de los manifestantes se concentraba de manera pacífica en Tahrir, decenas de jóvenes se enfrentaron a la policía antidisturbios en la aledaña calle de Al Sheij Raihan, que une la plaza con el Parlamento. Las fuerzas policiales intensificaron las medidas de seguridad en torno del Ministerio del Interior, la sede del gobierno y el Congreso y desplegaron más de 50 vehículos y 12 blindados alrededor de estos edificios.

Otro grupo intentó quitar los alambrados de la entrada principal del Palacio Presidencial de Itihadiya, y Mursi tuvo que usar un acceso lateral para poder ingresar a la sede del gobierno en El Cairo, rodeada de manifestantes, que la policía debió disuadir con gases lacrimógenos.

Los Hermanos Musulmanes, que ungieron a Mursi como su candidato para las elecciones presidenciales del año pasado, no participaron en la protesta, a pesar de que en el primer aniversario de la revolución que derrocó a Mubarak, mientras aún gobernaba el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, habían tenido un papel proponderante. En esta oportunidad, se limitaron a recordar la fecha bajo la consigna “Juntos construimos Egipto”, una iniciativa que integra diversas acciones sociales.

Durante la víspera del aniversario se produjeron enfrentamientos cerca de la plaza entre policías y jóvenes opositores al gobierno, quienes intentaron derribar el muro de hormigón que rodea el barrio aledaño a la sede del gobierno.

En la ciudad portuaria de Alejandría, la policía, que fue agredida con palos y piedras, lanzó gases lacrimógenos a los manifestantes que se habían concentrado ante la sede de los tribunales locales. En el Delta del Nilo (norte), los manifestantes cercaron el edificio de la gobernación en Damiette y lanzaron un ataque contra el patio de otro edificio en Kafr el Sheij.

Mursi, quien el jueves habló de una “contrarrevolución” y había advertido que las protestas estaban dirigidas por remanentes del régimen de Mubarak, pidió a sus compatriotas una celebración “pacífica y civilizada”.

Compartir: 

Twitter
 

Los manifestantes prendieron fuego a la sede del gobernante Partido para la Libertad y Justicia (FJP).
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.