EL MUNDO › ANTE EL GRAVAMEN OBLIGATORIO A LOS AHORRISTAS CHIPRIOTAS

Renunció el presidente de la principal entidad

En protesta por la prevista quita a los ahorristas de la principal entidad del país, Banco de Chipre, su presidente Andreas Artemi, presentó ayer la renuncia. Según fuentes cercanas al banco, Artemi no estaba de acuerdo sobre todo con el monto del gravamen obligatorio impuesto. Antes, el ministro chipriota de Finanzas, Michalis Sarris, manifestó a la emisora BBC que el impuesto a los depósitos de más de 100.000 euros podría llegar al 40 por ciento. Por el momento, se habla de un 30 por ciento. Poco después de que se anunciara la renuncia de Artemi, cientos de empleados del Banco de Chipre se reunieron ante la sede central en Nicosia para reclamar el rescate de la institución financiera y la salida del presidente del Banco Central del país, Panikos Demetriades, a quien culpan por los descalabros que padece el banco.

Los empleados consideran que la tasa a los depósitos de más de 100.000 euros es sólo un primer paso que podría acabar con un desmantelamiento del banco. El portavoz del gobierno, Christos Styliandides, rechazó los temores de los trabajadores en declaraciones a los medios, asegurando que sólo el segundo banco del país, el Laiki, se dividirá en un banco bueno y un banco malo.

Por otra parte, ayer surgieron informaciones que apuntan que ante el cierre de bancos posiblemente se haya retirado dinero a gran escala. El presidente del Parlamento chipriota, Giannakis Omirou, aseguró que investigará la sospecha según la cual se transfirieron cantidades de dinero inusualmente altas al exterior y se realizaron grandes retiros de efectivo de los bancos. En este sentido, Omirou reclamó una lista de transferencias de las últimas semanas. Además, el gobierno en Nicosia investiga si también se transfirieron sumas elevadas al exterior cuando los bancos ya habían cerrado y el home banking no funcionaba.

En tanto, estudiantes molestos con las últimas decisiones económicas se manifestaron frente al Parlamento. El gobierno dijo que los bancos, que se mantienen cerrados desde hace diez días, no abrirán hasta mañana para evitar la fuga de depósitos. La cadena estatal RIK informó que la policía y las fuerzas de seguridad se desplegarán en las entidades de todo el país para evitar posibles incidentes violentos. Los estudiantes, reunidos ante el Parlamento en la capital, Nicosia, reclamaron al gobierno que abandone la Eurozona.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Michalis Sarris (der.) dio algunas precisiones sobre la quita.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.