CULTURA / ESPECTáCULOS › LITERATURA. SE PRESENTA LA REEDICIóN DE EL VICIO ABSOLUTO

Poemas salvados del fuego

Publicada originalmente en 1966, la obra de Rafael Ielpi sobrevivió a la quema de libros emprendida por los militares en su intervención a la Biblioteca Vigil. Ahora reeditada, demuestra la vigencia poética de aquellos textos.

 Por Beatriz Vignoli

"Todos los sonidos se escapan,/ deslíen, se hunden entre las aguas tranquilas", escribía hace más de 40 años Rafael Ielpi (Esquel, Provincia de Chubut, 1939), escuchando "Clouds", de Django Reinhardt. O tal vez no, pero es muy probable, ya que a esta pieza de jazz entre el impresionismo y el ragtime alude el título del poema. La búsqueda de una imposible síntesis entre sonido expresivo y paisaje es método y tema en la primera parte de su primer libro de poemas, El vicio absoluto, cuya primera edición salió en julio de 1966 por la Editorial Biblioteca Vigil. La tirada fue de 1500 ejemplares y el libro tuvo una segunda edición de 6500 ejemplares en 1968: cifras hoy impensables. Recién reeditado, en edición ampliada, como El vicio absoluto. Poemas 1958﷓1965 por Borsellino Impresos (que inicia con este libro su actividad editorial independiente), se presenta hoy a las 19.30 en el Centro de Arquitectura y Diseño El Túnel (Córdoba 954, subsuelo). Los oradores serán el poeta y periodista Sebastián Riestra (autor del prólogo) y el autor del libro.

Radicado en Rosario desde los 10 años, Rafael Ielpi es más conocido por ser director del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa y autor de la saga de investigación historiográfica urbana local que se inicia con Prostitución y Rufianismo, en colaboración con Héctor Zinni (1ª. edición: Editorial Encuadre, 1974). En 1984 se estrenó en el Teatro La Comedia la "crónica cantada" La Forestal. Un hachazo a la dignidad del hombre, sobre textos suyos con música de Jorge Cánepa y José Luis Bollea; ese año se grabó una adaptación de la obra original por Enrique Llopis, quien también musicalizó sus Viajeros y desterrados. Los marginados y explotados también protagonizan su libro de cuentos No juegues con gitanas (1991, Editorial Krass Artes Plásticas).

La actualidad del poemario de Ielpi es impresionante. Todavía no se había puesto en marcha el proyecto iconoclasta y coloquialista de la revista El Lagrimal Trifurca, de modo que templar una lírica entre las sonoridades del siglo de oro, los neologismos y arcaísmos modernistas, las imágenes del paisaje litoraleño y el tono de spleen de Baudelaire era todavía una práctica plausible. Y volvió a serlo, a partir de la segunda mitad de los ochenta. Para el gusto de hoy puede sonar extraña la retórica de la enunciación, en la primera parte al menos, pero lo demás es un regreso bienvenido.

Una segunda parte, intensa, de alta lírica, marcada por el desencanto de la pasión, y una tercera de intertextos completan el libro, que fue elogiado en 1994 por el poeta Aldo Oliva. Esta tercera parte abre el yo lírico no sólo a un diálogo con los autores de las lecturas de juventud sino a las cuestiones éticas y políticas que signarán su producción siguiente. El "¿Diré acaso...?" con que abre el libro es reemplazado por un "dijiste".

Es novelesca (Ielpi califica de "milagrosa") la forma en que se recuperaron los poemas inéditos del mismo período que se incluyen en esta nueva reedición del libro. Cuenta el autor que fueron encontrados en una carpeta de originales por Rodolfo Vinacua, ex asesor literario de la Editorial Biblioteca. Poco antes del golpe de 1976, Vinacua se exilió a España, donde falleció pocos años después. La Biblioteca Popular Constancio C. Vigil fue intervenida por decreto de la dictadura militar el 25 de febrero de 1977. Miles de libros de la editorial y de la biblioteca fueron quemados por la barbarie genocida.

Pero llegaron, desde una carpeta salvada de entre los papeles de la Vigil, los poemas del joven que premonitoriamente escribía: "que entre cenizas has de convivir/ y entre ruinas gozar/ y entre memorias considerar gravemente/ lo inevitable y portentoso del fuego".

Compartir: 

Twitter
 

Ielpi en el Concejo Municipal, en 2009, cuando fue reconocido como Ciudadano Ilustre
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.