EL MUNDO

Fracasar en un alto el fuego que a nadie importa

Israel, con respaldo de George W. Bush, sólo aceptará un desmantelamiento total de las redes terroristas. Y ayer siguió la violencia.

La tregua de parte de las facciones palestinas continuaba en suspenso, pero esa decisión parecía cada vez más irrelevante, debido a que Estados Unidos e Israel dijeron que no aceptarán nada menos que el desmantelamiento de todas las redes terroristas, y la violencia palestina, de cualquier manera, seguía. El líder palestino Yasser Arafat dijo que en las próximas horas se anunciaría el acuerdo de cese de fuego (por tres meses) de parte de Hamas, Jihad Islámica y las Brigadas Al Aqsa, pero varios voceros de estas organizaciones lo desmintieron. Mientras, las fuerzas israelíes mataron a dos suicidas palestinos en el norte de Israel cuando se disponían a cometer un atentado y un israelí murió a balazos al ser atacado por un muchacho de 15, quien a su vez fue herido y capturado por fuerzas israelíes cerca de Baqa al Gharbiya, localidad israelí cercana a la “línea verde” que separa a Israel de Cisjordania.
Fuentes de la Autoridad Palestina anunciaron que el borrador con el compromiso para el alto el fuego alcanzado entre las facciones radicales en el exilio fue transferido a Arafat. Agregaron que el premier palestino, Mahmud Abbas recibirá un documento similar para su estudio, en tanto los representantes locales de Hamas, la Jihad y las Brigadas Al Aqsa –brazo armado de Al-Fatah, movimiento que lidera Arafat– mantienen el suspenso sobre si aceptan o no el cese de las hostilidades. Se trata de una tregua unilateral de tres meses, aunque con condiciones que debe cumplir Israel, como la de cesar los “asesinatos selectivos”, la demolición de viviendas en Cisjordania y Gaza y liberar a unos 5000 prisioneros, precisó el legislador. Uno de los principales líderes del Movimiento de la Resistencia Islámica, Hamas, Abdel Aziz Rantisi, declaró en Gaza que no decidirían sobre la tregua sino en “los próximos días”. Según Rantisi, “en el interior del movimiento deben ser tomadas algunas medidas antes de una decisión final”. Asimismo, la Jihad Islámica y Hamas advirtieron que las posibilidades de una tregua con Israel menguaban, a raíz de estos ataques “selectivos” contra los grupos armados. “No hay acuerdo. No hay nada. No hay ningún papel que hable de un alto el fuego de tres meses”, afirmó Ismail Hanyeh, un alto miembro de Hamas en Gaza. De este modo, la organización respondía a las declaraciones del mediador de Al-Fatah Faris Kadura, quien dirigió las negociaciones en Damasco y que ayer declaró a la radio israelí que Hamas y Jihad han llegado a un acuerdo básico para pactar un alto el fuego con Israel. Faris dijo además que el acuerdo fue mediado por Marwan Barguti, considerado el líder de la Intifada (levantamiento palestino) y que está siendo juzgado en Israel.
Pero todo esto importa poco, porque se trata, en el mejor de los casos, de esfuerzos para llevar a un resultado en que ninguno de los interlocutores de Israel está interesado. Con el respaldo del escepticismo del presidente estadounidense George W. Bush, las autoridades israelíes indicaron que no estaban interesadas en un alto el fuego temporario. “La verdadera prueba para Hamas y las organizaciones terroristas es el desmantelamiento total de las redes terroristas, de su capacidad de hacer fracasar el proceso de paz. Tal será la verdadera prueba”, había declarado Bush. El canciller israelí Sylvan Shalom señaló ayer que un alto el fuego provisorio sería “una trampa” para el proceso de paz en la región, conocido como Hoja de Ruta. Israel “no puede aceptar” un alto el fuego como un sustituto del arresto de extremistas y de la confiscación de sus armas, dijo a la radio israelí.

Compartir: 

Twitter
 

Colonos judíos festejan una movida de la Suprema Corte.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.