EL MUNDO › RUSIA ACUSó DE ESPíA A UN DIPLOMáTICO DE EE.UU.

Sospechoso con peluca

El Servicio de Seguridad Federal ruso (FSB) capturó ayer a un presunto agente estadounidense que trabajaba para la CIA. La inteligencia rusa identificó al detenido como Ryan Christopher Fogle, quien es tercer secretario del departamento político en la Embajada de Estados Unidos en Moscú. El diplomático fue atrapado justo cuando, disfrazado con una peluca rubia (foto), intentaba reclutar como espía a un funcionario de los servicios secretos rusos. Según las autoridades locales, Fogle es agente de la CIA y al momento de su apresamiento contaba con medios técnicos especiales, implementos para cambiar la apariencia física, papeles con instrucciones para el agente ruso al que pretendía reclutar y una importante suma de dinero. La agencia rusa de noticias Interfax informó que el detenido fue llevado a las dependencias del FSB y, tras un largo interrogatorio, entregado a representantes de la Embajada de Estados Unidos.

Rusia declaró persona no grata al diplomático y exigió su inmediata repatriación a Estados Unidos, según una nota oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso. Fogle, al contar con inmunidad diplomática, no puede ser arrestado. EL FSB, por su parte, afirmó que el espía que el funcionario trató de captar se especializa en el Cáucaso, una región del sur del país que incluye a las repúblicas de Daguestán y Chechenia y donde opera la insurgencia islamista. Los dos hermanos sospechosos de cometer un atentado durante el Maratón de Boston del mes pasado eran de origen checheno, y el mayor de ellos estuvo seis meses en Daguestán el año pasado. Investigadores estadounidenses estuvieron trabajando junto a colegas rusos para tratar de determinar si el sospechoso Tamerlan Tsarnaev se conectó con organizaciones islamistas armadas en Daguestán, y los presidentes Barack Obama y Vladimir Putin acordaron recientemente redoblar la cooperación contraterrorista. “Mientras los presidentes de nuestros países mostraron su disposición a ampliar la cooperación bilateral, incluido el ámbito de los servicios secretos para la lucha antiterrorista, provocaciones como ésta y al estilo de la Guerra Fría no ayudan a la confianza mutua”, expresó la Cancillería rusa.

La televisión local mostró fotografías del momento de la detención. Allí se ve cómo un agente ruso reduce a Fogle, quien portaba peluca y una gorra. “Ultimamente, los servicios de inteligencia estadounidenses realizaron reiterados intentos de reclutar a agentes de las fuerzas de seguridad y servicios secretos rusos, todos ellos registrados y vigilados por el contraespionaje del FSB”, dijo el organismo de inteligencia ruso a través de un comunicado. El embajador de Estados Unidos en Moscú, Michael McFaul, fue citado por la Cancillería rusa para pedirle explicaciones, pero no se divulgaron declaraciones oficiales. En Washington, la Casa Blanca remitió cualquier pregunta al Departamento de Estado, pero éste no hizo comentarios hasta el momento. La CIA tampoco quiso hacer declaraciones, informó la cadena CNN.

Las historias de espionaje entre Estados Unidos y Rusia tienen innumerables capítulos, aunque el caso de Fogle es el primero en que un diplomático destacado en suelo ruso es acusado abiertamente de ser agente. El episodio previo más sonado se produjo hace tres años, cuando Washington entregó a Moscú un grupo de diez espías entre los que se encontraba Anna Chapman, quien luego se convertiría en una estrella de televisión. La entrega se consumó a cambio de que Rusia liberara a tres espías rusos que cumplían condena en Moscú por trabajar para los servicios secretos estadounidenses.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.