EL MUNDO › RAJOY Y PASSOS COELHO PIDEN AVANCES CON LA UNIóN BANCARIA

Reclamos de España y Portugal a la Unión Europea

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, reclamaron ayer más ayuda por parte del bloque europeo para resolver la crisis.

Tras una reunión bilateral celebrada en el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo de Madrid, Rajoy explicó en conferencia de prensa que ambos mandatarios creen que la Unión Europa puede y debe hacer más. “No tenemos tiempo que perder, los próximos meses serán muy importantes”, subrayó el jefe del Ejecutivo español junto a Coelho, el primero del derechista Partido Popular (PP) y el segundo de la socialdemocracia portuguesa.

Ambos insistieron también para avanzar en la integración e intensificar esfuerzos para que el crédito llegue a las empresas y combatir el desempleo juvenil. “El test de credibilidad de Europa es la unión bancaria”, añadió Rajoy.

La reiterada demanda de los mandatarios de las castigadas economías del sur de Europa llega después de que el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, advirtiera que la unión bancaria no podrá completarse sin una reforma de los tratados europeos, algo que implicaría varios años. Rajoy reiteró también el compromiso de los gobiernos español y el portugués de continuar con las reformas para modernizar y hacer más competitivas las economías de ambos países, así como con el saneamiento de las cuentas públicas para generar confianza. No obstante, indicó que es necesario que la UE adopte medidas en paralelo a los esfuerzos nacionales.

En ese sentido, exigió que se concluya el marco financiero del bloque europeo para desplegar cuanto antes el fondo de empleo juvenil, los nuevos fondos de cohesión o la Política Agraria Común (PAC).

En la misma línea, el primer ministro de Portugal, Passos Coelho, exigió una respuesta europea más intensa. “En Portugal y España no podremos vencer la crisis si no se toman las medidas necesarias, pero solos no podremos vencer la crisis”, remarcó.

“El euro no se va a romper y Europa seguirá siendo nuestro marco común”, subrayó el mandatario español, al tiempo que anunció que Madrid y Lisboa intensificarán sus contactos para plantear nuevas medidas a la UE.

Además, Rajoy respondió a la prensa sobre las últimas protestas en rechazo de las recetas neoliberales de su gobierno, como los recortes y su reforma laboral que, lejos de frenar la sangría del desempleo, elevaron en un año el número de desocupados hasta la cifra record de 6,2 millones de personas.

Tres días después de que los indignados españoles volvieron a salir a la calle con motivo del segundo aniversario de la irrupción del movimiento de protesta contra la hegemonía neoliberal, Rajoy volvió a afirmar que comprende el descontento, pero reiteró que su política sacará a España y Europa de la crisis. “Soy consciente de que estamos tomando decisiones que no le gustan a mucha gente. Sinceramente, creo que la política económica tiene un sentido, y sé que mucha gente no la comparte, pero más pronto que tarde va a sacar a Europa de la crisis”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Los primeros ministros se reunieron en La Moncloa.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.