EL MUNDO › SUDáFRICA EN VILO POR MANDELA. SU HIJA VIAJó DESDE ARGENTINA

Madiba, grave y estable

El estado de salud del ex presidente Nelson Mandela, de 94 años, sigue siendo grave desde que fue hospitalizado el sábado, anunciaron en la mañana de ayer las autoridades sudafricanas, después de 48 horas de un silencio que preocupó al país. “El ex presidente Nelson Mandela sigue hospitalizado y su estado es estable. Madiba fue ingresado el 8 de junio de 2013 para ser atendido en un hospital de Pretoria por una infección pulmonar”, indicó la presidencia en un breve comunicado, utilizando su nombre de clan, adoptado por la gran mayoría de los sudafricanos. “El presidente Jacob Zuma reitera su llamado a Sudáfrica a orar por Madiba y su familia durante este período”, añadió el gobierno.

El vocero de la presidencia, Mac Maharaj, había anunciado el sábado por la mañana la hospitalización por una neumonía, en estado grave, del héroe de la lucha contra el apartheid, que estaba nuevamente enfermo desde hacía algunos días. Se trata de su cuarta internación desde diciembre. El nombre del establecimiento de Pretoria donde es atendido no fue divulgado, tal como sucedió con sus anteriores hospitalizaciones. Sin embargo, decenas de periodistas acampaban ante un hospital especializado de la capital donde aparentemente fue ingresado. Dos hijas de Nelson Mandela y varios de sus nietos fueron vistos allí el domingo.

El Star de Johannesburgo, sin citar fuente alguna, afirmaba que la familia había limitado las visitas a los familiares, prohibiendo sobre todo el acceso al hospital a los jerarcas del partido Congreso Nacional Africano (CNA, en el poder). Ningún miembro de la familia quiso confirmar esta información. El portavoz del CNA, Keith Khoza, dijo que no estaba al tanto. “Vi a mi padre y está bien. Es un luchador”, declaró al diario británico The Guardian la hija del ex presidente, Zindzi, la única integrante de la familia que rompió el silencio.

“Nosotros queremos crear un ambiente propicio para su restablecimiento”, explicó Mac Maharaj. “Por lo tanto, los seres amados más cercanos van a verlo, eso es todo, nada más”, dijo. “El es atendido, y queremos que sea cuidado en las mejores condiciones para su familia”, agregó. Esta declaración se debe sin duda alguna a la falta de evolución importante en un sentido o en el otro, y el único boletín de salud publicado el sábado por la mañana –estado “inquietante, pero estable”– sigue vigente.

Zenani Mosizwe Dlamini, primogénita de Mandela y embajadora de su país en la Argentina, viajó el domingo a Pretoria y visitó a su padre, dijo a la AFP una fuente de la embajada. “La embajadora viajó a Sudáfrica y fue a ver a su padre”, señaló escuetamente el viceembajador Mbulelo Mtilwa, quien añadió que se comunicó ayer con Zenani Mosizwe, sin dar más detalles. Zenani Mosizwe Dlamini, embajadora en Buenos Aires desde 2012, es la primera hija del líder sudafricano y Winnie Mandela y ex esposa del príncipe Thumbumuzi Dlamini de Swazilandia, de quien conserva su apellido y su título real. La embajadora sudafricana en la Argentina es la primera de los tres hijos aún vivos de Mandela en participar de la actividad pública.

Por otra parte, la Unión Africana hizo votos por una pronta mejoría del ex presidente sudafricano. “Mando fervorosas oraciones y mensajes de recuperación de todos los trabajadores de la Comisión”, afirmó en un comunicado la presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini-Zuma. “Nos gustaría infundirle valor y pedirle que aguante”, afirmó Dlamini-Zuma, también sudafricana. Mandela parecía muy debilitado en las últimas imágenes difundidas a fines de abril, en ocasión de una visita a su domicilio de los principales dirigentes del CNA, que provocó un escándalo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.