EL MUNDO › UN EFECTO EN BEIRUT DEL CONFLICTO CIVIL DE LA VECINA SIRIA

Atentado en un feudo del Hezbolá libanés

Al menos 53 personas resultaron heridas ayer por la explosión de un coche bomba en un barrio del sur de Beirut, considerado feudo del grupo chiíta libanés Hezbolá. Según informó el ministro de Salud del Líbano, Ali Jalil, sólo doce de los heridos permanecen hospitalizados y el resto ha sido dado de alta, aunque el hecho debe dimensionarse en las reacciones que puede haber en un momento de inestabilidad interna, sobre todo por los distintos posicionamientos respecto de la guerra civil en la vecina Siria.

“Según un balance definitivo, hubo 53 heridos, pero sólo 12 siguen hospitalizados. Dos tuvieron que ser operados”, afirmó el ministro de Salud libanés, Ali Hasan Jalil. El coche estalló en un estacionamiento cercano a un centro islámico del barrio de Bir el Abad, según el canal de televisión Al Manar, afín a Hezbolá, que mostró imágenes de una densa humareda y equipos de bomberos y ambulancias trasladándose a la zona. La explosión causó un hoyo de dos metros de profundidad y tres de diámetro, según la Agencia Nacional de Noticias libanesa (ANN). El ejército confirmó en un comunicado el estallido del coche bomba y aseguró que ya comenzó las investigaciones sobre lo ocurrido.

El presidente libanés, Michel Suleiman, condenó en un comunicado el atentado, que “recuerda las páginas negras que vivieron los libaneses”, e instó al diálogo y al respeto de la seguridad de los ciudadanos “al margen de sus orientaciones políticas”. Por su parte, el primer ministro saliente, Nayib Mikati, criticó los supuestos planes destinados a crear disturbios en el Líbano y pidió a los libaneses que alcancen un acuerdo para sacar al país de la crisis.

El ministro saliente de Interior, Maruan Charbel, visitó el lugar del atentado, que calificó de “acto criminal”, pero fue atacado allí por un grupo de personas que fueron dispersadas con disparos al aire, según medios locales, que informaron de un herido en ese suceso. La situación de seguridad en el Líbano se deterioró desde el estallido del conflicto sirio en marzo de 2011, con distintos ataques en la frontera y enfrentamientos entre partidarios y detractores del presidente sirio, Bashar al Assad, en distintas partes del país.

Esta explosión es el mayor desafío lanzado al Hezbolá desde su implicación directa en la guerra siria junto a las fuerzas del régimen de Bashar al Assad. El pasado 26 de mayo, cuatro personas resultaron heridas al caer dos cohetes en el suburbio del sur de Beirut.

Compartir: 

Twitter
 

El estallido de un coche bomba causó decenas de heridos.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.