EL MUNDO › EL PRESIDENTE DE VENEZUELA CONTESTO CRITICAS DE UNA EMBAJADORA

Maduro rompe relaciones con Estados Unidos

Venezuela dio por terminado el acercamiento iniciado en junio con Estados Unidos para normalizar sus relaciones, ya afectadas por el caso Snowden, debido a críticas de la futura embajadora de Washington ante la ONU, Samantha Power. “Ratifico que doy por terminadas todas las conversaciones iniciadas en Guatemala con John Kerry”, dijo ayer el presidente venezolano Nicolás Maduro al validar el comunicado de la Cancillería que la noche del viernes dio por terminados los contactos iniciados hace mes y medio en Guatemala. Power había afirmado que lucharía contra la represión que, según ella, existe en Venezuela. Maduro calificó su actitud de injerencista y además aseguró que tendría tolerancia cero frente a las agresiones del gobierno estadounidense. “No me voy a calar (aguantar) una agresión más. Ya basta”, advirtió.

En junio en Guatemala, durante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el canciller venezolano, Elías Jaua, acordaron reabrir un diálogo bilateral de alto nivel, en busca de restablecer embajadores, retirados en 2010 tras tensiones políticas. La cancillería dijo haber tomado la decisión de poner fin a ese acercamiento tras el respaldo que dio el viernes el Departamento de Estado a Power, quien el miércoles aseguró ante el Senado que, de ser ratificada en el cargo, luchará contra la represión en Venezuela. “Sus opiniones irrespetuosas han sido hoy avaladas y respaldadas por el Departamento de Estado, contradiciendo el tono y el contenido de lo expresado por el secretario de Estado en Guatemala”, agregó la cancillería.

Las declaraciones de Power, nominada por el presidente estadounidense Barack Obama como embajadora ante la ONU, habían sido calificadas el jueves de infames por Maduro, quien exigió una rectificación inmediata a Washington.

La Cancillería envió una nota de protesta el viernes a la Embajada de Washington en Caracas, pero el Departamento de Estado defendió las críticas de Power. “Cuando se trata de Venezuela, continuaremos expresando nuestro firme apoyo al fortalecimiento de las instituciones democráticas, respeto a la libertad de expresión, protección de la sociedad civil y mejoramiento del diálogo interno”, afirmó la portavoz Marie Harf. Por su parte, la Cancillería calificó de inaceptable e infundada esa preocupación, pues el gobierno de Venezuela demostró el respeto a los derechos humanos, según afirmó el gobierno de Maduro.

Compartir: 

Twitter
 

“No me voy a aguantar una agresión más”, advirtió Maduro.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.