EL MUNDO › EN SU DISCURSO EN ILLINOIS LE HABLó A LA CLASE MEDIA

Obama promete el sueño americano

 Por David Usborne *

En un arrollador discurso sobre el estado de la economía en su estado de Illinois, Barack Obama advirtió ayer que el obstruccionismo en Washington acompañado por un aumento en las desigualdades de ingresos y por una debilitada clase media están amenazando la misma esencia de Estados Unidos y lo que representa. En el primero de una serie de discursos a través del país, Obama prometió dedicar el resto de su segundo período a reforzar los pilares de la seguridad de la clase media.

En Knox College, en Galesburg, dijo: “Lo que necesitamos no es un plan de tres meses, ni siquiera un plan de tres años, sino una estrategia estadounidense de largo tiempo, basada en un esfuerzo firme, persistente, para revertir las fuerzas que han conspirado contra la clase media durante décadas. He hecho mi última campaña”, le dijo el presidente Obama a una audiencia de profesores y estudiantes. “No tengo la intención de esperar para enfrentar los temas que importan. Me importa una cosa y una cosa sola, y es cómo usar cada minuto de los 1276 días que quedan de mi gestión para que este país funcione para los trabajadores estadounidenses nuevamente. Porque creo que aquí es donde Estados Unidos necesita ir.”

La mayoría de las recetas de Obama son familiares. Pero dijo que si los republicanos en la Cámara de Representantes trataban de bloquearle el camino, él buscaría ayuda de las fuerzas del sector privado y donde fuera posible sortear al Congreso para que las cosas se hagan. Su filosofía es hacer crecer la economía del medio hacia afuera en lugar de arriba hacia abajo, con el foco en la inversión en educación y reparando la envejecida infraestructura. Algunos republicanos se burlaron del discurso diciendo que ya lo habían oído antes. Eso llevó a un revoleo de ojos en el campo de Obama. “Parece haber un esfuerzo para no darle importancia al hecho de que el presidente es consistente cuando habla sobre lo que necesitamos hacer”, dijo su vocero Jay Carney. Obama dijo que el estadounidense promedio ganaba menos que en 1999, mientras que las ganancias para un alto ejecutivo habían aumentado un 40 por ciento en cuatro años. “Esta creciente desigualdad no es solamente mala moralmente: es mala economía. Cuando los peldaños de la escalera de oportunidad están cada vez más separados, socava la misma esencia de este país. Quedarse quieto no debería ser una opción”, aseguró Obama. Mientras les advertía a los demócratas que necesitarán cuestionar las antiguas presunciones y aceptar cambios a los programas federales, sus palabras más fuertes fueron dirigidas a los republicanos que se le oponen en el Congreso.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.