EL PAíS › LOS PRECANDIDATOS A SENADORES DE UNEN DEBATIERON EN TELEVISIóN

Macri, el gran ausente

Terragno, Solanas y Prat Gay apuntaron al gobierno nacional. No mencionaron a Macri ni se hicieron mayores críticas entre sí.

 Por Sebastian Abrevaya

Los candidatos a senadores del frente Unen tuvieron ayer su primer debate televisivo. Tanto Rodolfo Terragno (Sumá+) como Alfonso Prat Gay (Juntos) y Fernando “Pino” Solanas (Coalición Sur) apuntaron sus críticas contra el gobierno nacional y no mencionaron siquiera en una oportunidad al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. Con el desafío de diferenciarse para captar votos dentro del frente y de no agredirse para no perder votantes después de las primarias, el debate transcurrió sin sobresaltos y las grietas internas se abrieron detrás de cámara. En un pasillo, Elisa Carrió se cruzó con Martín Loustau, su competidor en la lista de Terragno, y le advirtió que en el próximo debate para Diputados ella no iba a ser tan “respetuosa” como Solanas ante alguna chicana de sus adversarios. Molesta por la actitud de algunos de sus ex compañeros de ruta, la chaqueña no le dirigió el saludo a Alfonso Prat Gay ni al radical Ricardo Gil Lavedra, que estaba de cumpleaños.

En la puerta de los estudios de Todo Noticias se podía ver ayer la camioneta de campaña de Juntos, plotteada con la foto de sus tres principales candidatos (Prat Gay, Victoria Donda y Ricardo Gil Lavedra) y un gran colectivo con los colores y las imágenes de Terragno y Lousteau, de Sumá+. Los tres precandidatos estaban acompañados por nutridas delegaciones de sus listas. Carrió, Fernando Sánchez, Fernanda Reyes, Alcira Argumedo y Roy Cortina le hacían el aguante a Solanas, vestido con su clásica polera y un saco marrón a cuadros. Donda, Gil Lavedra, Humberto Tumini y Sergio Abrevaya apoyaban al ex titular del Banco Central, más descontracturado, con un ambo negro y sin corbata. Lousteau, Adrián Ramos, Carla Carrizo, Mabel Bianco y el titular de la UCR Capital, Emiliano Yacobitti, seguían al ex senador, de saco sport y corbata a rayas celestes y blancas. No fue invitado al debate César Wehbe, candidato de la cuarta lista que compite en el frente y que lleva a Leandro Illia a la cabeza de su lista de diputados.

“No estoy acá para una banca ni para una elección. No somos una opción efímera”, arrancó su presentación Prat Gay, en alusión a las declaraciones de Solanas, quien había condicionado la continuidad de la alianza al resultado de la elección de octubre. Durante sus primeras exposiciones, el economista remarcó que la lista Juntos apunta a darle continuidad a la alianza después de la elección para pelear el gobierno en 2015 y propuso que la UCR, el FAP, el GEN y el resto de los partidos integren un mismo bloque legislativo. “¿Quién está en condiciones de gobernar?”, preguntó Prat-Gay, sacando chapa de sus años como titular del Banco Central. A pesar de que su relación con Carrió está rota, delante de cámara el economista le dedicó un pasaje elogioso al reconocer su “liderazgo ético indiscutible”. Un mensaje que apuntó a sumar adhesiones de los votantes de Carrió que prefieran cortar boleta para la categoría de senador.

El caballito de batalla de Solanas, la lucha contra la corrupción que “hace veinte años” vienen dando junto a Carrió, sufrió las réplicas de los otros dos precandidatos. “A la corrupción hay que prevenirla y para eso hay que gobernar”, replicó Prat Gay. “Con la denuncia no alcanza. ¿Qué ganamos si después los corruptos caminan por las calles? Y hay que hacer algo hoy, no podemos esperar a que lleguemos al poder”, dijo Terragno, quien explicó que ya tiene presentados proyectos para acortar a dos años el plazo para juzgar esos delitos.

Más medido que en otros debates, Pino repuntó con su denuncia por “la década fracasada”. “La Presidenta les miente a los argentinos”, disparó el cineasta, y lanzó su artillería de críticas por el Indec, la soberanía energética, la ley de tierras, la reforma judicial y “las muertes de Once”. Después de escuchar a sus rivales poner en valor su experiencia de gestión y su vocación de construir una alternativa de poder de cara al 2015, Solanas les recordó sus pertenencias de gobierno: “No les envidio los gobiernos en los que estuvieron”, señaló en referencia a la Jefatura de Gabinete en el período de la Alianza de Terragno y la presidencia del BCRA durante el kirchnerismo de Prat Gay.

“No podés decir, yo bajé la inflación”, lo frenó en un momento Terragno a Prat Gay, envalentonado en su discurso. El ex senador le remarcó que la inflación no la baja una persona, sino que confluyen un conjunto de factores y decisiones. Así como al pasar, Terragno fue el único que dijo que era necesario derrotar al kirchnerismo “y al PRO” en 2015. Prat-Gay, en cambio, dijo que deberían seducir a aquellos jóvenes “militantes del PRO que no son de derecha” y también a los kirchneristas “que no están muy convencidos”.

El debate de los candidatos a senadores de tres fuerzas que competirán en las PASO terminó sin un “vencedor” claro. La próxima semana se medirán los diputados, que ya prometen un poco más de tensión.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.