EL MUNDO › WASHINGTON Y LONDRES EVACUAN SUS EMBAJADAS E INSTAN A SUS CIUDADANOS A IRSE DE ESE PAíS

Yemen, tierra hostil para EE.UU. y el Reino Unido

Estados Unidos envió dos aviones militares de transporte a Yemen para evacuar a sus ciudadanos, por una alerta terrorista producida dos días después del cierre de diecinueve embajadas estadounidenses en Medio Oriente y el norte de Africa.

Los gobiernos de Estados Unidos y del Reino Unido instaron ayer a sus ciudadanos a abandonar inmediatamente Yemen. Además, ordenaron evacuar de forma temporal a su personal diplomático, por los crecientes temores a un ataque de la red fundamentalista islámica Al Qaida. Según la cadena CNN, Washington envió dos aviones militares de transporte a Yemen para evacuar a sus ciudadanos. La alerta, producida dos días después del cierre de 19 embajadas estadounidenses en Medio Oriente y el norte de Africa, fue provocada por la intercepción de varios mensajes electrónicos entre los máximos dirigentes de Al Qaida, en los que comentaban su intención de llevar a cabo un ataque con motivo del fin de la celebración religiosa del Ramadán. Es poco habitual interceptar comunicaciones entre altos líderes de la organización islámica, por lo que la CIA, el Departamento de Estado y la Casa Blanca, así como miembros del Congreso, fueron informados sobre el tema y las autoridades norteamericanas no se refirieron a cómo se obtuvo la información.

“Los ciudadanos estadounidenses que se encuentren en Yemen deben partir”, advirtió la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki en un comunicado en el que subraya que la posibilidad de ataques terroristas es elevada. “Los ciudadanos estadounidenses que permanezcan en Yemen deben limitar los viajes no esenciales dentro del país, ser conscientes de su entorno, en sus residencias, hacer sus propios planes de contingencia de emergencia, inscribir su presencia en el país y proporcionar su información de contacto de emergencia”, enfatizó Psaki. También sugirió que la amenaza terrorista tiene su punto fuerte en Yemen, donde se encuentra la base de la red fundamentalista en la península Arábiga (AQAP). “Hemos hablado de nuestra preocupación por AQAP, y todos sabemos dónde se encuentra la sede de AQAP”, dijo la portavoz.

Sin hacer comentarios sobre la maniobra de inteligencia específica que permitió obtener esta información, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, calificó, el lunes, de “significativa” la amenaza y aseguró que la estaban tomando en serio. “Por precaución, tomamos las medidas que anunció el Departamento de Estado”, sostuvo.

Paralelamente, el Foreign Office británico tomó una medida similar al solicitar a sus ciudadanos omitir viajes al país y advertirles de que abandonen ese territorio. “La situación en Yemen sigue siendo volátil, con disturbios, enfrentamientos violentos y amenazas de secuestros por parte de tribus armadas, criminales y terroristas”, cuando se acerca el fin de Ramadán, insistió el Foreign Office.

Aunque Washington confirmó la magnitud y credibilidad de la amenaza, aún no se especificó qué tipo de atentado u objetivo podría tener la amenaza, ni dónde podría materializarse. Los protagonistas de la correspondencia interceptada son el líder de Al Qaida, Ayman Al-Zawahiri, y el responsable de AQPA, Nasiral-Wahishi, considerado el nuevo número dos de la red fundamentalista.

La identidad y relevancia de ambos interlocutores convenció al Pentágono de la necesidad de extremar las alertas. Yemen, entretanto, publicó los nombres de 25 sospechosos de planear atentados contra instituciones privadas y públicas y anunció una recompensa de 23 mil dólares por cualquier información que lleve a capturarlos.

Por otra parte, Psaki rechazó la afirmación del gobierno yemení de que la salida de la mayor parte del personal estadounidense en el país beneficiaría a los extremistas y aseguró que la medida responde a una amenaza específica e inmediata. “Estamos ciertamente en desacuerdo con eso”, afirmó.

El personal no imprescindible que trabajaba en la embajada de Estados Unidos en Yemen salió ayer del país en un vuelo con destino a Alemania, según la portavoz. El embajador estadounidense en Yemen, Gerald M. Feierstein, se encontraba ya en Washington debido a un viaje planeado con anterioridad cuando el Departamento de Estado decidió reducir su personal en ese país, explicó Psaki.

Paralelamente, el secretario de Estado, John Kerry, telefoneó al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, para subrayar que su país sigue comprometido en la cooperación antiterrorista con Yemen, indicó la portavoz. “Esto ha sido una respuesta a una amenaza específica e inmediata, pero seguimos trabajando con los yemeníes en una serie de asuntos. No esperamos que esto impacten nuestra relación con ellos”, apuntó Psaki.

En tanto, al menos cuatro supuestos miembros de AQPA murieron ayer en un bombardeo con drones no tripulados ordenado por Estados Unidos en el norte de Yemen. El pasado 1º de agosto, otros cuatro sospechosos fallecieron en un ataque similar. AQPA fue en los últimos tiempos una de las secciones más activas de la red.

La tensión global tras el anuncio impactó también en otros países europeos. El consulado de Estados Unidos en Milán debió ser evacuado y registrado a fondo ayer debido a una alarma de bomba que llegó a la legación a través de una carta. Una hora después la situación se normalizó.

El lunes, en Berlín, tras una reunión de crisis para analizar la situación, el gobierno alemán envió instrucciones a sus embajadas en el mundo árabe –especialmente en Siria, Irak, Libia y Egipto– para que extremen sus precauciones. Francia, que el lunes había decidido cerrar su legación en Saná, decidió ayer mantener dicha medida hasta el jueves, mientras que Bélgica decidió reforzar la presencia y control policial en determinados lugares, como los aeropuertos.

Compartir: 

Twitter
 

Después de la alerta, un grupo de mujeres se acerca a la zona de salidas internacionales del aeropuerto de Saná, Yemen.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.