EL MUNDO › UNIFICAN PENAS DEL CASO MANNING

Alivio para el soldado

 Por David Usborne *

Una jueza militar sembró dudas ayer sobre la escala del daño infligido por las filtraciones de Bradley Manning de información clasificada, fallando que alguna de la evidencia presentada por gobierno de Estados Unidos es inadmisible. Mientras se prepara para sentenciar a Bradley Manning por pasar información secreta a Wikileaks, la jueza Denise Lind dijo que ella sólo admitiría evidencia de los efectos escalofriantes que sus acciones han tenido sobre la diplomacia estadounidense, sólo si estos efectos fueron observados directamente después de que la información se hiciera pública. El fallo a favor de la defensa llegó en la segunda semana de la fase de la sentencia del juicio.

El mes pasado, Manning fue hallado culpable en 20 cargos, incluyendo seis violaciones a la Ley de Espionaje, cinco cargos de hurto de propiedad del Estado y un cargo de fraude informático federal por filtrar cientos de miles de cables e informes de campos de batalla después de haber sido enviado en 2009 a Bagdad como analista de inteligencia. El martes de la semana pasada, Manning fue exonerado de “ayudar al enemigo”, el cargo más grave que pesaba sobre él y por el que afrontaba la pena de muerte o de cadena perpetua sin posibilidad de solicitar la libertad provisional jamás. Ayer la jueza Lind aceptó una moción de la defensa para juntar algunos de los veredictos culpables, bajando el máximo de cárcel de 136 a 90 años. La defensa había pedido que se redujera a 80 años.

Las dos decisiones han alentado a la defensa y a las legiones de partidarios de Manning alrededor del mundo, ofreciendo la esperanza de que a pesar de los muchos veredictos de culpabilidad dados el mes pasado, la jueza Lind mostrará más indulgencia para sentenciar. Aun así, podría estar detrás de rejas el resto de su vida. Se espera que la sentencia sea anunciada cerca de fines de agosto.

Como parte del fallo de ayer, la jueza Lind desechó el testimonio dado el martes por Patrick Kennedy, subsecretario de Estado, en el que decía que la información publicada en Internet hace más de dos años, que había sido rastreada a Manning, seguía dañando los esfuerzos diplomáticos de Estados Unidos alrededor del mundo. Dijo que los diplomáticos ahora sienten que tienen que contenerse más en lo que pueden poner en un cable por temor a que sea filtrado.

En una de las pocas entrevistas que concedió el padre de Manning, Brian Manning, dijo a CNN que él todavía cree que su hijo es inocente y que cuando admitió haber filtrado documentos como parte de un trato para lograr clemencia el pasado febrero, su hijo meramente estaba pavoneándose. Dijo que no podía ver cómo era posible que su hijo subiera tal cantidad de datos secretos mientras estaba en una base del ejército estadounidense con colegas a su alrededor.

La jueza Lind también rechazó esta semana un argumento de la fiscalía de que la saga de Wikileaks continúa desalentando a los trabajadores de derechos humanos internacionales a venir a Estados Unidos para pedir ayuda para diferentes partes del mundo. Le dijo al gobierno que el testimonio de efectos escalofriantes debía ser limitado a los períodos directamente posteriores a las publicaciones de Wikileaks o los relatos de ellas alrededor del mundo.

- De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.