ECONOMíA › LAS FABRICAS DE TIERRA DEL FUEGO YA COMENZARON A INCREMENTAR LA PRODUCCION DE TELEVISORES

Con el Mundial entre ceja y ceja

Las empresas instaladas en la isla confían en incrementar las ventas a medida que se acerque el comienzo del torneo. Cómo es el régimen de promoción fiscal que las protege.

 Por Javier Lewkowicz

Desde Ushuaia

Las fábricas de electrónica de Tierra del Fuego ya comenzaron a incrementar su producción en vistas al próximo Mundial de fútbol del año que viene. “El plan de la empresa prevé un paulatino crecimiento de la producción de televisores, que ya están saliendo a un promedio diario de entre 1200 y 1500 unidades junto a los ocho mil decodificadores para televisión por cable”, indicó Juan Galera García, gerente de Relaciones Institucionales de BGH. Las demás firmas fabricantes de TV, como el Grupo Mirgor (que produce LG) y Fapesa (Philips), también apuestan a impulsar las ventas con el mayor evento deportivo del mundo.

La electrónica de consumo multiplicó el grado de innovación tecnológica de modo de generar la necesidad en los usuarios de renovar los equipos en un período de tiempo mucho más corto que años atrás. De modo similar a lo que ocurre con los celulares, en donde la producción de cada modelo en las plantas de Tierra del Fuego no se prolonga por más de seis meses para que luego ingrese en la línea de ensamblaje la última novedad, en los televisores el tiempo de recambio se acortó sustancialmente. “Si antes las fábricas demorábamos entre 3 y 4 años en sacar nuevos modelos que contenían pequeños cambios de orden más cosméticos, ahora cada semestre salen nuevos modelos con tecnología mucho más moderna que dejan rezagado al televisor anterior”, explica Roberto Cacheda Rey, director de planta de Fapesa, que fabrica para Philips en la ciudad de Río Grande.

“Lo que se viene en Tierra del Fuego es desarrollar más proveedores, buscar más eficiencia en todas las etapas de producción y empezar a incluir a la industria nacional en los celulares”, señaló el gerente comercial de Newsan, Fabio de la Mata. Antes ministro de Industria provincial, De la Mata sostiene que el impacto de la electrónica sobre el empleo directo, proveedores e infraestructura provincial es grande, y relativiza el esfuerzo fiscal que exige el régimen de promoción. La tecnología del proceso productivo y el potencial para la manufactura local es más relevante en TV, audio y computadoras que en celulares.

El régimen de promoción fiscal en la isla comenzó en 1972 con la desgravación de IVA y Ganancias. Se buscó impulsar la actividad económica desde una óptica geopolítica, ante la posibilidad latente de un conflicto territorial con Chile. Posteriormente, en los ’90, el Mercosur permitió la continuidad de los regímenes aduaneros especiales tanto en Argentina como en Brasil. Para equiparar el tratamiento impositivo de la isla al que reciben las empresas en Manaos (Brasil), en noviembre de 2009 se sancionó la ley de electrónicos, que a través de impuestos internos y la suba del IVA del 10,5 al 21 por ciento, elevó en un 30 por ciento la carga impositiva total a una serie de productos terminados importados como celulares, computadoras, monitores, televisores, aparatos de aire acondicionado y cámaras de fotos. A esos mismos productos ensamblados en Tierra del Fuego se les redujo por decreto la alícuota de 17,0 a 6,6 por ciento. Se penalizaron así los artículos importados y se benefició a los fabricados en territorio fueguino. Este cambio normativo permitió un notable avance de la electrónica en Tierra del Fuego en los últimos años.

Una porción relevante de la promoción es apropiada por los celulares, donde el proceso productivo es manual y todos los componentes importados. En cambio, la inserción automática de componentes en las placas genera una transferencia tecnológica y trabajo ingenieril relevante en TV, audio y computadoras. Eso no sucedería sin la exigencia del Ministerio de Industria de impulsar la importación de las placas limpias, para luego insertar chips, conductores y transistores. Las inversiones de las empresas son importantes. Newsan, por ejemplo, está construyendo un depósito de logística de 37 millones de dólares y tiene 20 líneas de robots japoneses de 3,2 millones de dólares cada uno.

Además de la electrónica de consumo, en la isla también se fabrican otros productos que se benefician del régimen de promoción de 1972 y no de los beneficios de 2009. El Grupo Mirgor, por ejemplo, además de ensamblar 16 mil celulares por día, produce equipos de climatización para automóviles Renault, General Motors, Volkswagen y Chery. Tienen el 50 por ciento del mercado local de climatizadores. Esos equipos se producen a través de un proceso de inyección plástica, con maquinaria alemana de punta y matrices que en general proporcionan las terminales. Mirgor tiene 1790 empleados y una facturación esperada de 831 millones de dólares para 2013. También trabaja con Industria para insertar equipos de electrónica en bienes de capital, como maquinaria agrícola.

Compartir: 

Twitter
 

En los últimos años se aceleró el plazo en que la gente renueva su televisor.
Imagen: Arnaldo Pampillón
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.