ECONOMíA › EL REPUNTE EN LOS DESARROLLOS INMOBILIARIOS

Al interior y en pesos

El 75 por ciento de los nuevos desarrollos inmobiliarios se produce en Rosario, Córdoba, Salta y la Patagonia, y cada vez están más orientados al consumidor final que compra en pesos y ya no tanto a inversores en dólares. Así lo pusieron de manifiesto especialistas del sector durante la jornada de ayer del 5º Congreso de Desarrollo e Inversiones Inmobiliarios que tiene lugar en la ciudad de Buenos Aires.

“La incidencia de la tierra es baja, el costo de la construcción se acomoda y el consumidor final invierte en pesos, en cuotas ajustadas por el índice de la Cámara de la Construcción (CAC)”, describió Gustavo Ortolá, tesorero de la Asociación de Empresarios de la Vivienda, en su exposición en el evento. “Son viviendas financiadas en pesos; se trata de unidades pequeñas, monoambientes, loteos de barrios, como en el caso de los desarrollos que se levantan en Rosario y Córdoba”, señaló Ortolá.

La característica más destacada de estos nuevos emprendimientos son tanto su ubicación geográfica como el sujeto que demanda los productos ofrecidos. El interior desplazó al área metropolitana de Buenos Aires como principal atractivo para los emprendedores. Y los usuarios que buscan adquirir su primera vivienda, empezando a pagar desde la obra y en pesos, surge como el principal cliente de estas ofertas.

Hasta no hace tantos meses, los emprendimientos inmobiliarios parecían orientados exclusivamente a atraer a los inversores de dólares. Hoy, en cambio, además de las construcciones destinadas a pequeñas viviendas, se desarrollan en el interior emprendimientos de minishoppings cercanos a barrios cerrados, supermercados y hoteles, coincidieron varios de los expositores en el encuentro.

Ortolá detalló que Córdoba y Rosario se acostumbraron a la pesificación y señaló que “ante la ausencia de financiación, los desarrollistas crearon su propio método y motivaron que el mercado los financie”, a través de las ventas desde el pozo y la conformación de fideicomisos. Con estos instrumentos, Córdoba se convirtió en una de las plazas más atractivas para la inversión inmobiliaria, según señalaron varios panelistas.

Sebastián Carranza, de la desarrolladora cordobesa Inverco, corroboró lo que había señalado Ortolá en cuanto al perfil del nuevo comprador de vivienda. “Antes, el 80 por ciento de los inversores eran sojeros y hoy sólo son el 10 por ciento; nuestro objetivo es la clase media, con financiación en pesos a largo plazo y construcción en escala”, describió.

El desarrollador rosarino Ari Milsztejn, del Grupo AM, describió un panorama similar con respecto a la evolución constructiva en su ciudad. Destacó que en los últimos años su empresa levantó edificios residenciales, oficinas y hoteles que miran al río Paraná. Señaló que hay barrios cerrados y abiertos y ciudades satélites elegidas por parejas jóvenes que buscan su primera vivienda. “Trabajamos con inversores desde el pozo y ahora empiezan a aparecer los consumidores finales”, contó.

El desarrollador de Salta Eduardo Noman, en referencia al programa de crédito para la vivienda Pro.Cre.Ar, dijo que en el último año representó el 10 por ciento de las escrituras que se hicieron en la provincia.

Los desarrolladores de San Martín de los Andes y otras localidades neuquinas, en tanto, señalaron sus expectativas por los emprendimientos hoteleros que, se espera, atraiga la explotación de hidrocarburos en la formación Vaca Muerta.

Compartir: 

Twitter
 

Unidades monoambientes como primera vivienda, lo más buscado.
Imagen: EFE
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.