EL MUNDO › EL GOBIERNO DE AL ASSAD ENTREGO INFORMACION A UN ORGANISMO DE NACIONES UNIDAS

Primeros datos sobre el arsenal químico sirio

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas, con sede en La Haya, informó ayer que recibió una primera declaración de Damasco sobre su inventario de armas químicas. Mientras, un grupo insurgente declaró un alto el fuego.

A punto de cumplirse el plazo dado por Estados Unidos y Rusia, Siria envió ayer las primeras informaciones sobre su arsenal químico a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). El organismo, con sede en La Haya, informó por medio de su portavoz, Michael Luhan, que recibió una primera declaración de Damasco sobre su inventario de armas químicas. El secretario de Estado norteamericano John Kerry informó que mantuvo una conversación telefónica con su par ruso Sergei Lavrov. “Hablamos para que la cooperación que acordamos se siga prestando, yendo no sólo hacia la adopción de las normas y los reglamentos de la Convención Internacional sobre Armas Químicas por parte de Siria, sino también para lograr una resolución que sea firme y fuerte dentro de las Naciones Unidas. Vamos a seguir trabajando en eso”, insistió. Mientras, un grupo islamista vinculado con Al Qaida y una brigada del opositor Ejército Libre de Siria (ELS) acordaron un alto el fuego en la localidad de Azaz, provincia de Alepo, donde libraron intensos combates en los últimos días.

La OPAQ declaró que verificará las informaciones proporcionadas por el gobierno sirio, aunque Luhan no especificó si Siria proporcionó todos los datos reclamados por el Consejo de Seguridad de la ONU. El Comité Ejecutivo de la organización, de 41 miembros, tiene que decidir ahora sobre el procedimiento a seguir para la destrucción del arsenal químico en poder del régimen del presidente Bashar al Assad.

Siria tiene que entregar a la organización un inventario completo de sus existencias de armas químicas y los lugares de producción. Inspectores verificarían esos datos sobre el terreno y ayudarán a ese país a poner a resguardo todas las armas y las instalaciones hasta su destrucción, informó la OPAQ, sin mencionar un calendario concreto. Siria se integrará el 14 de octubre como miembro número 190 a la OPAQ como parte de los compromisos asumidos ante el plan de Moscú.

La OPAQ está buscando la forma de acelerar el proceso de inventariado y destrucción de las armas químicas de Siria. Sin embargo, los esfuerzos diplomáticos para lograrlo se están haciendo lentos. En el comunicado divulgado ayer, la OPAQ informó que pospuso sin nueva fecha una reunión de todos sus miembros del Consejo Ejecutivo inicialmente prevista para el domingo a fin de analizar un plan ruso-estadounidense para destruir las armas químicas de Siria. No se dieron razones para la cancelación del encuentro. Según el acuerdo alcanzado por Estados Unidos y Rusia el fin de semana pasado en Ginebra, los inspectores de la OPAQ deberían estar en Siria en noviembre. Durante ese mes, deberían completar su evaluación inicial y destruir todos los edificios y la infraestructura vinculada con el programa químico. Todos los componentes del programa de armas químicas sirias deberán ser removidos del país para mediados del año próximo.

La ahora suspendida reunión del Consejo Ejecutivo de la OPAQ es muy esperada, ya que debe emitir una resolución delineando los tiempos y los procedimientos que regirán el desarme del arsenal químico sirio. Ese texto deberá ser votado por el Consejo de Seguridad de la ONU, donde las potencias con poder de veto están divididas sobre el mecanismo para garantizar que Siria cumpla con lo acordado. Estados Unidos, Francia y el Reino Unido quieren que la resolución del Consejo habilite el uso de la fuerza contra Siria en caso de incumplimiento, pero esto es rechazado por Rusia, un aliado de Al Assad.

Por su parte, el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, informó en un comunicado que el acuerdo entre el Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS) –grupo jihadista vinculado con Al Qaida– y el ELS prevé la liberación de todos los detenidos y la devolución de todos los bienes saqueados por ambas partes. El acuerdo también establece que la brigada islamista Liwa al Tauhid medie entre los grupos enfrentados hasta que se resuelva el conflicto de Azaz y que cualquier diferencia sea dirimida por una comisión religiosa reconocida por ambas partes.

El alto el fuego llega luego de dos días de intensos combates entre las dos facciones que se oponen al gobierno de Al Assad en la ciudad cercana a la frontera turca que provocó, al menos, un centenar de muertos. En esa lucha, el ELS debió abandonar el jueves Azaz, que quedó en manos del ISIS. No obstante, los extremistas no habían llegado al paso fronterizo de Bab al Salameh, de importancia estratégica para el suministro que reciben desde Turquía los rebeldes. La principal alianza opositora, la Coalición Nacional Siria (Cnfros), acusó al ISIS de violar los principios que la revolución siria está decidida a cumplir. “El ISIS está vinculado con planes extranjeros, con sus llamamientos a establecer un Estado dentro de la entidad del Estado sirio, con lo que viola la soberanía nacional”, expresó en un comunicado la Cnfros.

Frente a esta situación de crisis armada entre grupos insurgentes, Turquía cerró ayer el paso fronterizo, cuyo control sigue en manos del jihadista ISIS. En los combates entre insurgentes, los jihadistas colocaron francotiradores en los techos. Este conflicto circunscripto a una localidad de Alepo refleja la complejidad de lo que normalmente se denomina “oposición” al gobierno sirio, sobre todo por la cantidad y variedad de los grupos insurgentes y por la falta de una única autoridad que los conduzca, lo que los lleva a enfrentamientos por el control de los territorios conquistados.

De cara a la Asamblea General de la ONU que tendrá lugar la semana próxima en Nueva York, Kerry hizo un llamamiento este jueves a la comunidad internacional para que reaccione con rapidez al reciente informe de Naciones Unidas que confirmó el uso de armas químicas en Siria. “Queda poco tiempo. No debatamos sobre algo que ya sabemos”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Una muñeca entre los escombros de una casa bombardeada en las afueras de Alepo. Damasco informó sobre sus armas químicas.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.