EL MUNDO › ARRANCA LA REUNION DE LIDERES IBEROAMERICANOS EN PANAMA

Menos cumbres y menos financiación de Europa

Los cancilleres de los países iberoamericanos analizaron ayer en Panamá reformas en el sistema de diálogo interregional, que suscribirán hoy los jefes de Estado y de Gobierno, como convertir las cumbres en bienales y un nuevo reparto en la financiación de los encuentros y de los programas de cooperación a partir de la coyuntura económica global. Los ministros de los 22 países, reunidos ayer por la tarde en la capital panameña, intentaban llegar al consenso en los puntos de divergencia sobre los documentos ultimados el jueves por los coordinadores nacionales, para que los líderes de la región suscriban la Declaración de Panamá, durante la XXIII Cumbre Iberoamericana, que se inauguró oficialmente anoche. La nota fue la ausencia de la mayoría de los líderes sudamericanos y del rey Juan Carlos. La discusión central es la renovación de la Conferencia Iberoamericana, tema en el que hay un acuerdo unánime sobre pasar a celebrar cumbres cada dos años en lugar de las citas anuales, lo que se pondrá en marcha a partir del próximo encuentro de jefes de Estado y de Gobierno en la ciudad mexicana de Veracruz, el año que viene. A diferencia de otros encuentros, la ausencia de líderes sudamericanos como Cristina Fernández, Evo Morales, Sebastián Piñera, José Mujica y Dilma Rousseff marcó el desgaste de una cumbre que ha quedado relegada frente a otros organismos regionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

El otro aspecto relevante es la reestructuración de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), el órgano coordinador de las cumbres, conducido por el economista uruguayo Enrique Iglesias, quien dejará esa función en los próximos meses. La elección del sucesor de Iglesias no será, sin embargo, tema de discusión de esta cumbre, que deberá acordar un nuevo reparto de las cuotas que cada país aporta para financiar los siete millones de euros que consume el presupuesto de la Segib. La actual integración de recursos es de 70 por ciento para los países de la Península Ibérica, con mayor peso para España, y 30 por ciento para los de América latina.

Según fuentes de la organización, los mandatarios aprobarán la creación de un Grupo de Trabajo que se ocupará en los próximos meses de establecer un mecanismo de reequilibrio que vaya hacia un aporte del 60 por ciento para España, Portugal y Andorra y un 40 por ciento para las naciones de Latinoamérica y que tienda a fijarse en un futuro en 50-50 por ciento. Otro replanteo que analizan los cancilleres es un nuevo modelo de cooperación en función de que varios países latinoamericanos alcanzaron el estatus de naciones de renta media, en tanto Portugal, Andorra y, en especial, España viven el cimbronazo de la crisis financiera global. Este análisis pasa por la posibilidad de reinvertir los flujos de ayuda económica, que históricamente salían de la Península Ibérica hacia Latinoamérica.

Sin embargo, la mayor discusión será la propuesta de crear un Fondo Iberoamericano de Cooperación que incluya recursos privados, tema consensuado por los responsables del área en las reuniones preliminares que se desarrollan en Panamá. “El problema en este momento no es la creación del fondo, sino su reglamentación y cómo se van a definir los parámetros del uso del fondo, pero no es un tema polémico, sino nuevo, y como tal, exige ciertas definiciones”, precisó la vicecanciller panameña, Mayra Arosemena.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.