EL MUNDO › LA JUSTICIA EGIPCIA ACUSA AL DEPUESTO PRESIDENTE DE HABER INCITADO A LA VIOLENCIA

Comienza el juicio contra Mursi

El derrocado mandatario islamista no reconoce al tribunal que lo juzga por la muerte de tres manifestantes, en diciembre pasado. Los Hermanos Musulmanes convocaron a manifestarse en contra del proceso judicial.

El juicio al depuesto presidente egipcio, el islamista Mohamed Mursi, comenzará hoy en la Academia de la Policía, en las afueras de El Cairo, entre el temor a que las protestas convocadas por los Hermanos Musulmanes sean reprimidas por los militares y se generen violentos enfrentamientos.

Mursi, quien se encuentra retenido en un lugar desconocido desde el golpe militar del pasado 3 de julio, afronta la primera sesión del juicio en el mismo complejo que alberga el proceso contra el dictador Hosni Mubarak, desbancado del poder en 2011. El depuesto presidente no reconoce la autoridad del tribunal, por lo que su equipo legal asistirá al juicio sólo como observador, pero no para defenderlo, según informaron esta semana los Hermanos Musulmanes.

La sesión no se transmitirá en directo por la televisión, a diferencia de lo ocurrido en el juicio a Mubarak, y sólo se permitirá el acceso a las personas con la correspondiente acreditación. Junto al depuesto mandatario serán procesados otros 14 dirigentes del movimiento islamista, entre los que se destacan el vicepresidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ) –brazo político de los Hermanos–, Esam el Arian, y el miembro de su ejecutivo, Mohamed Beltagui. Todos ellos afrontan cargos por su supuesta implicación en la muerte de manifestantes y en los incidentes desatados en los alrededores del palacio presidencial de Itihadiya, el pasado 5 de diciembre. A Mursi se lo acusa de incitar a la violencia que terminó con la vida de tres personas que protestaban ese día contra la declaración constitucional que el presidente había promulgado.

Sobre el ex mandatario pesan además otros cargos cuyos juicios todavía no han sido fijados, como los de conspirar con el grupo islamista palestino Hamas, atacar a las fuerzas de seguridad e insultar al Poder Judicial. En torno al juicio se han tomado estrictas medidas de seguridad, que incluyen el despliegue de efectivos del Ministerio de Interior en las rutas que conducen a la sede judicial y el refuerzo de patrullas y puestos de control en el país.

Las fuerzas de seguridad estarán en estado de máxima alerta en la mayoría de las provincias egipcias en previsión de nuevos disturbios, coincidiendo con el inicio del juicio. El ministro egipcio del Interior, Mohamed Ibrahim, ya advirtió que las autoridades “harán frente con firmeza y severidad a cualquier intento de dañar las instituciones importantes, de atacar a las fuerzas de seguridad o incumplir la ley”.

Ibrahim lanzó ese aviso después de que los Hermanos Musulmanes llamaran a protestar en la jornada de hoy de manera “multitudinaria” contra el juicio al mandatario depuesto. El movimiento difundió un comunicado en el que pidió que siga la “lucha pacífica” contra el ejército. Los islamistas han protagonizado continuas protestas contra el derrocamiento de Mursi, a pesar de la campaña de las autoridades, que han detenido a sus principales líderes acusándolos de incitar a la violencia, han prohibido sus actividades y congelado sus fondos, entre otras acciones.

De acuerdo con el plan trazado por los militares, un comité encargado de reformar la Constitución tiene previsto terminar su trabajo en unas semanas, y se prevé la celebración de elecciones legislativas y presidenciales. Dentro de su gira por ocho países, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se entrevistó ayer con las autoridades egipcias, en un intento de acercar posturas tras meses de enfriamiento de la relación.

Compartir: 

Twitter
 

Simpatizantes del depuesto presidente Mursi protestaron en El Cairo el viernes pasado.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.