EL MUNDO › LA ABSTENCION AMENAZA LLEVARSE EL “VOTO BLANDO” DE LA DERECHA

Piñera pide que todos voten

La primera elección con voto voluntario en la historia de Chile podría producir el peor resultado electoral de la derecha en el último medio siglo. El presidente hizo un llamado a la población para que acuda a las urnas.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

Más allá de la incógnita obvia de quién será el nuevo gobernante de Chile, una de las dudas que planean sobre los comicios del próximo domingo es la cantidad de gente que llegará a las urnas. Esto porque nunca antes hubo elecciones presidenciales con voto voluntario. Las apuestas en este sentido son varias; sin embargo, el diputado de la Concertación Pepe Auth, considerado uno de los expertos electorales más acertados, estima que sufragará el 60 por ciento del padrón, es decir, unos siete millones y medio de personas.

De hacerse realidad este teatro de operaciones, la derecha “corre el riesgo de obtener el peor resultado presidencial desde 1964, incluso con candidaturas divididas”, dijo Auth hace unos días. “Evelyn Matthei, en mi proyección, saca menos votos que los que sacaron Sebastián Piñera y Joaquín Lavín cuando compitieron por separado (2005). Yo pronostico un 21 por ciento versus un 54 por ciento de Michelle Bachelet, quien ganaría en primera vuelta.”

De hecho, el llamado de la derecha a obtener “el voto militar, demuestra que la necesidad de votos es imperiosa... Lo que aparece hoy es una derecha que apela al voto más duro para ‘salvar los muebles’ y evitar ser encimada por los otros candidatos que están peleando allí; me refiero a Franco Parisi y Marco Enríquez”, comentó Auth.

En este escenario, el presidente Sebastián Piñera reiteró ayer su llamado a acudir a las urnas: “Cuando estén en la intimidad de la urna piensen en una sola cosa: mírense hacia dentro de sus conciencias y pregúntense qué es lo mejor para Chile, qué es lo mejor para ustedes, para sus hijos y familias y después de ese análisis voten de acuerdo con sus conciencias”.

El marco elegido para su discurso fue en la ceremonia de entrega del fondo social Presidente de la República. Ante los presentes insistió: “Quiero pedirles que ejerzan su liderazgo con sus familias, vecinos y organizaciones, para que ojalá la mayor cantidad posible de chilenas y chilenos puedan participar en este acto y esta fiesta de la democracia”.

El miedo de la inasistencia se ha apoderado de la derecha. Auth lo explica así: “Hoy día la derecha está arrepentida, porque quienes no van a votar son los electores más blandos, los electores menos ideologizados, que tienen una relación más suelta tanto desde el punto de vista afectivo como ideológico o programático. Es obvio que la derecha tiene más electores blandos que la izquierda y el centroizquierda. Por lo tanto, la abstención perjudica mucho más a la derecha”.

“Su principal partido se llamaba gremialismo y después se convirtió en la UDI, pero se construyó en la crítica a la política. La dictadura fue un denostar permanente a la política. En consecuencia, el electorado de derecha tiende a ser más, antipolítico, y si das voluntariedad habrá más electores de derecha que se queden en la casa”, sentenció.

Si bien Piñera se demoró en participar en la campaña de la candidata oficialista Evelyn Matthei, hija de un ex general que participó junto a Augusto Pinochet en la Junta Militar, sacándole el cuerpo a la conmemoración de los 40 años del golpe de Estado, ha sido acusado de intervencionismo electoral. Poco le importó. En octubre, por ejemplo, acompañó a Matthei a una cena de camaradería. En el lugar, se subió al escenario y estrechó con ella los brazos en alto en señal de apoyo. Sus ministros ya estaban desatados desde hace rato. “Tiene todo para ser una gran presidenta de Chile”, expresó en esa fecha.

Con todo, Ramiro Mendoza, el contralor general de la República, descartó que Piñera haya incurrido en algún grado de intervencionismo. “Todos se han molestado, sin duda, porque el presidente de la República tiene un peso específico en el acontecer nacional. Pero, hasta hoy, en realidad nadie ha pretendido que un presidente de la República tenga poder pero sea adicionalmente mudo”, dijo.

Intervencionismo o no, lo cierto es que Matthei y los demás candidatos deben enfrentarse al trasatlántico en que las encuestas han convertido a la candidata de la Nueva Mayoría, Michelle Bachelet. Incluso, Felipe Morandé, jefe del programa de Evelyn Matthei, admitió en el sitio electrónico El Mostrador que “tenemos una debilidad en materia presidencial como resultado de muchas cosas. No hay una sola causa. Y una de esas cosas es que tenemos enfrente a una candidata que tiene un carisma extraordinario, eso hay que reconocerlo”.

“Michelle Bachelet es cuatro veces la Concertación (...), por lo tanto, cualquiera que hubiera sido el candidato que se le pusiera enfrente, tenía una posibilidad más baja de ganarle” que si la Concertación (o su heredera, la alianza electoral Nueva Mayoría), hubiese elegido a otra persona, explicó.

Por tanto, “la elección es entre Michelle Bachelet y el resto, no entre la Concertación y la Alianza”, los dos grandes bloques políticos que se disputan el poder en Chile desde hace más de tres décadas. “Las cosas son un poco peculiares en esta ocasión”, sostuvo.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente chileno, Sebastián Piñera, reiteró ayer su llamado a acudir a las urnas.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.