EL MUNDO › VOTOS DE CONFIANZA EN AMBAS CáMARAS PARA EL PREMIER ITALIANO

Oxígeno político para Letta

Habiendo conseguido la mayoría en ambas cámaras, Letta podrá seguir gobernando sin el apoyo de Berlusconi y el Parlamento podrá continuar elaborando las leyes necesarias para sacar al país del parate y la crisis económica.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Después de una larga jornada de discusiones y peleas dentro del Parlamento, las dos cámaras reiteraron ayer su confianza al gobierno del primer ministro Enrico Letta, exponente del Partido Democrático (PD, centroizquierda), de cuyo gabinete forman parte el Nuevo Centro Derecha (NCD) de Angelino Alfano, el grupo escindido de los fieles seguidores de Silvio Berlusconi quien, por su parte, con su nuevo partido, Forza Italia, le había quitado el apoyo al gobierno hace quince días.

Letta consiguió 379 votos a favor (y 212 en contra) en la Cámara de Diputados y 173 a favor en el Senado (contra 127 en contra), lo que significa que, habiendo conseguido la mayoría en ambas cámaras, podrá seguir gobernando y el Parlamento podrá continuar elaborando las leyes necesarias para sacar al país del parate y la crisis económica en la que se encuentra desde hace más de tres años. Si Letta no hubiera conseguido la mayoría en las dos cámaras, el presidente de la República se habría visto obligado a intentar un nuevo gobierno con otros exponentes políticos o bien a disolver el Parlamento y llamar a elecciones.

“Vengo a pedir el voto de confianza para un nuevo inicio. Lo pido como un signo de continuidad. No podemos dejar que Italia caiga en el caos”, dijo Letta ante la Cámara de Diputados ayer por la mañana. Y horas más tarde hizo lo mismo en el Senado. Y refiriéndose a los que cuestionan a la Unión Europea (UE) –de la cual Italia tendrá la presidencia de turno el segundo semestre de 2014–, el primer ministro lanzó un desafío: “Hoy trazamos una línea bien neta: de este lado, los que aman a Europa, reconocen sus contradicciones y quieren reformarlas, pero saben que sin la UE se volvería a la Edad Media. De allá, los que quieren boicotear a la UE. Pido un mandato para construir una Europa mejor. Quien quiere aislar a Italia, quien busca el consenso con el populismo, no vote la confianza a mi gobierno”, añadió Letta, en abierta alusión al exponente del Movimiento Cinco Estrellas de Beppe Grillo que cuestionan a la UE y al propio Letta.

La necesidad de una confirmación de la confianza parlamentaria surgió cuando Silvio Berlusconi, el 26 de noviembre, anunció que con su recién refundado Forza Italia abandonaba el gobierno, del que originariamente había formado parte con el Pueblo de la Libertad, el partido por él creado y por él disuelto cuando sus representantes en el Ejecutivo –y en primer lugar su ex delfín y actual ministro del Interior, Angelino Alfano– se negaron a abandonar a Letta. Retirarse del gobierno hubiera significado, según Alfano y varios ministros del ex PDL, crear mayor inestabilidad y no dar las respuestas que Italia necesita en este momento.

“El gran objetivo para los próximos dieciocho meses es tener instituciones que funcionan y una democracia más fuerte y más sólida”, indicó el primer ministro, que enumeró a continuación las medidas que están en su agenda para los próximos meses. Entre ellas, una nueva ley electoral; la abolición de las provincias, que en Italia son nada menos que 110 y significan muchos millones de euros perdidos en burocracia; la abolición de la financiación pública a los partidos políticos y una serie de medidas a nivel del empleo, de la instrucción y de la investigación.

Pese a la confianza conseguida, la vida de Letta y su gobierno no será fácil en el Parlamento, especialmente en el Senado, donde los tire y afloje con opositores del Movimiento Cinco Estrellas y Forza Italia y la Liga Norte prometen una agresiva guerrilla. Aparte de eso, tendrá que vérselas con las manifestaciones populares y huelgas que cada día pueblan el país. En particular, con un heterogéneo movimiento que desde hace días está ocupando carreteras y ciudades, el llamado Movimiento de los Azadones, que nuclea a agricultores, camioneros, desocupados, agresivos hinchas de fútbol, que nació hace un año en Sicilia y cada vez adquiere más fuerza. Han prometido que esta semana ocuparán Roma. No menos importante será para el próximo futuro de este renacido Ejecutivo Letta la reciente elección del nuevo secretario del PD, Matteo Renzi, quien ya ha manifestado sus intenciones de hacer que este gobierno sea rápido y eficaz en lo que promete.

Compartir: 

Twitter
 

Letta en el Parlamento de Roma tras obtener el voto de confianza de ambas cámaras.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.