EL MUNDO › EL PRESIDENTE ESPAñOL DIJO QUE EL PISO SEGUIRá SIENDO DE 645,30 EUROS MENSUALES PARA TODO EL AñO 2014

Rajoy congeló el salario mínimo de los españoles

La medida fue rechazada por las dos principales centrales sindicales porque supone una pérdida de poder adquisitivo.

El gobierno del presidente Mariano Rajoy anunció que congelará el salario mínimo previsto para 2014 y lo dejará en 645,30 euros mensuales. A pesar de que la medida fue rechazada por las dos principales centrales sindicales, Comisiones Obreras (CC.OO.) y Unión General de Trabajadores (UGT), porque consideran que supondrá una nueva pérdida de poder adquisitivo, Rajoy brindó ayer un discurso triunfalista en su última reunión de gabinete del año. “2013 fue el año de las reformas y el 2014 será el inicio de la recuperación económica en nuestro país”, aseguró el jefe del gobierno español. “Los esfuerzos más duros ya los hemos hecho”, dijo en La Moncloa, en una comparecencia en la que, tras un año de ajustes y recortes, habló de “final de etapa” en la crisis económica en la que España está sumida desde 2008. El líder del opositor Partido Socialista (PSOE), Alfredo Pérez Rubalcaba, criticó el discurso de Rajoy y lo culpó por la situación económica. La líder del partido Unión Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, pidió al mandatario más respeto a los ciudadanos que están sufriendo las consecuencias de la ineptitud de su gobierno y de sus políticas de recortes.

“Termina un año duro y difícil”, dijo Rajoy, aunque afirmó que ya se ven los resultados del esfuerzo, que agradeció expresamente a los ciudadanos. El desempleo sigue siendo la cara más amarga de la crisis, con cerca de seis millones de personas –en torno del 26 por ciento de la población activa– sin trabajo en septiembre. “Estamos muy lejos de alcanzar el nivel que perseguimos. No puedo considerarme satisfecho”, reconoció el jefe de gobierno, pero anticipó una mejoría también en este asunto: 2013 terminará con una cifra inferior de desempleados a la que había al acabar 2012. “Esto no ocurría en España desde 2006”, celebró, y aseguró que también en 2014 bajará el desempleo.

A través de un comunicado, las centrales sindicales rechazaron el anuncio del Ejecutivo sobre el salario mínimo, que desde 2007 viene perdiendo peso sobre el salario medio. Hace un año, el gobierno decidió subir el salario mínimo interprofesional (SMI) para 2013 un 0,6 por ciento, en línea con la suba máxima pactada por sindicatos y patronal.

El congelamiento para 2014 es el segundo acordado por Rajoy después del llevado a cabo para 2012, apenas llegó al poder el Partido Popular (PP). CC.OO. y UGT se oponen al congelamiento del SMI porque entienden que se aleja del compromiso suscripto por España en la Carta Social Europea –tratado de la Unión Europea abocado a temas sociales–, según el cual ese salario mínimo debe alcanzar el sesenta por ciento del salario medio de cada país.

“Hemos dejado atrás la recesión”, reiteró Rajoy. “Se están sentando las bases de la recuperación”, aseguró, defendiendo que es gracias a sus reformas. “El cambio de tendencia en la economía no hubiera sido posible sin el paquete de reformas estructurales que hemos llevado a cabo”, manifestó el presidente, que sin embargo no hizo referencia a las consecuencias sociales de dichas reformas, lo que ha generado un clima de malestar generalizado entre los españoles.

Rubalcaba cargó contra el modelo socialmente injusto y económicamente ineficaz de Rajoy, al que criticó que hable de recuperación el mismo día que congela el salario mínimo a los trabajadores y sube el recibo de la luz. “La recuperación llegará cuando haya empleo para los millones que no lo tienen y cuando las cientos de miles de familias que hoy se encuentran en la pobreza salgan de esa situación”, expresó Rubalcaba, quien además reprochó al gobierno avanzar en el recorte de los derechos civiles e individuales con leyes como la del aborto, la seguridad ciudadana o seguridad privada.

Críticas muy similares a las de Rubalcaba fueron pronunciadas por el coordinador federal del partido Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, que arremetió contra el triunfalismo del presidente al presentar un relato idílico de un año negro. “Los únicos que han dejado atrás lo peor de la crisis son los banqueros, los especuladores y los defraudadores”, apuntó.

Lara sostuvo que en 2013 no se abrió la puerta a la esperanza ni en la creación de empleo ni en la recuperación económica y que el gobierno de Rajoy está profundamente lastrado por los poderes financieros, por una ideología ultraconservadora y por el caso Bárcenas, que el PP ha tratado de tapar durante el último año.

Tras la intervención de Rajoy, Rosa Díez se formuló una serie de preguntas: “¿El año de la recuperación?, ¿acaso se van a recuperar el millón y medio de puestos de trabajo perdidos desde que está gobernando él? ¿Van a recuperar los pensionistas su poder adquisitivo? ¿Y los funcionarios?”.

También se cuestionó si va a fluir el crédito a las familias y a las pequeñas empresas o si se va a mantener el precio de la luz. Rosa Díez afirmó que el Ejecutivo no engaña a nadie. “Hasta los niños descubren antes de lo previsto que los Reyes son los padres y les piden más sentido de la realidad.” La máxima dirigente de UPyD subraya que negar la realidad y llamar a las cosas por los nombres que no son es la mayor demostración de incompetencia y falta de respeto a los ciudadanos. “Lo peor no son las medidas, lo peor son las mentiras y la incompetencia”, declaró.

Compartir: 

Twitter
 

Rajoy congeló el salario mínimo, pero prometió que este año empezará la reactivación económica en España.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.