EL MUNDO › A HORAS DE UNA ELECCION CLAVE, CAYO EL HELICOPTERO DE CORREA

Accidente aéreo en campaña

En el accidente murieron tres militares y otro resultó herido. El gobierno dispuso la creación de una comisión investigadora. La disputa por la alcaldía de Quito se presenta como un desafío inesperado para el oficialismo.

Mientras Ecuador se preparaba para ir a las urnas, el presidente Rafael Correa confirmó ayer que el helicóptero accidentado en el centro andino del país era en el que viajaba habitualmente.

El accidente, en el que murieron tres militares y otro resultó herido, se produjo en la zona de Huigra, cuando el helicóptero cumplía una misión de traslado entre Guayaquil a Quito. Murieron el teniente Jorge Luis Flores, el capitán Héctor Caicedo y el sargento segundo Cristian Unda, mientras que el capitán Fabián Pazos resultó herido y fue trasladado a un hospital de Guayaquil (sudoeste), informó la ministra ecuatoriana de Defensa, María Fernanda Espinosa. El gobierno ecuatoriano dispuso la creación de una comisión que investigue lo ocurrido, según declaró la funcionaria.

El accidente coincidió con el cierre de campaña en Ecuador, que se prepara para las elecciones municipales de mañana. Enterado de la tragedia, Correa retrasó su participación en el acto del partido gobernante, Alianza País, en Quito, donde, según él mismo definió, se pone en juego “todo el proyecto” de la llamada Revolución Ciudadana.

El mandatario dijo que los muertos “se adelantaron al encuentro con la eternidad en el cumplimiento de su deber”. “Estaba atento a las noticias. Esto me toca muy en lo personal porque Héctor (Caicedo) era un querido amigo, era el piloto del helicóptero presidencial”, explicó Correa. Estas declaraciones las hizo en el acto de cierre de campaña de su candidato, Augusto Barrera, actual alcalde de la capital.

Las últimas encuestas sobre la intención de voto en Quito arrojaron una inesperada sorpresa para el partido gobernante al revelar un estrecho margen entre el alcalde y el candidato de la alianza Suma-Vive, Mauricio Rodas, quien se considera progresista. Por eso, Correa intentó en los últimos días convencer a los votantes de que en Quito, “el corazón de la revolución”, se juega el futuro de su proyecto de izquierda, ante una “extrema derecha” que busca retomar el poder con representantes locales, como ocurre en otros países. “Estamos enfrentando a la derecha nacional, internacional, esa es su estrategia: buscar ciertas ciudades clave, y desde ahí boicotear, conspirar contra gobiernos progresistas”, aseguró el presidente.

La disputa por Quito puso en segundo plano la alcaldía de Guayaquil, la ciudad más numerosa y de mayor poder económico del país, en la que las encuestas conceden ventaja para la reelección del alcalde derechista Jaime Nebot. En otras ciudades como Cuenca, Ibarra, Ambato o las costeras Manta y Portoviejo, también está en duda el triunfo del oficialismo ante partidos o movimientos emergentes. La elección involucra a 28 mil candidatos para 5651 cargos en disputa, incluyendo 23 gobernaciones. Unos 11,6 millones de ecuatorianos podrán votar.

Compartir: 

Twitter
 

Captura de imagen de video del helicóptero de Correa tras sufrir la caída a tierra.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.