CULTURA / ESPECTACULOS › TEATRO. GENTE ROSARINA DE TEATRO PRESENTA PRINCIPE AZUL

Dos náufragos en la niebla

Integrada por los actores Carlos Caruso, Carlos Soto Payva y la actriz y directora Susana Ansaldi, la compañía brindará su versión de la obra de Eugenio Griffero en la Sala Maggi del tradicional Foro Cultural Universitario de Santa Fe.

 Por Julio Cejas

El grupo Gente Rosarina de Teatro, integrado por los actores Carlos Caruso, Carlos Soto Payva y la actriz y directora Susana Ansaldi, fueron invitados a la ciudad de Santa Fe para presentar su versión de la obra de Eugenio Griffero Príncipe Azul. La propuesta, que se podrá ver hoy a las 22 en la Sala Maggi del tradicional Foro Cultural Universitario (9 de julio 2150), cuenta con el auspicio de la Universidad Nacional del Litoral.

El texto de Griffero (que integró el histórico ciclo de Teatro Abierto en la década '80) formó parte de la resistencia contra la dictadura militar, en épocas donde hablar del amor entre personas de un mismo sexo era considerado tan subversivo como intentar denunciar los crímenes de lesa humanidad cometidos por la Junta Militar. "Esta propuesta surge en el marco de varias reuniones con Carlos (Soto Payva) y Susana (Ansaldi). A partir de una reflexión de Soto Payva, que es médico sexólogo, comprobamos la vigencia de este tema en una época de presunta liberación sexual, donde la homosexualidad todavía sigue provocando escozor, ya sea por prejuicios antiguos o mandatos sociales", dijo a Rosario/12 el actor Carlos Caruso.

Sin anclar el eje de la obra en esta problemática, el grupo plantea que el núcleo dramático fundamental de Príncipe Azul es la idealización de un encuentro en un momento particular que ya no tiene retorno. "La soledad, la frustración de lo no realizado y la doble vida que los personajes han tenido que asumir, hace eclosión en esa noche donde pretenden cumplir una promesa hecha en su adolescencia", dice Caruso.

La búsqueda de ese mitológico "príncipe azul" buscado por todos, hasta la figura que en el inconsciente colectivo representa lo imposible, han ido nutriendo de múltiples significados a esa expresión. En el texto de Griffero, Juan y Gustavo intentan encontrarlo a partir del cumplimiento de un pacto hecho cincuenta años atrás.

"Por mi parte, no vi la versión original, de Villanueva Cosse y Jorge Rivera López, dirigidos por Omar Grasso; pero recuerdo que quienes la vieron me hablaron sobre la emoción que recibieron al presenciar la obra. La leí varias veces, y nunca me había atrapado", confiesa Caruso.

El actor, que interpreta a Gustavo, vuelve a retomar la lectura de la obra sintiendo según sus propias palabras "un sacudón emotivo" que lo convence, y al final se entrega de lleno a un proyecto que según Soto Payva (Juan) requería una visión femenina en la dirección y allí se suma Ansaldi. "Yo sugerí la idea, y la plasmé, en reformar los dos monólogos extensos iniciales de cada uno de los personajes, en desencuentros escénicos. En el ámbito planteado por el autor, y respetando la totalidad del texto, comenzamos a trabajar en equipo con la supervisión de la actriz, docente y directora teatral Mimí Ansaldi".

Lo más interesante de esta propuesta de Gente Rosarina de Teatro es esa otra lectura que puede hacerse desde el aquí y ahora, a partir del retorno a la escena local de tres notables integrantes del legendario teatro independiente rosarino. Es como si Caruso y Soto Payva volvieran por los polvorientos caminos que recorrió el teatro durante tantos años, para encontrarse como los dos personajes de la obra de Griffero, en una cita frente a un muelle donde los aguardan nuevos espectadores que están del otro lado del mar.

"El tema musical de la obra es 'Oblivion' de Astor Piazzola, palabra que significa olvido y fue utilizada en una miniserie italiana, Lo mejor de nuestra vida, nuestra juventud. Me pareció que era 'la' música para nuestra puesta", dijo Caruso a Rosario/12.

Príncipe Azul fue estrenada en el 2011 en una sala emblemática para el grupo: Amigos del Arte, donde Ansaldi y Caruso trabajaron durante más de 25 años en la dorada época del grupo Teatrika, fundado en los años 70. Sobre esa puesta, en la edición del 18 de septiembre 2011, en estas páginas se publicó: "Un juez y un actor de un sórdido teatrillo: uno arrastrando su 'medio cadáver', metáfora de su vida escindida; el otro atravesado por la soledad y el vicio de robar, terminan abrazados bajo una lluvia que por unos instantes pareciera devolverles algo de aquella felicidad que el mar del tiempo se llevó, transformándolos en náufragos encallados en la niebla".

Compartir: 

Twitter
 

Los dos protagonistas de Príncipe Azul, en la versión dirigida por Susana Ansaldi
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.