CIUDAD › UN REPRESOR INTIMIDó AL FISCAL EN UN CUARTO INTERMEDIO DEL JUICIO FECED II

Pierden el pelo pero no las mañas

Lucio Nast, acusado de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, siguió a Stara y lo tomó del brazo, para referirle un tema de la audiencia. El Tribunal le advirtió que era "impropio" y prometió echarlo de la sala si se repite.

 Por Sonia Tessa

El represor Lucio Nast, que no estuvo en la primera semana del juicio oral y público de la causa Feced II por problemas de salud, ayer no sólo participó de la audiencia sino que mostró la hilacha. En un cuarto intermedio, lo siguió al fiscal Gonzalo Stara, lo tomó del brazo y alcanzó a decirle: "Pregúntele a Bielsa" (en relación a un incidente jurídico que se había planteado dentro de la sala). El titular de la Unidad de Derechos Humanos del Ministerio Público Fiscal calificó de "inaudito" lo ocurrido. "Esto no ha pasado nunca. Solicito que se extremen las medidas de seguridad, ante la inminencia de las testimoniales que comienzan la semana que viene, y teniendo en cuenta este pésimo antecedente. No lo solicito por mí sino por los testigos. Este es un debate reglado, nadie puede hablar sin permiso del Tribunal, no es una charla de café", expresó Stara una vez que se reanudó la audiencia. La presidenta del Tribunal Oral Federal número 2, Noemí Berros, fue contundente. "Pude verificar en el video la conducta absolutamente impropia de tomarle el brazo, le advierto al señor Nast que mantenga su conducta y que no tenga ningún tipo de contacto con ninguna de las partes, caso contrario será desalojado de la sala", dijo la magistrada.

El jueves y ayer continuaron las audiencias de la segunda parte de la causa Feced, un desprendimiento de la megacausa por los delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico militar en el centro clandestino de detención Servicio de Informaciones. El jueves continuó la lectura de las requisitorias de elevación a juicio y ayer se debatieron las llamadas "cuestiones preliminares", en las que el defensor privado Gonzalo Miño volvió a plantear nulidades, que fueron rechazadas nuevamente por el Tribunal integrado también por los jueces Roberto López Arango y María Ivón Bella.

Justamente, a eso se debió el exabrupto de Nast, acusado de privaciones ilegales de la libertad, torturas y asociación ilícita. Miño pidió la "nulidad requisitoria fiscal sobre Carlos Altamirano y Nast firmada por los fiscales Adriana Saccone y Mario Gambacorta". El argumento fue la excusación de Saccone, ya que Altamirano denunció a Víctor Saccone, el padre de la actual fiscal, por "entrevistar a detenidos en el SI". Más tarde, la hija se excusó de continuar en la causa. Altamirano está imputado, además de privaciones ilegales de la libertad, torturas y asociación ilícita, por los asesinatos de Conrado Galdame y los hermanos Rory y María Antonieta Céspedes Chuang.

Así fue como Nast lo siguió a Stara en el cuarto intermedio para decirle "Pregúntele a (Rafael) Bielsa", que también denunció a Saccone. La actitud del represor constituyó una clara intimidación. Al retomar la audiencia, además de advertir a Nast por su actitud, Berros informó que el Tribunal rechazaba la nulidad planteada. "El apartamiento de la doctora Saccone, ella lo solicitó unos días posteriores a la firma en la requisitora, por aquellos dichos de Altamirano, en las que imputa a su padre. Pero este apartamiento es por razones de decoro y delicadeza, sin que en ningún momento este pedido de apartamiento corrobore los dichos de Altamirano. Al Ministerio Público Fiscal le cabe el deber de objetividad y no de imparcialidad", recordó por segunda vez en este juicio el TOF. Y agregó que "la suscripción conjunta de ese requerimiento por parte de Gambacorta diluye ese pedido de nulidad".

En el juicio oral y público se debaten las acusaciones a Nast (alias Ronco cuando actuaba en la patota de Feced), Altamirano (Caramelo), José Lofiego (El Ciego), Ramón Telmo Ibarra (Rommel), Julio Fermoselle (Darío), Ovidio Olazagoitia (el Vasco), Ernesto Vallejo (Managua), Eduardo Dugour (Picha) y Pedro Travagliante (Traba) por delitos contra 43 víctimas. El jueves continuarán las audiencias con las indagatorias. Sólo tres represores adelantaron su voluntad de declarar: Ibarra, Vallejo y Nast. Tras esas indagatorias, cuatro de los acusados quedarán en un régimen de libertad restringida. Dugour, Torres, Travagliante y Fermoselle no podrán ausentarse de su casa durante más de tres horas y sólo podrán salir para trabajar. Mientras tanto, Olazagoitía mantendrá la prisión domiciliaria y el resto de los acusados, Nast, Altamirano, Ibarra y Lofiego continuarán detenidos. Nast, Altamirano e Ibarra en penales de Rosario, donde cumplen la prisión preventiva y Lofiego en la cárcel de Marcos Paz, donde purga la condena a prisión perpetua por los delitos juzgados en la primera parte de la causa Feced.

Compartir: 

Twitter
 

El fiscal Stara pidió que se extremen los recaudos por la integridad de los testigos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.