EL MUNDO › LA OFENSIVA POR TIERRA, AIRE Y MAR ACUMULó MáS DESTRUCCIóN PARA LA POBLACIóN DE GAZA

Cien muertos en un día de ataques feroces

La poca luz que había en la Franja desapareció después de que unos proyectiles incendiaran la única central eléctrica. Los objetivos del ejército israelí son similares a los de 2006 y 2009, otras operaciones contra Hamas.

 Por Kim Sengupta *

Desde la ciudad de Gaza

Mucho de lo poco que queda de la infraestructura destrozada de Gaza fue pulverizado por el ejército israelí en un día de ataques feroces e implacables por aire, mar y tierra. Otros 100 palestinos murieron mientras Israel se venga de las pérdidas de los días anteriores. También hubo destrucción punitiva simbólica de las casas de los funcionarios de Hamas, incluyendo la del líder del movimiento, Ismail Haniyeh. Los ataques acumularon más miseria para la población golpeada. La poca electricidad que había desapareció después que proyectiles de tanques incendiaran la única central eléctrica. Altos funcionarios se mantuvieron alejados de Shifa, el principal hospital, luego de que una clínica contigua fuera impactada por misiles, causando graves problemas. Pero las explosiones provocan ecos del pasado –repetición fatídica, violenta de los conflictos que Israel había tenido periódicamente en Gaza–. Un ciclo fútil de cohetes y de destrucción y reconstrucción, condenado a repetirse.

Ayer por la noche se produjeron nuevos rumores de un alto el fuego, pero resultaron ser falsos. El ataque contra la estación de energía vino como parte de la ofensiva terrestre israelí Borde Protector, que siguió al secuestro y asesinato de tres adolescentes judíos por militantes vinculados a Hamas. El objetivo clave, declaró el premier israelí, Benjamin Netanyahu, es destruir redes de túneles que se utilizan para lanzar cohetes y llevar a cabo la infiltración transfronteriza. La misma estación de energía fue volada en la Operación Lluvias de Verano, hace ocho años. Eso siguió a la captura del cabo Gilad Shalit por parte de Hamas. Los israelíes entraron en la Franja de Gaza para obtener su liberación y también para suprimir el lanzamiento de cohetes Qassam y llevar a cabo el desmantelamiento de los túneles de contrabando en el Corredor de Filadelfia.

La semana pasada, una escuela de la ONU utilizada como albergue para refugiados fue alcanzada por disparos de un tanque israelí, matando a 15 personas y provocando la condena internacional, y el intercambio de acusaciones entre la ONU y el ejército israelí sobre los planes de evacuación. En 2009, durante la Operación Plomo Fundido de Israel, de nuevo en marcha por los disparos de cohetes de Hamas, hubo recriminaciones similares durante el bombardeo de otra escuela de la ONU. El Ministerio de Finanzas fue uno de los edificios afectados por los ataques aéreos de anoche; el mismo ministerio fue bombardeado en 2008.

La muerte de cuatro niños, hijos de pescadores, en un ataque aéreo mientras jugaban al fútbol en una playa, fue uno de los capítulos más emotivos de las muchas muertes sangrientas que involucran a chicos en el actual conflicto. En 2012, hubo una protesta después que cuatro adolescentes fueran muertos por un misil mientras jugaban al fútbol durante la Operación Pilar de Defensa, lanzada en Gaza. Um Hania y Um Mohammed Abu-Rigala han sido testigos de ese patrón, desde un punto privilegiado, de la casa de al lado de Ismail Haniyeh de Beach Camp en la ciudad de Gaza. “El nació aquí, lo vimos crecer, vimos a la gente que llegaba a su casa planeando la resistencia contra Israel”, dijo Um Hania, de 60 años. “En el pasado esperábamos que los israelíes bombardearan su casa, pero desaparecía y a veces su familia también, y por supuesto, eso es lo que pasó esta vez. ¿Los israelíes no sabían que no había nadie allí? “Enviaron dos cohetes que no explotaron, luego esperaron 10 minutos antes de volar la casa.”

Diez jóvenes fueron asesinados, mientras jugaban a 500 metros de distancia, el lunes, el día del Eid, fin del Ramadán. Casi al mismo tiempo una clínica al lado del Hospital de Shifa fue alcanzada por otro misil, causando algunos heridos. El ejército israelí y Hamas se culparon mutuamente de los ataques. Lo que pasó en Shifa tuvo un efecto significativo.Unos funcionarios de Hamas que podían encontrarse allí han desaparecido, pero también altos funcionarios del hospital.

Cinco niños, de entre cinco y 14 años, fueron asesinados en Bureij, en el centro de Gaza, durante la misión de Israel en 2009. Hoy se informó que 10 personas habían muerto allí durante la noche. Al llegar allí, pude constatar que 17 miembros de la familia Abu Jabr habían muerto cuando un ataque aéreo aplastó dos edificios. El más joven de los Abu Jabr tenía dos años de edad; Lena, la mayor, de 70 años; Hamdan; Dina, de 25 años, estaba embarazada de ocho meses.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Parientes identifican los cuerpos de sus familiares muertos en el hospital Khan Yunis, al sur de la Franja de Gaza.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.