EL MUNDO › LA MIRADA ESPAÑOLA DEL REFERENDUM ESCOCES, ESPEJO DE LA PUJA NACIONALISTA CATALANA

Un potente aval para las dos posturas

No bien se conocieron los resultados en Escocia, el presidente de Cataluña, Artur Mas, salió a dejar claro que su cometido soberanista sigue adelante y recalcó que el proceso catalán no se acabará “anteponiendo marcos legales”.

 Por Flor Ragucci

Desde Barcelona

En España, el referéndum escocés es una verdadera cuestión de Estado. Tapa de todos los diarios, titular de todos los noticieros, desde hace días que no se habla de otra cosa. La consulta por la secesión en el Reino Unido es el espejo en donde tanto independentistas como unionistas de la península se estuvieron mirando para entender mejor el proceso que en su propio territorio se está gestando. ¿Y, ahora, que finalmente Escocia votó por “no”? También. Unos y otros siguen viendo en el caso del país vecino lo que quieren ver: un potente aval para su postura.

No bien se conocieron los resultados favorables a la continuidad de Gran Bretaña como una sola nación –opción que se impuso con el 55,3 por ciento de los votos–, el presidente de Cataluña, Artur Mas, salió a dejar claro que su cometido soberanista sigue adelante. El proceso catalán no se acabará “anteponiendo marcos legales”, recalcó Mas en rueda de prensa en el Palau de la Generalitat. “Si alguien se podía hacer alguna ilusión de que el ‘no’ en Escocia podría ser una sombra sobre el proceso catalán, que se desengañe. Nuestro proceso está fundamentado en el concepto democrático, en votar, así que se siente reforzado porque un país de la UE se ponga de acuerdo para permitir el referéndum”, proclamó.

Quien encabeza el desafío por la independencia de Cataluña eligió estratégicamente para el mismo día de las elecciones en Escocia, la votación en el Parlamento catalán de la ley de consultas, que pretende legitimar las urnas el 9 de noviembre para que el pueblo de dicha comunidad decida si quiere o no separarse de España. Con 106 votos a favor y 28 en contra –del Partido Popular (PP) y los conservadores Ciutadans– el texto que salió a la luz ayer por la tarde permite a las instituciones, grupos parlamentarios y ciudadanos (mediante la recogida de 75.000 firmas) convocar las consultas, así como regula su organización y las garantías democráticas necesarias para su celebración.

Pese a haber vencido en Escocia la opción unionista, Artur Mas insistió en poner “el sentido democrático por encima de todo” y citó al primer ministro británico, David Cameron, cuando afirmó que podría haber bloqueado el referéndum, pero que era “un demócrata”, para diferenciarlo, así, de Mariano Rajoy y su rotunda negativa a permitir la consulta catalana. “Felicito al pueblo escocés y al Reino Unido por la gran lección de democracia dada a todo el mundo” fue el mensaje que quiso destacar el presidente de Cataluña.

Sin embargo, en relación con el “no” en Escocia, Mas tuvo que reconocer que dado el resultado no tendrán el precedente de la negociación británica para pertenecer a la Unión Europea (UE). “Estoy convencido de que si hubiera salido el ‘sí’, las reacciones en Europa habrían ido en el sentido de ir a buscar rápidamente la solución para mantener a Escocia dentro de la UE”, afirmó el president. Al respecto, apuntó que “no tendremos la primera experiencia escocesa, pero la podremos tener catalana si Cataluña consigue poder votar. Está por verse”, desafió.

Para el gobierno de Rajoy, en cambio, no hay nada que ver. El referéndum escocés no hizo más que reforzar su postura inmovilista en cuanto al modelo de Estado español. “España es uno de los países más descentralizados del mundo, si no el que más”, declaró la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, con la intención de seguir justificando la negativa del Ejecutivo central a permitir la consulta soberanista impulsada por Artur Mas. Haciendo hincapié en las diferencias que existen entre Escocia y España, la número dos del gobierno expresó en una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que “no partimos ni de la misma legislación ni del mismo desarrollo del autogobierno”, aunque mostró su respeto por el “procedimiento democrático que se sigue en otros Estados, con arreglo a su legislación”. Por su parte, Mariano Rajoy tampoco se contuvo en felicitar a los escoceses por haber rechazado la independencia del Reino Unido en el referéndum celebrado este jueves y por haber optado, según dijo en una declaración grabada tras conocerse los resultados, por la apertura, la estabilidad y la seguridad que supone seguir siendo miembro de su país y de la Unión Europea. El presidente de gobierno aseguró que “han evitado las graves consecuencias económicas, sociales, institucionales y políticas que habría supuesto su separación”. Rajoy subrayó en su mensaje, de apenas dos minutos de duración, el éxito del proyecto político de la Unión Europea, que, en su opinión, permitió “superar las tragedias de nuestra historia”.

En el Congreso, los diputados de formaciones nacionalistas de todo el Estado comparecieron mientras se celebraban las elecciones en Escocia para destacar lo que consideran un “ejemplo de democracia” para toda Europa, “felicitar” a los escoceses y pedir al presidente del gobierno “que tome nota” de la actitud de David Cameron. “Hoy reclamamos que los conflictos nacionalistas se pueden resolver dando la palabra a los ciudadanos”, declaró el diputado del partido catalán Convergència Carles Campuzano. “Escocia vota por su futuro, es el triunfo de la democracia”, señaló también el diputado del partido nacionalista vasco Amaiur Xabier Mikel Errekondo, que instó a Mariano Rajoy a respetar el derecho a decidir “del pueblo catalán y el pueblo vasco”. Porque no sólo en Cataluña se siguieron de cerca las votaciones escocesas. Euskadi también se encargó de remarcar a lo largo de todo el proceso que, más allá del resultado del referéndum, Escocia es el modelo que prefiere para una consulta soberanista en su territorio, acordada con el gobierno.

Tras las elecciones en Escocia y la aprobación en el Parlamento catalán de la ley de consultas, la partida por la independencia se acelera. El gobierno de Rajoy explicó que tiene preparado recurrir la normativa catalana y que, incluso, podría reunirse un consejo de ministros de urgencia este mismo fin de semana para que el presidente de gobierno firme la resolución y la Abogacía del Estado presente el recurso de inconstitucionalidad ante el tribunal.

Compartir: 

Twitter
 

Catalanes independentistas ayer frente al Parlamento, a la espera de la ley de consultas.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.