EL MUNDO › EL MANDATARIO DE EE.UU. HIZO EL PEDIDO AL CONGRESO TRAS REUNIRSE CON CASTRO EN PANAMA

Obama saca a Cuba de la lista de terroristas

El gobierno cubano reclama desde hace años la salida de esa lista de países patrocinadores del terrorismo y que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta de armas y de ayuda económica.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, solicitó ayer al Congreso que retire a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, en la que ese país permanece desde 1982. Los congresistas norteamericanos disponen de 45 días para evaluar el pedido del mandatario, quien exigió la medida apenas tres días después de celebrar una histórica reunión con su par cubano, Raúl Castro, en el marco de la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá.

El portavoz de la Casa Blanca, John Earnest, afirmó que el secretario de Estado, John Kerry, concluyó que Cuba cumple con las condiciones para rescindir la designación como un Estado Promotor del Terrorismo. Por eso, recomendó al presidente norteamericano solicitar el retiro de la isla de dicha lista. “El presidente envió hoy (por ayer) al Congreso el informe requerido por ley y los documentos que muestran la intención de la administración de rescindir la designación de Cuba como país patrocinador del terrorismo”, señaló el portavoz. Los documentos, firmados por el presidente norteamericano, aclaran que durante los últimos seis meses no fueron encontradas pruebas que demuestren que el gobierno cubano haya apoyado a organizaciones terroristas. Además, los escritos indican que La Habana se comprometió a no fomentar ni financiar actividades llevadas a cabo por dichos grupos en el futuro. Earnest indicó que la revisión realizada por Kerry incluye aportes realizados por los servicios de Inteligencia estadounidense sobre las actividades de Cuba.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano explicó la decisión del mandatario. “Las circunstancias cambiaron desde 1982, cuando Cuba fue designada inicialmente como Estado patrocinador del terrorismo debido a sus esfuerzos por promover la revolución armada en Latinoamérica.” Kerry agregó que “aunque Estados Unidos ha tenido, y sigue teniendo, preocupaciones significativas y desacuerdos con un amplio rango de políticas y acciones de Cuba, esas preocupaciones y desacuerdos no entran en los criterios para la designación como Estado patrocinador del terrorismo”. El Congreso cuenta ahora con 45 días para estudiar la decisión de Obama y, en caso de desacuerdo, puede presentar un proyecto de ley para tratar de revocar el dictamen presidencial.

El gobierno cubano reclama desde hace años la salida de esa lista que elabora anualmente el Departamento de Estado, que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta de armas y de ayuda económica, aunque esas medidas se daban de hecho entre ambos países. La inminente salida de la lista podría ser relevante para mejorar el acceso de Cuba a los mercados y sistemas de crédito internacionales. Además, se trata de un paso fundamental en el proceso de reapertura de las embajadas de ambos países.

Si la isla finalmente sale de la lista, no será el primer país que logra sortear esa calificación: Washington ya borró de la nómina a Yemen del Sur en 1990, tras su unificación con Yemen del Norte para conformar la actual república de Yemen; a Irak, Libia y Corea del Norte. Quedan, en cambio, Irán, desde enero de 1994; Sudán, desde agosto de 1993 y Siria, desde diciembre de 1979.

Las razones de Estados Unidos para mantener hasta ahora a Cuba en la lista eran su presunta acogida a miembros de la organización terrorista vasca ETA y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). A las certificaciones que dijo tener ahora la Casa Blanca se suma un hecho visible a todas las luces: La Habana es garante y sede de las negociaciones del gobierno de Colombia y las FARC para terminar el conflicto armado de más de 50 años.

En 1982, durante la Guerra Fría, el ex presidente norteamericano Ronald Reagan incluyó a Cuba en la lista. Para Washington, los “terroristas” protegidos eran también de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Puerto Rico –que impulsaba el movimiento de independencia de la isla–, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), de El Salvador, y el Frente Sandinista de Liberación (FSLN) de Nicaragua.

Si bien La Habana no se pronunció respecto de la solicitud de Obama, el anuncio causó alegría en la isla, donde opinan que será fundamental para el avance en las negociaciones. Iraida Malberti, de 78 años, celebró en La Habana el pedido del mandatario norteamericano. “Hemos sufrido muchísimo, es una alegría, pero nunca debió haber sido, nunca Cuba debió estar en esa lista. Yo he sufrido en los viajes el tener que hacer la famosa cola, es lo más humillante, estuve una vez seis horas esperando en esa cola, es terrible, humillante”, dijo. Malberti trabaja en la televisión cubana como directora del ballet infantil y es viuda de Carlos Alberto Cremata Trujillo, un tripulante del avión de Cubana de Aviación que fue destruido por anticastristas en pleno vuelo el 6 de octubre de 1976 en Barbados y en el que fallecieron las 73 personas que iban a bordo. “Sencillamente se está haciendo justicia”, expresó.

Sin embargo, algunos grupos del exilio cubano en Miami –bastión del anticastrismo en el extranjero– criticaron los anuncios del presidente. El titular del Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez, aseguró que la petición de Obama no tiene relación con la realidad cubana. “El régimen cubano sigue practicando el terrorismo internamente y también exportándolo y apoyando a los grupos terroristas de toda la región”, afirmó.

El anuncio tuvo lugar a apenas tres días del histórico encuentro entre Obama y Castro, que se dio en el marco de la VII Cumbre de las Américas de Panamá, y que significó el primero a ese nivel entre ambos países en más de 50 años. Washington y La Habana anunciaron el pasado 17 de diciembre un acuerdo para retomar las relaciones diplomáticas rotas en 1961, que contemplan como objetivo la reapertura de las embajadas.

Compartir: 

Twitter
 

El mandatario Barack Obama hizo el anuncio tres días después del encuentro con su par cubano, Raúl Castro.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.