EL MUNDO › DIARIOS SERIOS O POPULARES BRITáNICOS INSTARON A VOTAR POR EL CONSERVADOR

La prensa se inclina por Cameron

En el vértigo de una campaña cabeza a cabeza entre conservadores y laboristas, los conglomerados de medios han puesto más de una vez a Ed Miliband a la defensiva y han logrado moldear en parte su estrategia.

 Por Marcelo Justo

Página/12 En Gran Bretaña

Desde Londres

Con editoriales inequívocos la crema de los tabloides británicos y la mayoría de la prensa escrita han instado abiertamente a votar a los conservadores de David Cameron. El interrogante es si este apoyo, crucial en otras épocas, se traducirá en los votos que necesita Cameron para vencer al laborista Ed Miliband y ser reelecto mañana en las elecciones más reñidas de las últimas cuatro décadas.

En los comicios de 1992 el tabloide The Sun tituló el día de las elecciones: “El último que se vaya que apague la luz”, con una foto del entonces candidato laborista Neil Kinock y un subtítulo sobre el peligro que corría el Reino Unido si lo elegía. The Sun se atribuyó aquella sorpresiva victoria conservadora que desafió las predicciones de las encuestas en medio de una recesión. Desde entonces el poder de la prensa escrita ha disminuido mucho.

En aquella remota era sin Internet ni redes sociales The Sun vendía casi cuatro millones de copias diarias que eran leídas por más de 10 millones de personas. Hoy este periódico estrella del grupo Murdoch, el más antiargentino de toda la prensa, vende menos de la mitad y tiene una fuertísima competencia por Internet.

Una similar caída de circulación ha afectado al resto de los periódicos, sean “serios” o populares. “Estamos a años luz de la era en que los tabloides populares podían ser decisivos en una elección. Al mismo tiempo ésta ha sido la elección en la que los periódicos han sido más claramente partidistas desde aquélla de 1992”, señaló a The Guardian el especialista en medios David Deacon, de la Universidad de Loughroborough. Los cuatro conglomerados mediáticos que dominan más del 73 por ciento de la circulación de prensa escrita están encabezados por multimillonarios cortejados por el poder político, verdaderos “Citizen Kane” del siglo XXI: Ruppert Murdoch, de News Corporation, los hermanos Barclays, con Press Acquisition Limited, el Northern and Shell de Richard Desmond y Daily Mail and General Trust de Lord Harold Rothermere.

Estos zares de la prensa compensan la caída de la circulación con una fuerte influencia a la hora de fijar la agenda que se debate diariamente. En el vértigo de una campaña cabeza a cabeza, esta coalición mediática ha puesto más de una vez a Ed Miliband a la defensiva y ha logrado moldear en parte su estrategia.

Con las encuestas apuntando hacia un inevitable gobierno de coalición, los dardos de los zares de la prensa proconservadora han apuntado contra la posibilidad de un acuerdo entre laboristas y los nacionalistas escoceses del SNP. La líder del SNP Nicola Stugeon ha sido calificada de peligrosa beast (bestia) obsesionada con el desmembramiento del Reino Unido. Una alianza con ella, clave para las chances de Miliband de ser primer ministro, fue denostada en titulares y columnas de opinión como virtual “traición a la patria”.

En sintonía con las declaraciones de los políticos conservadores, terminaron forzando a Miliband a negar cualquier tipo de acuerdo con el SNP, “incluso si eso significa que no pueda ser primer ministro”. Según Nicola Stugeon, que impulsa una coalición anticonervadora con los laboristas, “la prensa ha patoteado (bully) hasta la sumisión a Miliband”.

La campaña antilaborista ha sido implacable. Cada paso de Miliband ha sido torcido y torpedeado para proyectarlo como un líder irresponsable y absurdo, resucitando el epíteto de Red Ed (Ed El Rojo) a pesar de que su programa de gobierno tiene un tímido corte social demócrata neutralizado con promesas de reducir el déficit fiscal y no disparar el gasto público.

La semana pasada Daily Mail sacó en la tapa un titular sobre “Ed el confiscador de tierras” en el que lo acusaba de ser un “stalinista” que quería tomar terrenos públicos no usados para su plan de viviendas populares. Cuando la semana pasada Miliband se reunió con un popular cómico alternativo con mucha llegada entre los jóvenes, Russell Brand, The Sun tituló: “Después de Stugeon, se une la banda de lunáticos de la izquierda”.

Con un tono más matizado y razonado, los periódicos “serios” –The Times, Financial Times, Daily Telegraph, el semanario The Economist– se han sumado a esta búsqueda del voto conservador. Su influencia es más indirecta. Con una circulación que va desde 500 mil copias del más partisano de ellos –Daily Telegraph– hasta las 50 mil de Financial Times, su impacto es la pátina de seriedad y poder que proyectan como voceros de los poderes fácticos.

La postura de Miliband sobre la regulación de la prensa ha contribuido a la virulencia del ataque. Miliband estuvo a la vanguardia de la denuncia contra el grupo Murdoch por el escándalo de las miles de escuchas telefónicas periodísticas de celebridades o gente que estaba en el ojo de la noticia y, de formar gobierno, planea ajustar la regulación de los medios.

La táctica del líder laborista ha sido recostarse en la campaña puerta a puerta, las redes sociales y medios alternativos. La entrevista que concedió a Russell Brand, tan atacada por la prensa conservadora, consiguió esta semana su apoyo “para evitar un gobierno conservador”. Brand tiene un canal en YouTube con un millón de espectadores y una cuenta de Twitter con siete millones de seguidores.

Según David Yelland, que editó The Sun entre 1998 y 2003, esta elección es una suerte de madre de todas las batallas entre la prensa escrita y el poder político. “A Miliband lo han atacado con todo lo que tenían a mano. Lo atacaron por su padre (un conocido marxista), por su familia, incluso con una foto en la que comía un sandwich. Si gana, será el primer ministro que llega a Downing Street sin la ayuda de ningún periódico”, señaló a la editora de medios de The Guardian, Jane Martinson.

Compartir: 

Twitter
 

El interrogante es si el apoyo mediático se traducirá en votos para la reelección de Cameron.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.