EL MUNDO › EL PRESIDENTE ESPAñOL SE REUNIRá HOY CON EL LíDER SOCIALISTA, PEDRO SáNCHEZ

Rajoy intentará convencer al PSOE

Aunque los socialistas rechazaron colaborar en la formación de gobierno, escucharán las propuestas de Rajoy. Por otro lado, Podemos sugiere que, si se logra un pacto de izquierdas, el mandatario sea una “figura independiente”.

El Partido Socialista español (PSOE) rechazó ayer la invitación formulada por el presidente español, el conservador Mariano Rajoy, a colaborar en la formación de un gobierno. Sin embargo, el jefe de Estado se reunirá hoy en Madrid con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para intentar conseguir el apoyo que le permita permanecer en el poder. Por su parte, el número dos de Podemos, Iñigo Errejón, reconoció que no ve al candidato socialista como el mandatario de un Gobierno fruto de un pacto de izquierdas, y puso sobre la mesa la posibilidad de pensar en “una figura independiente” que contente a todos los sectores.

Desde el PSOE ya habían advertido el lunes que no votarían a favor de la creación de un gobierno encabezado por Rajoy. Y ayer, después de que el jefe de Estado ofreciese abrir un “diálogo”, la negativa por parte de la agrupación liderada por Sánchez no tardó en reaparecer. El portavoz del grupo parlamentario socialista, Antonio Hernando, aseguró que la postura de su partido es definitiva. “Las diferencias entre el PP y el PSOE son demasiado grandes: no vamos a apoyar su investidura”, dijo. “Vamos a dejar tiempo al tiempo”, remató en tono enigmático Hernando. Por su parte, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento madrileño, Miguel Carmona, fue tajante al reafirmar el mensaje proveniente desde la cúpula de su formación. “Nosotros no vamos a hacer nunca presidente del gobierno a Mariano Rajoy.” En tanto, Sánchez permanece en silencio: desde el domingo no realizó ninguna declaración.

De esta forma, los socialistas se mostraron inmutables ante los llamamientos de Rajoy, quien el lunes por la noche aseguró que la fragmentación del Parlamento no puede desembocar en una situación de “parálisis, de bloqueo y de inacción”. Ante el complicado panorama, el mandatario propuso un proceso de diálogo con las formaciones que acuerdan con el PP en “la unidad de España y las reglas de la Unión Europea”, es decir, el PSOE y el partido de centroderecha Ciudadanos.

Sin embargo, la posibilidad de una simple abstención es inimaginable para los socialistas, ya que implicaría reconocer que facilitaron un gobierno del PP. Podemos, que intenta hacerse con el lugar del PSOE acusándolo de hacer “vieja política” y asimilándolo a los conservadores, se beneficiaría de la situación. La agrupación de Sánchez correría entonces el riesgo de una caída similar a la de los socialistas del Pasok en Grecia, donde la coalición Syriza, aliado de Podemos, los presentaba también como “la vieja política”.

El PP de Rajoy perdió la mayoría absoluta pese a llegar a la cabeza, con el 28,7 por ciento de los votos y 123 diputados en una cámara de 350. Para gobernar, necesita obtener por lo menos la abstención del PSOE que, con sus 90 escaños sumados a los 69 del partido antiausteridad Podemos y a los dos de Izquierda Unida (IU) puede cerrarle el paso.

Al respecto, Errejón aseguró que no se imagina un gobierno liderado por los socialistas. “No se si veo yo mucho a Pedro Sánchez. Para alguna de las transformaciones importantes que necesita nuestro país, a lo mejor necesitamos pensar en figuras independientes”, aseguró el número dos de Podemos. Según el dirigente y futuro diputado, muchos ciudadanos están de acuerdo con llevar a cabo una reforma electoral, o con poner en marcha un plan de choque contra la pobreza. “Ese espíritu para esa nueva transición estaría bien recuperarlo, sacarlo del cajón, y si para eso hace falta que haya figuras por encima de los partidos, a lo mejor tampoco es una locura”, dijo. “Sería bueno lanzar un mensaje claro, si (Sánchez) ha dicho que no va a votar a Rajoy”, opinó. “Tiene que decir si va a intentar alguna alternativa a ese gobierno, o si por el contrario va a seguir en esta especie de inercia desde que se produjeron las elecciones”, reclamó, tras criticar que todavía no sabe “lo que piensa Sánchez porque no lo ha dicho”.

Errejón dijo que es necesario poder dialogar con todos los partidos, al tiempo que aseguró que su formación no puso precondiciones para poder sentarse a conversar. “Estaría bien que pudiéramos hablar todos y que fuéramos explorando con calma.” Así, explicó que los cinco puntos que el lunes puso sobre la mesa su candidato a la Moncloa, Pablo Iglesias, para llegar a algún acuerdo con el PSOE, entre los que figura el derecho a decidir y el referéndum en Cataluña, según Podemos “no son condiciones para sentarse a hablar”, sino que es el proyecto que debe orientar la nueva transición. “Los cinco puntos no son acuerdos para elegir presidente. Eso le corresponde al PP y si no puede, al PSOE. Lo que hemos puesto encima de la mesa son acuerdos para la nueva etapa del país en los que nos vamos a tener que poner de acuerdo fuerzas muy distintas.”

Pese a la disposición a dialogar, Errejón reiteró que su agrupación no va a permitir un gobierno de Rajoy si de ellos depende. “Si nosotros podemos, lo vamos a evitar, pero no por sectarismos, sino porque su legislatura ha sido nefasta.”

El mandatario español dispone del período festivo, hasta el 13 de enero, fecha de la primera sesión del nuevo Parlamento, para intentar convencer al PSOE. Una vez elegido, el presidente de la Cámara baja presentará los posibles candidatos a la investidura al rey Felipe VI, que designará al que tenga mayores posibilidades de éxito de proponer un gobierno que sea investido por el Congreso. Si tras la primera votación de investidura, transcurren dos meses sin haber gobierno, se debería convocar nuevas elecciones.

Compartir: 

Twitter
 

Mariano Rajoy abrió un diálogo con el PSOE en su estrategia por mantenerse en el cargo.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.