EL MUNDO › EN EL CAMINO PARA QUE SEA INVESTIDO ARTUR MAS

Un principio de acuerdo catalán

Los independentistas catalanes anunciaron ayer un principio de acuerdo para investir al presidente Artur Mas y, tras meses de negociaciones, reflotar el proceso de secesión. La lista Junts pel Sí (JxS), que venció en los comicios del 27 de septiembre pasado, propuso a los también secesionistas de la Candidatura d’ Unitat Popular (CUP) una presidencia de transición formada por cuatro personas, Mas y otros tres presidentes en comisiones delegadas.

El acuerdo deberá ser ratificado este domingo en asamblea por las bases de la CUP, que hasta ahora se opusieron mayoritariamente a apoyar la investidura de Mas. La razón por la cual hasta el momento se negaron es que consideran que la imagen del presidente está ligada a los recortes de los últimos años y a los escándalos de corrupción de su partido, Convergència Democràtica de Catalunya.

Con los 62 de la coalición JxS, constituyen la mayoría absoluta del parlamento regional que aprobó una resolución declarando el inicio del proceso independentista en esta región del noreste de España y la insumisión a las instituciones españolas. El portavoz parlamentario de la CUP, Raúl Romeva, señaló que no se trata de un acuerdo, sino de una propuesta de acuerdo que la alianza discutirá y decidirá o no su validación el próximo domingo en su asamblea en Girona. “La propuesta no es investir un presidente, sino crear una presidencia de transición, diferente a una presidencia autonómica”, precisó. Si al 9 de enero todavía no pudo ser alcanzado un acuerdo, se deberán convocar unas nuevas elecciones regionales.

En su propuesta, la coalición recoge varias medidas sociales presupuestadas con 270 millones de euros (un uno por ciento del presupuesto total) como aumentar la subvención de comidas para niños carenciados, evitar el corte de suministro energético a hogares sin recursos o frenar los desalojos. Sin embargo, no ceden en una de las principales reclamaciones de la CUP: buscar un presidente alternativo a Mas, al que consideran demasiado conservador.

De ratificarse el preacuerdo, los independentistas lograrían superar el primer bloqueo en el que se instaló el proceso de secesión. No obstante, también tendrán que resolver de qué manera afrontarán el veto del Tribunal Constitucional a la resolución del Parlamento catalán con la que pretendieron poner en marcha su “hoja de ruta” hacia la constitución de un Estado catalán en forma de República.

El actual gobierno de Mas ya aseguró que seguirían adelante con el proceso y que la investidura sería el mejor mensaje que podrían dar al respecto.

Todo ello coincidiría con un momento de incertidumbre en España tras las elecciones legislativas del domingo, que dieron una justa victoria a los conservadores de Mariano Rajoy. En estos mismos comicios, los partidos independentistas sufrieron cierto retroceso en favor del partido de izquierda Podemos, que se opone a la secesión pero defiende un referéndum sobre la independencia como en Escocia o Quebec.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.