EL MUNDO › DESPUES DE UN TIROTEO EN EL QUE MURIERON CINCO DE SUS GUARDAESPALDAS, LO RECAPTURARON EN SINALOA, MEXICO

Cayó El Chapo Guzmán, el narco más buscado

El anuncio de la detención fue hecho por el propio presidente Enrique Peña Nieto mediante un tuit de su cuenta personal: “Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”.

 Por Gerardo Albarrán de Alba

Desde México, D. F.

Enrique Peña Nieto ha resucitado. Cuando se encontraba en su nivel internacional más bajo de credibilidad política, un aparente golpe de suerte permitió que el presidente de México anunciara ayer la recaptura del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, y restaurar así un poco la deplorable imagen internacional ante el cúmulo de violaciones de derechos humanos, la profunda corrupción y los yerros políticos acumulados en los primeros tres años de su administración.

Siete meses después de su segunda fuga de un penal de alta seguridad, el Chapo Guzmán fue detenido ayer en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, a más de 1400 kilómetros al noroeste de la capital del país, prácticamente en la costa del Golfo de California, y a unos 760 kilómetros al sur del punto fronterizo más cercano a Estados Unidos, en Nogales, Arizona.

El anuncio fue hecho por el propio presidente Enrique Peña Nieto mediante un tuit de su cuenta personal, justo cuando su gabinete de seguridad se encontraba reunido con todos los embajadores y cónsules mexicanos. Ahí, el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, leyó el mensaje presidencial de 103 caracteres:

“Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”.

Inmediatamente después, Osorio cruzó efusivos abrazos con el general Salvador Cienfuegos, secretario de la Defensa Nacional, a su derecha; con la secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, a su izquierda, y finalmente con el almirante Vidal Francisco Soberón, secretario de Marina.

Hasta el cierre de esta nota no se conocía el destino del Chapo y se especulaba sobre la posibilidad de una extradición a Estados Unidos, donde tiene 13 procesos abiertos. La DEA ofrecía cinco millones de dólares, mientras que el gobierno mexicano había anunciado una recompensa de 30 millones de pesos, es decir, poco más de millón y medio de dólares

Tampoco había detalles sobre el operativo de captura, presentado por Peña Nieto como un “logro” del “trabajo coordinado” de las instituciones de inteligencia, seguridad y de impartición de justicia mexicanas. Sin embargo, un escueto boletín de la Secretaría de Marina hacía referencia a un enfrentamiento la madrugada de ayer en un domicilio de Los Mochis, “cuando personal naval recibió una denuncia ciudadana donde se señalaba que en un domicilio se encontraban personas armadas”. Los marinos fueron recibidos a tiros, según el comunicado, y en el tiroteo murieron cinco personas y fueron capturadas otras seis. Un marino resultó herido. En esa casa se encontraba Orson Iván Gastélum Cruz, brazo derecho del Chapo, quien se habría escapado. La Marina peinó toda la zona, particularmente el sistema de alcantarillado público en el subsuelo.

Cerca de las 11 de la mañana inició una redada en el motel Doux, a las afueras de Los Mochis. Ahí habrían sido detenidos el Chapo Guzmán y su lugarteniente Gastélum Cruz por la Policía Federal.

Las especulaciones sobre la posible extradición del Chapo Guzmán son alimentadas por la evidente incapacidad del sistema penitenciario mexicano para contener a presos de este calado. El Chapo Guzmán se ha fugado en dos ocasiones de penales de alta seguridad mexicanos. La primera vez, en el sexenio de Felipe Calderón; la última, apenas el 12 de julio pasado de la cárcel del Altiplano, en el Estado de México, mientras el presidente y los principales funcionarios de su gabinete, incluyendo al secretario de Gobernación, viajaban a Francia. Peña Nieto se enteró de la fuga mientras hacía una escala en Canadá, a pesar de lo cual continuó con su viaje, acompañado también por toda su familia, con la que aprovechó para vacacionar.

A principios de octubre pasado, el Chapo estuvo cerca de ser capturado en un caserío del municipio de Tamazula, Durango, una zona controlada por el Cartel de Sinaloa, luego de una fuerte movilización en esta parte de la Sierra Madre Occidental, pero logró huir corriendo entre los montes mientras llevaba a una niña en sus brazos como rehén y escudo humano. La cacería se extendió al estado de Sinaloa. El comando de élite de la Marina que lo capturó supuestamente es el mismo que lo detuvo hace tres años.

A las 3.30 pm, Peña Nieto dirigió un mensaje desde Palacio Nacional que no despejó ninguna de las dudas que a esa hora aún había sobre el operativo que recapturó al Chapo Guzmán. El presidente dedicó cinco minutos a vanagloriarse de la “fortaleza” de las instituciones mexicanas que detuvieron al narcotraficante más buscado del mundo, las mismas a las que se le ha escapado dos veces de sus principales penales de máxima seguridad del país.

Compartir: 

Twitter
 

Primera imagen del narcotraficante El Chapo Guzmán filtrada a los medios tras su recaptura en Los Mochis, Sinaloa.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.