EL MUNDO › LA PRECANDIDATA TIENE EN LA MIRA AL DEMóCRATA SANDERS Y AL OPOSITOR TRUMP

La doble batalla que da Hillary

Tras los pasos por Oregon y Kentucky, las primarias estadounidenses ratificaron esta semana que Clinton y Trump quedaron a un paso de su nominación presidencial. Sin embargo, Sanders sigue dando pelea.

Las primarias demócratas reflejan la dura carrera hacia la Casa Blanca que lleva adelante Hillary Clinton, quien debe dar una doble batalla al tener que poner la mira en el principal oponente republicano, Donald Trump, y a la vez en el senador socialista que mantiene su promesa de seguir adelante hasta las convenciones de Filadelfia a pesar de que Washington quedó fuera de su alcance.

Tras los pasos por Oregon y Kentucky, las primarias estadounidenses ratificaron este martes que Clinton y Trump quedaron a un paso de su nominación presidencial, pese al triunfo de Bernie Sanders en el primero de esos estados que aún lo mantiene en carrera, aunque con escasas posibilidades.

Sanders ganó en Oregon, de tendencia fuertemente progresista, imponiéndose en sus grandes ciudades como Portland, Salem y Eugene, lo que le valió la mayoría de los 61 delegados en juego y compensó el virtual empate alcanzado con Clinton en Kentucky, el otro estado donde anteayer votaron los demócratas.

“CNN proyectó a Bernie Sanders ganador en Oregon. Logramos una gran victoria en Washington, acabamos de ganar en Oregon... y ganaremos en California. ¡Me está gustando la costa Oeste!”, exclamó el propio Sanders en medio de un mitin en Carson, California. Los más de 10.000 asistentes al evento explotaron entonces al grito de “¡Bernie, Bernie!”.

Tras las votaciones de anteayer, cada vez quedan menos citas electorales en las primarias de Estados Unidos y a Sanders le resulta cada vez más difícil alcanzar los 2.384 delegados que necesita para lograr la nominación de forma automática en la convención del partido gobernante que se celebrará en julio en Filadelfia.

Clinton fue la ganadora en Kentucky con el 46,8 por ciento de los votos, aunque no sin padecer una gran incertidumbre previa que rodeó a las primarias en este estado, que durante varias horas mantuvo a los dos precandidatos demócratas separados por apenas poco más de 2 mil votos, según indicaba el monitoreo de la CNN.

La elección, que no parecía arrojar ninguna particularidad, terminó siendo una muestra más de la dura pelea que está dando Sanders a Clinton quien ya entrada la noche y ante el conteo clavado en el 99 por ciento de los votos, fue declarada como “la ganadora no oficial” por la secretaria del Estado de Kentucky, Alison Lundergan Grimes.

En el oeste del país, Sanders se impuso a Clinton en Washington, Oregon, Idaho, Alaska, Utah y Hawai, mientras que la ex primera dama ganó en Arizona y Nevada. Mucho más reñida fue la contienda en Kentucky, donde a diferencia de lo que ocurre habitualmente, tuvo que salir en directo en televisión la secretaria de Estado estatal, la demócrata Grimes, encargada de organizar y supervisar las citas electorales, para declarar a Clinton “ganadora no oficial”.

Con prácticamente el 100 por ciento de los sufragios escrutados, ésta le sacaba unos 1.800 votos al senador por Vermont y el margen es tan estrecho (212.318 votos para Clinton y 210.505 para Sanders) que probablemente el ganador oficial no se conocerá hasta dentro de unos días e incluso podría exigirse un recuento.

Compartir: 

Twitter
 

Clinton casi no logra ganar en el estado de Kentucky.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.