EL MUNDO › A TRES SEMANAS DEL REFERéNDUM, EL BREXIT SACA UNA LUZ DE VENTAJA Y DIVIDE A LA DERECHA EN GRAN BRETAñA

Una guerra civil entre conservadores

Con las encuestas más ajustadas que nunca, el referendo del 23 de junio se parece cada vez más a una campaña para elecciones generales con un solo partido: el conservador. Los laboristas que han quedado relegados.

 Por Marcelo Justo

Página/12 En Gran Bretaña

Desde Londres

A menos de tres semanas del referendo para decidir si el Reino Unido permanece o se va de la Unión Europea (UE), la campaña se ha convertido en una guerra civil conservadora. El primer ministro David Cameron, su ministro de finanzas, George Osborne, la mitad del gabinete y un 30% de sus diputados están a favor de seguir en la UE y acusan a los “Brexit” de vender “fantasías económicas” y “descaradas mentiras”. El ministro de Justicia Michael Gove, el ex alcalde de Londres Boris Johnson, la otra mitad del gabinete y la mayoría de los diputados conservadores, que forman el bloque “Brexit”, condenan la “campaña del miedo” de Cameron. Con las encuestas más ajustadas que nunca –esta semana un par de sondeos anticiparon una victoria al “Brexit”– el referendo del 23 de junio se parece cada vez más a una campaña para elecciones generales con un solo partido: el conservador.

Este aire electoral se ve en las promesas de ambos bandos. Esta semana los “Brexit” anunciaron que si el Reino Unido abandonaba la UE bajaría drásticamente el IVA para el gasto de gas y electricidad y se podría invertir más en el Servicio Nacional de Salud. “Los más pobres gastan tres veces más de sus ingresos que los ricos en energía. Mientras estemos en la Unión Europea no podremos eliminar el impuesto europeo que genera esta distorsión”, señaló el ex alcalde de Londres Boris Johnson, principal candidato a reemplazar a Cameron en caso de un golpe de mano conservador.

El ministro de finanzas, George Osborne, otro de los aspirantes al trono conservador en caso de que un “Brexit” se convierta en un “Camerexit”, acusó a Johnson y compañía de vivir en un mundo de fantasías económicas. “Abandonar la Unión Europea resultará en una economía más pequeña, en un agujero en las finanzas públicas y en impuestos más altos, incluído el IVA”, señaló Osborne.

Este intercambio de golpes en el medio del ring entre conservadores motivó una de las esporádicas intervenciones de los laboristas que han quedado relegados a un segundo plano en la campaña. El diputado Connor McGinn, a favor de la UE como la inmensa mayoría de su partido, les recordó a los Brexit su apoyo a los programas de Austeridad de los conservadores. “Es una muestra de desesperación de los Brexit que están diciendo y prometiendo cualquier cosa. Increíble que los mismos que han votado a favor del aumento de tarifas, tengan ahora el cinismo de decir esto”, señaló McGinn.

En efecto, la mayoría de los Brexit apoyaron la duplicación de las tarifas de energía en los 90, propuesta por el entonces ministro de finanzas Tory, Norman Lamont, hoy también a favor del Brexit. Mucho no parece importar porque junto a un griterío apocalíptico de ambos campos sobre las concecuencias del voto hay una floja memoria histórica de un electorado normalmente apático.

Según un grupo pro-europeo, “Britain stronger in Europe” los Brexit han prometido unos 100 mil millones de libras de gasto fiscal adicional gracias al ahorro que constituiría la salida de la UE a pesar de que, en el mejor de los casos, el Reino Unido ahorraría solo 18 mil millones (otras estimaciones bajan este monto a uno o dos mil millones)

La animosidad de ambos campos es tal que algunos Brexit anunciaron que, pase lo que pase en el referendo, exigirán la renuncia de Cameron. El diputado conservador Andrew Bridgen señaló que el primer ministro estaba “terminado” porque su “campaña del miedo” había dividido al partido. “Hay mucho malestar en el partido por las exageraciones de Cameron en la campaña. Creo que es altamente probable que al menos 50 de nuestros diputados avancen con una moción de censura del primer ministro”, indicó Bridgen.

Cameron tiene una mayoría parlamentaria de 11 diputados que lo vuelve muy vulnerable a una rebelión en sus propia filas. Conservadores como el ex alcalde de Londres Boris Johnson están dispuestos a quemar las naves para hacerse con el trono e imponer un cambio de rumbo radical al Reino Unido. Johnson solo decidió a último momento apoyar al “Brexit” sabiendo que era una apuesta a todo o nada: su propia carrera está en juego. Con una votación de dos tercios de la Cámara se convocaría a nuevas elecciones a apenas 14 meses de la victoria conservadora en las urnas. En el Laborismo de Jeremy Corbyn ya hay planes de contingencia para una posible elección anticipada.

En medio de este batifondo aparecen las voces de dirigentes extranjeros que, en su inmensa mayoría, exhortan a los británicos a permanecer en Europa. Este jueves la canciller de Alemania Angela Merkel advirtió que para seguir aprovechando el mercado único europeo al que los británicos destinan la mitad de sus exportaciones, el Reino Unido tendría que seguir aceptando las reglas de la UE, pero sin participar en las negociaciones (situación en la que se encuentran los países del Area Económica Europea: Noruega, Islandia y Liechenstein). “Es imposible conseguir un resultado realmente ventajoso para los propios intereses si no se participa de la negociación de los temas”, advirtió Merkel. Casi al unísono, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi se pronunció en el mismo sentido. “El Reino Unido debe permanecer en la UE. Es lo que le conviene a ambas partes”, señaló Draghi.

A favor de la permanencia en la UE se han pronunciado en las últimas seis semanas el presidente Barack Obama, la directora del FMI Christine Lagarde, numerosos mandatarios de Europa, banqueros e inversores internacionales. A favor del “Brexit” se han manifestado unos 300 empresarios, la presidente del Frente Nacional de Francia Marine Le Pen y el candidato a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump que, cartón lleno, visitará el Reino Unido el 22 de junio, es decir, el día anterior al referendo.

Compartir: 

Twitter
 

Partidarios de seguir en la Unión Europea manifiestan su apoyo al primer ministro conservador David Cameron.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.