EL MUNDO › EL MAGNATE SE ENZARZó EN UNA DISCUSIóN CON LOS PADRES DE UN SOLDADO MUERTO EN COMBATE

Fuertes rechazos a los dichos de Trump

La embestida contra la familia del soldado, de origen paquistaní, rozó una fibra muy sensible para los republicanos, que se ufanan de ser la mejor representación de los intereses de las Fuerzas Armadas y de toda la comunidad militar en Estados Unidos.

Barack Obama se subió a la ola de rechazos contra Donald Trump por las críticas que el candidato del Partido Republicano lanzó contra la familia del soldado Humayun Khan, muerto en un atentado suicida con un auto bomba en el complejo militar donde prestaba servicio, en Baquba, Irak. El presidente norteamericano aseguró sin mencionar al millonario neoyorquino que las familias de los soldados muertos en conflictos representan lo mejor de los Estados Unidos. De ese modo, Obama respondió a las opiniones del candidato republicano a la Casa Blanca sobre los padres de Khan. El mandatario habló además de quienes dicen cosas negativas de las fuerzas estadounidenses.

A tres meses del comicio presidencial que definirá el destino del país del norte, un Trump que no se aparta un centímetro del libreto desató nuevamente el rechazo de aliados y rivales al acusar esta vez desde su cuenta de Twitter al abogado y migrante pakistaní Khizr Khan –padre del capitán musulmán del Ejército estadounidense fallecido en 2004 en Irak– de “no conocerlo y atacarlo maliciosamente”, primero en la Convención Nacional demócrata, y ahora “en todos lados en televisión”.

Los argumentos de Trump hicieron que propios y extraños salieran a repudiar su ataque contra la familia de un ex combatiente, una figura intocable y sensible al tejido social de Estados Unidos. Durante la nonagésimo quinta Convención de Veteranos Estadounidenses Discapacitados que se llevó a cabo en Atlanta, Obama aprovechó para reafirmar que la figura de los ex combatientes y de sus familias está por encima de las pujas políticas.

“Nadie ha dado más por nuestra libertad y seguridad que nuestras familias de estrella dorada. Nuestras familias de estrella dorada (condecoración que reciben por la muerte de un familiar) han hecho sacrificios que la mayoría de nosotros ni siquiera podemos imaginar”, aseguró Obama. En clara referencia a la controversia desatada por el candidato opositor, el presidente reclamó: “Debemos hacer todo lo que podamos por esas familias y honrarlas y sentirnos honrados por ellas”.

Khizr Khan y su esposa Ghazala se hicieron conocidos la semana pasada cuando hablaron frente a la Convención Nacional demócrata en la ciudad de Filadelfia. Khizr Khan dio un discurso encendido que emocionó a todo el estadio, a millones que lo miraron por televisión y apuntó directa y abiertamente a Trump. “Usted no ha sacrificado nada ni a nadie”, dijo Khan, al destacar el patriotismo de su hijo y el alto precio que pagó por servir a su país, y repudiar la retórica antimusulmana y antiinmigrante del candidato republicano.

Como es su costumbre, el candidato republicano no recibió bien las críticas y acusó a Khan de haber leído un texto escrito por “los guionistas de Hillary” Clinton, su rival en las elecciones de noviembre. La embestida contra los Khan rozó lo que se sabe es una fibra sensible para la militancia del Partido Republicano, una fuerza que se ufana de ser la mejor representación de los intereses de las Fuerzas Armadas y de toda la comunidad militar en Estados Unidos. “Aunque el partido le dio la nominación (presidencial), eso no viene acompañado con la licencia sin límites para difamar a lo mejor de nuestro país”, se quejó el ex candidato republicano a la Casa Blanca, veterano senador y ex combatiente condecorado, John McCain, en un comunicado.

McCain, veterano de la guerra de Vietnam y prisionero de guerra de Vietnam del Norte durante cinco años, agradeció a los padres de Khan por emigrar a los Estados Unidos desde su Pakistán natal. “Somos un mejor país gracias a ustedes”, remató el senador. Por su parte, Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes y máximo dirigente republicano en el Congreso, también criticó las palabras de Trump y sostuvo que “muchos musulmanes estadounidenses han servido de manera válida en nuestras Fuerzas Armadas y han dado su vida. Su sacrificio y el de Khizr y Ghazala deber ser honrado”, concluyó el influyente dirigente republicano en otro comunicado.

Otro republicano que opinó al respecto fue el senador Lindsey Graham, quien destacó que hasta ahora “había algunas cosas que eran sagradas en la política estadounidense” y le recomendó a Trump que si quiere ser el líder del mundo libre, tiene que ser capaz de aceptar las críticas, según consignó el diario The New York Times.

Compartir: 

Twitter
 

Los padres de Humayun Khan, muerto en Irak, participaron en la convención demócrata.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.