EL MUNDO › QUEDO DOCE PUNTOS POR ENCIMA DE TRUMP, QUIEN TUVO UN NUEVO ARRANQUE DE XENOFOBIA

A dos semanas del voto, Hillary saca ventaja

La candidata demócrata concentra energías en el voto de los republicanos indecisos y los independientes, mientras apoya a candidatos de su partido para recuperar el control de las dos cámaras del Congreso.

Si hoy se celebrasen elecciones en Estados Unidos, Hillary Clinton se alzaría con el 50 por ciento de los votos y Donald Trump con el 38 por ciento. Con un horizonte que parece sonreírle, según la encuesta publicada ayer por por ABC News/The Washington Post, la ex secretaria de Estado, que apenas le sacaba 4 puntos de ventaja a su contrincante el 9 de octubre, continuó su recorrido por los estados que definirán las elecciones presidenciales del 8 de noviembre. Desde el bunker de Donald Trump, Kellyanne Conway, su jefa de campaña, afirmó que la carrera presidencial no terminó, pero salió a reconocer que el candidato republicano se encuentra por detrás de su rival. En un nuevo arranque de xenofobia, el magnate neoyorkino reiteró que construirá un muro en la frontera con México, que será financiado por Estados Unidos y reembolsado por el país vecino, y que suspenderá la inmigración desde regiones propensas al terrorismo.

En el tramo final de la campaña, la candidata demócrata concentra energías en el voto de los republicanos indecisos y los independientes, mientras apoya a candidatos de su partido a la Cámara de Representantes y el Senado para recuperar el control del Congreso.

“Estamos hablando de lo que está en juego en estas elecciones, marcando contrastes, pero estamos dando a la gente motivos por los cuales votar a favor del Partido Demócrata, no sólo votar en contra de los republicanos”, dijo Clinton, de 68 años, a última hora del sábado en un acto de campaña.

Consciente de que el voto de las minorías es crucial para llegar a la Casa Blanca, la candidata asistió a una iglesia de feligreses negros en Durham, Carolina del Norte, de los estados más importantes. En 2008, el presidente Barack Obama ganó en ese estado por estrecho margen, pero el republicano Mitt Romney se lo arrebató cuatro años más tarde. Ahora, la campaña de Clinton busca recuperarlo.

Frente a una audiencia donde estuvo Sybrina Fulton –madre de Trayvon Martin, cuyo asesinato conmocionó al país en 2012–, Clinton alertó sobre el sistemático racismo que hay en Estados Unidos. “Si somos honestos los unos con otros, sabemos que nos enfrentamos a una continua discriminación contra los afroestadounidenses, y en particular, contra los jóvenes afroestadounidenses’’, afirmó. Clinton acusó a Trump de dibujar una imagen desalentadora de las zonas urbanas deprimidas y de ignorar los logros de los líderes negros en cualquier aspecto.

De acuerdo a sondeos de RealClearPolitics, la ex secretaria de Estado lidera el promedio de los sondeos a nivel nacional por seis puntos. También estaría por delante en Pensilvania y Florida, otros dos campos de batalla. El magnate, de 70 años, se mantiene fuerte en bastiones como Texas, con una ventaja de tres puntos. Pero la encuesta de ABC News/The Washington Post revela que el 69 por ciento de los consultados desaprueba la respuesta de Trump a la decena de mujeres que lo acusó de abuso sexual en los últimos días.

En este sentido, el republicano amenazó con llevar a tribunales a las mujeres que lo acusan de haber abusado sexualmente de ellas en el pasado, cuando acaben las elecciones presidenciales. “Cada una de las mujeres mintió cuando se ofreció para dañar mi campaña. Son acusaciones totalmente inventadas”, dijo en un mitin en Gettyburg, en el estado de Pensilvania.

Asimismo, según los sondeos de ABC News/The Washington Post, el multimillonario tiene el apoyo del 47 por ciento de los estadounidenses blancos, contra 43 por ciento para Clinton, pero el republicano Mitt Romney ganó ese grupo demográfico por 20 puntos en los comicios de 2012. Los aspirantes republicanos deben imponerse entre los votantes blancos para ganar, si los electores de otras etnias escogen a los demócratas.

Clinton, por su parte, lidera el voto entre las mujeres con 55 por ciento de apoyo, frente al 35 por ciento de Trump, y dobló su margen a 32 por ciento entre las mujeres blancas con estudios universitarias, grupo muy crítico ante la respuesta del multimillonario a las acusaciones de abuso sexual. “Vamos por detrás’’, reconoció la jefa de campaña del republicano, Kellyanne Conway, al canal NBC. El equipo de Clinton pisa el acelerador para lograr una amplia victoria, con la esperanza de recuperar el control en al menos una de las dos cámaras del Congreso.

Además de sus dos apariciones en Charlotte y Raleigh, Carolina del Norte, la ex secretaria cuenta con la poderosa ayuda de su marido, el ex presidente Bill Clinton, quien hablará en Florida, y del mandatario Barack Obama, quien lo hará en Nevada. “No damos nada por hecho’’, aseguró ayer a Fox News Robby Mook, jefe de la campaña de la aspirante demócrata.

Compartir: 

Twitter
 

En Durham, Clinton alertó sobre el sistemático racismo que hay en Estados Unidos.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared