EL MUNDO › ALLANA EL CAMINO PARA QUE EL CONSERVADOR MARIANO RAJOY FORME GOBIERNO Y EVITE ELECCIONES

El socialismo español levanta el veto

El Comité Federal del PSOE aprobó que el líder del Partido Popular y vencedor de las elecciones alcance la reelección.

La dirección del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) decidió, por holgada mayoría, abstenerse en la próxima votación de investidura. Los socialistas allanaron así el camino para que Mariano Rajoy forme gobierno y evitaron la realización de terceras elecciones: comicios que, en caso de concretarse, iban a profundizar la larga crisis politíca que atraviesa España. Después de más de cuatro horas de debate, el Comité Federal socialista aprobó por 139 votos a favor y 96 en contra –dos delegados no votaron– permitir que el líder del Partido Popular (PP) y vencedor de las elecciones de diciembre y junio pasado alcance la reelección. “Los diputados del grupo socialista deberán abstenerse en el proceso de investidura, literalmente”, sentenció Javier Fernández, presidente de lacomisión gestora a cargo de la dirección del PSOE, al comentar la decisión adoptada por el máximo órgano del partido entre Congresos, que pone fin al bloqueo institucional español, cuyo gobierno está en funciones hace más de 300 días.

Ayer no hubo sorpresas. La mayoría abstencionista derrotó a los partidarios del “no” a Rajoy, sector alineado con el ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, quien, tras el tumultuoso Comité Federal que se celebró el 1 de octubre, se vio forzado a dejar su cargo por, precisamente, mantener su negativa a un Gobierno conservador.

Por su parte, Fernández aseguró que los socialistas “mostraremos en primera votación el rechazo total a las políticas del PP con el ‘no’”. Y, con el objetivo de desbloquear la situación institucional, el también presidente de Asturias señaló que “nos abstendremos en la segunda votación”.

“Nos presentamos a elecciones para ganarlas y con un programa, pero no las ganamos y la forma de hacer algo es que seamos oposición, y para eso debe haber gobierno”, argumentó Fernández, en un mensaje dirigido a esos militantes del PSOE que no entienden el cambio de posición de la segunda fuerza española.

La presidenta regional de Andalucía, Susana Díaz, principal rival interna de Sánchez en el PSOE, fue una de las voces que durante el debate en el Comité Federal defendió la posición abstencionista, sin mencionar esa palabra. Díaz llamó a sus correligionarios a la unidad partidaria y los invitó a respetar el resultado de la votación, en clara referencia a la amenaza de los socialista catalanes.

Sin embargo, la resolución adoptada por el Comité Federal debe ser acatada por el grupo parlamentario socialista en el Congreso de los Diputados, donde cuenta con 85 escaños. El misterio sobre si todos los diputados, parte de ellos, o sólo los once que necesita Rajoy para ser investido presidente del Gobierno acompañarán la decisión adoptada por el máximo órgano socialista se develará la próxima semana; asunto que es motivo de controversia porque un grupo de diputados, entre ellos los siete catalanes, se comprometieron a votar “no” pese a lo decidido por el Comité Federal.

El Parlamento español se compone con 350 escaños. En una primera sesión de investidura, el candidato necesita mayoría absoluta: 176 diputados; aunque en una segunda le alcanza con cosechar más votos a favor que votos en contra. Si bien la resolución aprobada por el PSOE indica que la decisión debe ser acatada por todos los diputados del grupo socialista, algunos dirigentes interpretaron que quedaba en manos de la gestora la posibilidad de negociar una fórmula alternativa.

La opción de que sólo se abstengan once diputados, mínimo que Rajoy necesita para sacar adelante su investidura por mayoría simple en segunda votación, era defendida por los “sanchistas”. “La decisión del Comité Federal es una instrucción de comportamiento, pero en mi intervención pedí que si triunfaba la opción de la abstención, que no es lo que he votado, que se haga de la forma más indolora”, señaló Juan Fernando López Aguilar, uno de los primeros en abandonar el cónclave. “Espero que este comité sirva de redención y de punto de no retorno”, subrayó el dirigente canario.

“Nosotros no compartimos la política de Rajoy, no creemos que tenga ni capacidad ni voluntad para luchar contra la corrupción y creemos que abstenernos hipotecaría nuestra posición política, y desde Cataluña pensamos que Rajoy ha sido un gran responsable de que no hay diálogo y no queremos aparecer a su lado ni absteniéndonos”, señaló el líder de los socialista catalanes, Miquel Iceta, al llegar a la reunión.

Al menos una veintena de manifestantes se concentraron temprano, bajo la lluvia y con pancartas donde defendían el “no” a Rajoy, frente a la puerta de la sede del PSOE, en la madrileña Ferraz 70.

“Abstención es corrupción” o “no es no” fueron algunas de las consignas que los socialistas enarbolaron a los gritos e increparon a sus dirigentes por segundo día consecutivo, aunque la concentración del sábado fue mayor.

El cambio de posición del PSOE permitirá poner fin a diez meses de bloqueo político y de un gobierno interino de Rajoy después de dos elecciones generales consecutivas –20 de diciembre de 2015 y 26 de junio pasado– que fueron ganadas por el PP, pero sin poder alcanzar la mayoría suficiente para gobernar. La fragmentación política y las posiciones hasta ahora irreconciliables entre las principales fuerzas del país llevó a dos investiduras fallidas, la de Sánchez en marzo y Rajoy en septiembre.

El proceso para formar gobierno empieza y acaba la semana próxima. El 24 y el 25 habrá ronda de consultas del Rey con hasta quince portavoces de grupos parlamentarios. Entre el 26 y el 29 se celebrarán dos sesiones de investidura en el Congreso de los Diputados. El 30, cuando Felipe VI regrese de la Cumbre Iberoamericana de Cartagena de Indias, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, podría comunicarle el resultado de la votación parlamentaria y Rajoy tomaría posesión como presidente del Gobierno. Es la primera vez que el histórico PSOE permite gobernar a los conservadores desde que España recuperó la democracia, en 1977.

Compartir: 

Twitter
 

Fernández (centro), junto a dos miembros de la comisión gestora, anuncia la abstención del PSOE.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared