EL MUNDO › EL PREMIER RESPIRA POR SI SOLO Y RESPONDE A LOS ESTIMULOS

Mínimos signos de mejoría de Sharon

La reacción del premier israelí tras disminuir los sedantes a los que está sometido es una buena señal, dice el cuerpo médico que lo atiende desde el pasado miércoles. Es prematuro saber cuánto es el daño que sufrió por el derrame cerebral y su estado sigue siendo crítico.

 Por Donald Macintyre *
Desde Jerusalén

Ariel Sharon mostró “leves movimientos” en su pierna y mano derecha, y comenzó a respirar sin asistencia ayer mientras los médicos reducían las dosis para el coma inducido. Pero pueden pasar varios días antes que los médicos evalúen totalmente el impacto del daño a su cerebro y sus funciones cognitivas o el grado de parálisis que el primer ministro israelí de 77 años pudo haber sufrido en su lado derecho. Los neurólogos, cirujanos, anestesistas, especialistas en cuidados intensivos y en enfermedades infecciosas están convencidos de que la reacción del paciente tras reducir la sedación a la que está sometido es una buena señal.

Felix Umansky, el jefe del equipo neuroquirúrgico a cargo de Sharon desde que sufrió la hemorragia cerebral el pasado miércoles, dijo que el movimiento era “una clara reacción al dolor y no un reflejo”. Añadió: “Esto, junto con un ligero aumento de su presión sanguínea como reacción al dolor, son señales de alguna actividad en su cerebro”. Pese a los síntomas positivos, el proceso de recuperación será muy prolongado. “Estamos realizando exámenes y reduciendo la anestesia. Esto llevará varios días, y el proceso para despertar al primer ministro puede demorarse largo tiempo, aun bajo el supuesto de que se detenga completamente el suministro de sedantes”, informó Umansky. De momento abundan las incógnitas. Sólo se comprobó mediante las tomografías que existe actividad cerebral, pero se ignora si Sharon sufre una parálisis del lado izquierdo del cuerpo. El neurocirujano dijo que es muy pronto para fijar un diagnóstico y más aún para determinar cuándo podrá el político hablar o moverse por sí mismo. Lo único seguro es que el jefe de gobierno no podrá volver a su cargo.

Pero todavía existen los temores de que el primer ministro haya sufrido un serio daño cerebral, y aunque ya comenzó a respirar por sus propios medios, Sharon sigue conectado a un respirador. No ha abierto los ojos, indicaron los médicos. El fiscal general, Menachen Mazuz, deberá declarar a Sharon incapacitado formalmente después de recibir el diagnóstico de los médicos antes que un primer ministro, que probablemente sea Ehud Olmert (el actual primer ministro en funciones). Entre otras cosas, Olmert deberá nombrar a una decena de ministros, cuyas carteras él mismo acapara tras la renuncia de los ministros laboristas en noviembre y la hospitalización de Sharon.

La evolución de Sharon sucedía mientras las perspectivas para una exitosa elección parlamentaria palestina, dispuesta para el 25 de enero, se ensombrecían. El gobierno dijo que permitiría hacer campañas en el este de Jerusalén, pero en términos destinados a excluir a Hamas. Gideon Erza, el ministro de Seguridad Pública, declaró: “Todos aquellos que quieran hacer campaña deberán pedir una autorización previa a la policía de Jerusalén y sólo se les dará a aquellos que no representen a grupos extremistas”. Pero el gobierno todavía tiene que decidir si los palestinos pueden votar en Jerusalén este como lo hicieron en 1996. Este es un tema más crucial, ya que tanto Mahmud Abbas –el presidente palestino– como Marwan Barghouti –el activista de Fatah encarcelado, que encabeza la lista de los candidatos de facción– han dicho que las elecciones deberían posponerse si no se permite esta votación.

Un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo ayer que no se había tomado ninguna decisión sobre este tema (ver aparte). Pero Nabil Shaath, el ministro de Información palestina, dijo que Estados Unidos le había dicho a la Autoridad Palestina que los residentes de Jerusalén podrían votar en la ciudad, a pesar de los recelos de los israelíes. La Casa Blanca dijo que quiere que las elecciones sigan adelante, y con votación en Jerusalén del Este.

Shaath señaló: “No hemos recibido nada todavía de los israelíes para confirmar eso, pero seguiremos adelante de acuerdo con este supuesto”. A diferencia de la comunidad internacional que ve a Jerusalén Este como territorio ocupado, Israel se considera con el poder soberano y sostiene que sólo otorgó el voto ahí en 1996 y en el 2005 para darle impulso al servicio de correo, donde se basaban las elecciones. Dice que no ve ninguna razón para permitirlo si Hamas está participando en esta elección.

En medio de continuos estallidos de violencia entre las secciones de un Fatah profundamente dividido por la “vieja guardia” y la “nueva guardia”, Nasser Yusef, el ministro de Interior palestino, supuestamente advirtió a sus colegas de gabinete que no puede garantizar la seguridad de los centros electorales. Hamas dijo que las elecciones deberían seguir adelante, se permitan o no las elecciones en Jerusalén Este, y la facción dijo no estar perturbada por el plan de Israel de excluirlo con los permisos para hacer campaña. Un vocero dijo: “Llevaremos a cabo nuestra campaña electoral, lo quiera o no la ocupación. Tenemos los medios y la forma de hacerlo a pesar de la decisión israelí”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12. Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Los médicos consideran que los leves movimientos de la pierna y mano derecha son una buena señal.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.