EL MUNDO › BRASIL.

Máxima seguridad

La policía militar de San Pablo decidió ayer que agentes vestidos de civil viajaran en los colectivos junto a los pasajeros para inhibir la acción de delincuentes organizados, que desde el martes perpetraron una serie de atentados contra fuerzas de seguridad, edificios públicos, comercios y autobuses. Según el último balance oficial divulgado ayer en Brasil, en total fueron 106 ataques en los que resultaron 168 autobuses incendiados total o parcialmente (foto) en más de veinte ciudades paulistas. A raíz de los atentados, apenas cuatro de las 16 compañías de transporte funcionan allí y sólo el 15 por ciento de los vehículos están en circulación. La paralización afecta a cerca de cinco millones y medio de usuarios. Desde el inicio de los atentados, siete personas murieron y ocho delincuentes fueron presos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.