EL MUNDO

Hace 21 años un sismo en México cambió la historia

Dos décadas después del terremoto que dejó miles de muertos y precipitó la caída del PRI, otro terremoto, esta vez político, devolvió el protagonismo a la sociedad civil que resurgió después de la catástrofe.

 Por Gerardo Albarrán de Alba
Desde México, DF

A las 7.19 de la mañana de un 19 de septiembre, hace 21 años, un sismo de 8.1 grados en la escala de Richter derrumbó 412 edificios y dañó otras 13 mil construcciones en la capital del país, causando la muerte de unas 35 mil personas, pero también colapsó la estructura gubernamental del PRI que gobernaba a México desde 1929 e inició la hecatombe para ese partido, que habría de dejar el poder en 2000 y hoy ocupa apenas la tercera fuerza política.

El gobierno del entonces presidente Miguel de la Madrid Hurtado quedó rebasado no sólo por la magnitud de la tragedia, sino por el surgimiento de una sociedad civil que de inmediato se movilizó y se hizo cargo de todo lo que ni el gobierno ni el ejército pudieron enfrentar: rescatar a los sepultados bajo los escombros, organizar refugios, improvisar hospitales, resguardar propiedades...y sobre todo cobijar a las víctimas con una solidaridad que dejó pasmada al poder político.

Tres años después, la debilidad exhibida por el presidente De la Madrid se reflejó dentro del PRI, con la salida de cientos de militantes, encabezados por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, que a la postre fundarían el Partido de la Revolución Democrática, hoy la segunda fuerza política nacional. Cárdenas fue víctima de un presunto fraude electoral en 1988, similar al que ahora denuncia Andrés Manuel López Obrador. El candidato de la derecha en esa época, Manuel J. Clouhtier, se lanzó a las calles en protesta por la manipulación electoral desde el gobierno y se autodesignó “presidente alterno”, con todo y el nombramiento de un gabinete, del que Vicente Fox fue secretario de Agricultura. La diferencia es que hoy Fox es presidente y ha minimizado que López Obrador se proclame “presidente legítimo” de México, apoyado por un movimiento social fuertemente cobijado desde la sociedad civil, por la que el derechista PAN (el partido de Fox) preguntaba en aquel entonces: “¿Quién es esa señora ‘sociedad civil’, que nadie la conoce?”.

El terremoto de 1985 causó la muerte de unas 35 mil personas y dejó heridas a 20 mil; otras 8 mil personas fueron declaradas desaparecidas y el total de damnificados rebasó el medio millón, tan sólo en la Ciudad de México, según cifras extraoficiales.

El gobierno de Miguel de la Madrid sólo reconoció 6 mil muertos, 6 mil desaparecidos y 10 mil heridos. Entre éstos nunca contó a la clase política tradicional que resultó también afectada, al extremo de perder todos los hilos de control social que le había permitido perpetuarse en el poder durante seis décadas.

La sociedad mexicana cambió dramáticamente desde entonces y pasó del casi total sometimiento a los mecanismos de cooptación gubernamental a la movilización y defensa de sus derechos cívicos y políticos. Lo que no ha cambiado tanto es la clase política, toda, que persiste en tratar de establecer controles corporativos y utiliza el voto popular como moneda de cambio ante el poder económico.

Ayer se realizó un simulacro en la Ciudad de México en el que habrían participado casi 2,5 millones de personas, como parte de una cultura de protección civil que nació en 1985. Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, un sismo de la magnitud del de 1985 ahora dejaría pérdidas materiales hasta 30 veces más elevadas que los 4 mil millones de dólares en pérdidas registradas hace 21 años. Pero aquí tampoco se contabilizan los efectos del terremoto político que vive México desde las elecciones presidenciales del pasado 2 de julio y la movilización de una parte importante de la sociedad que demuestra que también tiene una nueva cultura democrática.

Compartir: 

Twitter
 

Buscando sobrevivientes del terremoto entre los escombros.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.