EL MUNDO

El policía inglés que mató a Menezes volvió a la carga

La familia del brasileño Charles de Menezes, asesinado porque se lo confundió con un terrorista tras los ataques de Londres, se indignó al conocer que uno de los policías mató a otro hombre.

 Por Jason Bennetto *

La familia del electricista brasileño, asesinado en Londres porque se lo confundió con un terrorista, reaccionó con furia ayer ante la noticia de que uno de los policías implicados en su muerte le había disparado a otro hombre causándole la muerte. El oficial de bomberos involucrado en la última balacera –de un sospechoso de robo a mano armada– era uno de los dos hombres que le dispararon a Jean Charles de Menezes, de 27 años, en la estación de subte de Stockwell en el sur de Londres en julio del año pasado, según fuentes de la policía.

Los dos oficiales fueron absueltos para volver y cumplir con sus deberes sin restricciones a fines de julio de este año, después de que el Servicio Fiscal de la Corona decidió que ningún oficial individual debería ser culpado por el incidente. En el último, un equipo de especialistas de Scotland Yard, la unidad de bomberos C019, estaba apoyando a detectives cuando intentó detener un ataque sospechoso en el banco Nationwide Building Society en New Romney, Kent, el martes a la noche. Un hombre de 42 años que supuestamente estaba implicado en el robo fue baleado por un policía durante la operación y murió más tarde en el hospital. La revelación de que había habido otro disparo fatal provocó la furiosa reacción de la familia De Menezes, que dijo estar “horrorizada” por lo sucedido.

Un vocero de la familia dijo: “La familia de Jean Charles de Menezes expresó su horror e incredulidad ante la noticia de que oficiales involucrados en la muerte de Jean Charles han matado nuevamente. Los miembros de la familia estaban horrorizados al enterarse de que los mismos oficiales habían recibido licencia para matar nuevamente, aun antes de que el proceso por la investigación de la muerte de Jean concluyera”. Alex Pereira, un primo de De Menezes, añadió: “Estamos asombrados de que alguien responsable por la muerte de un hombre inocente obtenga la licencia para matar. Las investigaciones sobre la muerte de Jean no han terminado, pero a los mismos oficiales se les entregaron sus armas como si nada hubiese ocurrido. Sir Ian Blair puede haber deseado poder barrer la muerte de Jean bajo la alfombra, pero cuando se repiten los mismos errores, tiene que hacerse responsable”.

La Comisión Independiente de Quejas de la Policía (IPCC), sus siglas en inglés, lanzó una investigación sobre los disparos de New Romney. Scotland Yard se negó a confirmar detalles de quién estaba involucrado en el último tiroteo. La fuerza sólo dijo que el equipo C019, implicado en la operación de Kent incluía a oficiales del incidente Stockwell. Los disparos sucedieron durante lo que se cree fue una operación de vigilancia por la policía del edificio, después de que se recibiera un aviso alertando que una banda armada estaba planeando un ataque. Los sospechosos aparentemente fueron enfrentados cuando salían del edificio. El hombre al que la policía le disparó supuestamente había abierto el fuego. La policía recuperó un arma de la escena.

Damian Hockney, un miembro de la Autoridad Policial Metropolitana, dijo que el involucramiento del oficial del caso De Menezes, suscitaba dificultades. “Es difícil saber lo que pudo haber hecho un oficial”, dijo. “Pero en el contexto de Stockwell, provoca algunas preguntas incómodas sobre dónde se ubica a un oficial armado de vuelta en la calle después de un incidente. ¿Cuánto tiempo debe pasar y hasta dónde uno debe ir para mantenerlos en segundo plano? ¿Es eso práctico?” Añadió: “Los oficiales armados se ofrecen como voluntarios para protegernos en las situaciones más difíciles y estoy preocupado, porque este último incidente puede provocar que los oficiales se muestren más reticentes a portar armas”. A De Menezes le dispararon siete veces en la cabeza en la estación de subte de Stockwell, después de que lo confundieran con un terrorista suicida. Durante más de un año después los dos policías tiradores, cuyas identidades han permanecido en secreto, han estado restringidos en sus deberes de acuerdo con el protocolo policial.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

Familiares del electricista De Menezes piden justicia.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.