CIUDAD › CLAUSURARON PETROQUIMICA (EX ELECTROCLOR) DE CAPITAN BERMUDEZ

Hasta que deje de contaminar el aire

La inspección de Medio Ambiente arrojó como resultado falta de elementos de seguridad ante escapes de gas, ausencia de mantenimiento de la planta y violación de condiciones laborales.

 Por José Maggi

La Secretaría de Medio Ambiente y la Municipalidad de Capitán Bermúdez ordenaron ayer el cese de actividades de la planta de Petroquímica (ex Electroclor) por la falta de seguridad detectada en la empresa luego de una inspección conjunta. La medida fue adoptada luego de reiterados escapes de gas cloro que afectaron a vecinos de la zona, entre los que se cuenta una escuela que tuvo que ser desalojada en dos oportunidades en los últimos días. La falta de elementos de seguridad en la etapa de producción como sensores satelitales para monitorear los escapes de gas, la ausencia de mantenimiento en la planta, y la violación de condiciones laborales, sumado al inicio de un proceso de clorado del benceno que no estaba aprobado, fueron los motivos que esgrimió el municipio de Capitán Bermúdez para ordenar la paralización de actividades de la planta "hasta que nos garanticen que los escapes de gas no volverán a ocurrir", advirtió Marcelo Terenzio como titular de la cartera de medio ambiente. "Este es un hecho inédito en más de 30 años de historia en esta ciudad", remarcó el intendente Fabián Varela.

Según explicó el coordinador de Bromatología y Saneamiento Ambiental del municipio de Capitán Bermúdez, Leocadio Barrios "el principal motivo de la clausura son los reiterados escapes el mismo día (por este miércoles), hubo uno a la 7.20 y el segundo a las 9.30. Pero el 12 de octubre hubo otro escape y hubo otros pequeños durante la noche en los últimos tiempos, pero pasaron desapercibidos por el viento fuerte e intenso que evitó que fuera percibido en la ciudad".

Además de la periodicidad y frecuencia de los escapes, el segundo punto fue "la desinversión que tiene esta empresa en el mantenimiento de su planta, que es vetusta en el orden tecnológico: se ven motores nuevos en la producción pero no tiene correlato el dinero invertido en la mantención de los mismos ni en la seguridad. Un dato más que elemental es que no tiene un sensor de escape de cloro", agregó Barrios apuntando que ésta es una cosa básica cuando se trabaja con productos volátiles. Sin ir más lejos Celulosa tiene unos diez desperdigados en su planta que está ubicada a pocos metros de Petroquímica".

El tercer elemento que pesó al momento de decidir el cese de actividades fue la ausencia de un sistema que permita recuperar los gases que son liberados cuando el proceso al que se somete al cloro se interrumpe porque hubo un baja en la tensión eléctrica. "Por eso le exigimos la construcción de una planta recuperadora de estos gases, y le aseguro que no le volvemos a abrir la planta hasta que no empiecen a construirla", aseguró Barrio.

De igual manera la incorporación de sensores es medular en la nueva planta. "Esta es información satelital, que controla los niveles de gases: legalmente no pueden superar el 0,05 parte por millón. Pero durante el ultimo escape hubo 4,5 partes por millón, es decir 80 veces lo tolerable para el ser humano", aseguró el funcionario.

"Esta empresa pertenece al grupo Taselli, que se caracteriza por expoliar y sacarle el jugo a las empresas y abandonarlas luego", denunció Barrios.

El funcionario reveló otra irregularidad "en rigor una ilegalidad -aclaró- el hecho de intentar producir otro producto: resultado del clorado de benceno, que es mucho más riesgoso que el gas clorado, cuando no habían presentado ningún estudio ni al municipio ni a la provincia sobre la viabilidad ambiental".

El ultimo motivo del cese de actividades "es la falta de seguridad laboral, porque fuimos con dos inspectores de la Secretaría de Trabajo que relevaron una cantidad de irregularidades que el municipio ya había detectado el 17 de octubre: pésimas condiciones laborales".

Barrios apuntó finalmente que "lo que nos interesa es preservar la fuente de trabajo pero conservar las condiciones ambientales y de seguridad".

Por su parte Marcelo Terenzio, que recorrió ayer junto a funcionarios de la Secretaría de Trabajo provincial y del municipio local, aclaró que "no se trata de una clausura con todas las letras porque no tengo potestad para hacerlo, sino que ordenamos el cese de sus actividades en la planta hasta tanto la firma nos pueda acreditar que no se repetirán los hechos de los últimos tiempos".

Y en este sentido remarcó que "lo que tienen que presentar ahora son acciones concretas porque programas de trabajo por si solo no sirven. De ahora en más me pueden presentar un proyecto pero quiero que me aseguren que los escapes no volverán a ocurrir".

Compartir: 

Twitter
 

Marcelo Terenzio, secretario de Medio Ambiente. La industria deberá garantizar que no se repetirán los hechos.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.