EL MUNDO

El caso del ex espía enturbia la relación entre Rusia y Gran Bretaña

El gobierno de Vladimir Putin dijo que se está politizando el caso de Litvinenko, quien falleció tras ser envenenado en Londres. La policía británica está actualmente investigando en Moscú.

 Por Andrew Osborn y Stephen Castle *

El canciller ruso advirtió contra una “politización” del affaire Litvinenko mientras la policía británica llegaba a Moscú para continuar su investigación del envenenamiento en Londres del ex funcionario de inteligencia ruso. Sergei Lavrov lanzó un velado ataque al ministro del gabinete, Peter Hain, advirtiendo que las relaciones anglo-rusas se estaban dañando por las secuelas de la muerte de Alexander Litvinenko.

Hain, el secretario de Irlanda del Norte, instó la semana pasada a Vladimir Putin a “retomar” la senda democrática y habló de “asesinatos extremadamente turbios” que ensombrecían el tiempo del presidente ruso en el Kremlin. Lavrov, que estaba de visita en Bruselas, les pidió a los políticos británicos que se abstuvieran de especular hasta que se conociera toda la verdad. El canciller dijo que había hablado con su homóloga, Margaret Beckett, para convencerla de la necesidad de mantener a la política fuera de lo que es la investigación policial. “Que funcionarios representativos aviven esta campaña (sugiriendo que el Kremlin puede haber estado involucrado en la muerte de Litvinenko) es inaceptable”, dijo Lavrov. “Dañará nuestras relaciones. Hay que evitar la politización de esta tragedia.”

“Si los británicos tienen preguntas que hacer, serán respondidas por nuestras autoridades legales a través de los contactos y los canales de comunicación apropiados.” También negó que Rusia hubiera presentado una queja oficial al gobierno sobre la publicación de la dramática carta de Litvinenko desde su lecho de muerte, en la que el ex espía acusó a Putin de ordenar personalmente su asesinato. Un vocero de la embajada británica en Moscú dijo que el equipo de investigación de Scotland Yard permanecería “el tiempo que fuera necesario” y que estaba “interesado en descubrir tanto como fuera posible”. Es probable que los funcionarios estén acompañados por la policía rusa durante sus investigaciones.

Los abogados del ex funcionario de seguridad ruso Mijail Trepashkin, que está preso por revelar secretos de Estado, dijeron que su cliente estaba ansioso por entrevistarse con los detectives británicos. Trepashkin conoció a Litvinenko y aparentemente le advirtió hace varios años sobre un escuadrón de la muerte patrocinado por el gobierno que tenía la intención de matarlo a él y a otros opositores. Su abogada, Yelena Lipt-ser, dijo que Trepashkin sufría de asma y que no estaba recibiendo el tratamiento adecuado en la prisión. “Su vida está en peligro y puede morir de asma cualquier noche de estas”, dijo.

John Reid, el ministro de Interior, insistió en que las cantidades de Polonio 210 descubiertas por las autoridades británicas eran minúsculas y minimizó los temores de una ruptura diplomática con los rusos. Después de instruir a los ministros de Interior europeos en Bruselas sobre la investigación, Reid dijo que, mientras una millonésima de gramo de la sustancia podía ser fatal, “el tipo de rastro que estamos encontrando no es más que una millonésima de una millonésima de un gramo. No hay motivo para preocuparse excesivamente”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère

Compartir: 

Twitter
 

Antes de morir, el ex espía Litvinenko acusó a Putin de ordenar personalmente su asesinato.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.