EL MUNDO › EVO MORALES PIDIO A LA OPOSICION CEDER Y ABRIRSE AL DIALOGO

Gobernadores en huelga de hambre

Dos gobernadores se sumaron ayer a la huelga de hambre ciudadana en Bolivia, agravando la crisis política que desde hace varias semanas volvió a azotar a todo el país. El pedido que hizo el presidente Evo Morales para ceder algunas posiciones que permitan una reanudación del diálogo no tuvo eco en la oposición, que continúa demandando que la mayoría de la Constituyente sea de dos tercios y no la actual, que favorece al oficialismo. Estos sectores se concentraron ayer en las regiones de los llanos, especialmente en los departamentos de Santa Cruz y el Beni, en donde se registró una masificación notoria de las huelgas de hambre.

El gobernador de la región agropecuaria de Beni, Ernesto Suárez, fue el primero en iniciar el ayuno, mientras que el de Santa Cruz, Rubén Costas, tenía previsto hacerlo en las próximas horas, luego de una reunión de dirigentes regionales. Otros cuatro alcaldes de Beni, entre ellos Moisés Shirique –ligado a la dictadura del extinto militar Hugo Banzer (1971-78)–, se sumaron a la medida. La ciudad amazónica de Trinidad, capital de Beni, es el bastión político del principal partido de oposición, Podemos, liderado por el ex presidente de derecha Jorge Quiroga.

Morales abogó para que los grupos ciudadanos adversos depongan las protestas, en sintonía con la mesa de diálogo abierta este domingo. “Cuando se dialoga se suspenden las medidas de presión”, afirmó Morales, que recordó que en sus tiempos de dirigente del gremio de cultivadores de coca era frecuente dejar sin efecto las movilizaciones cuando se negociaba con algún gobierno de turno. Morales destacó la voluntad demostrada por su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), de suspender las deliberaciones de la Asamblea Constituyente para allanar el camino del diálogo y reclamó reciprocidad de los comités cívicos de conversar, sin protestas. “Lamento mucho que cuando se hacen esfuerzos, algunos comités cívicos no quieren suspender las negociaciones”, dijo el presidente.

Contrariando el pedido gubernamental, se siguen sumando huelguistas y ya superaría el medio millar de personas en todo el país. El presidente de la poderosa Cámara privada de Industrias y Comercio (Cainco) de Santa Cruz, Gabriel Dabdoub, y un ex comandante de las fuerzas armadas, Alvin Anaya, comenzaron la huelga de hambre en una parroquia de La Paz.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.