EL MUNDO › CONFIRMA QUE HAY CONVERSACIONES POR LA CRISIS DE LOS MARINOS

Gran Bretaña, en contacto con Irán

Irán difundió imágenes sobre la supuesta confesión de dos de los 15 soldados británicos que tiene cautivos por violar el territorio iraní. El Reino Unido lo calificó de “inaceptable”. Hubo protestas en Teherán.

 Por Kim Senguta y Angus McDowall *
Desde Londres y Teherán

Gran Bretaña lleva adelante “conversaciones directas” con Irán, en una posible señal de que la crisis de los soldados británicos detenidos podría arribar a una solución diplomática después de días de creciente tensión. El ministro de Defensa, Des Browne, confirmó que se estaban realizando las negociaciones bilaterales. “No es mi intención detallarlas, y tampoco sería apropiado hacerlo, pero estamos en un diálogo directo con los iraníes.” Mientras, Irán difundía nuevas imágenes de los soldados británicos –que el Reino Unido calificó de “inaceptables”– y unos 200 estudiantes islamistas protestaban frente a la embajada de Gran Bretaña en Teherán.

“Estamos ansiosos de que este asunto se resuelva lo más rápido posible y por las vías diplomáticas, a eso le dedicamos cada uno de nuestros esfuerzos”, señaló Browne. Según fuentes de Defensa, el gobierno británico ha elaborado una respuesta a la nota formal de Irán de final de la semana pasada que exigía que Gran Bretaña garantice que no hará “incursiones” en aguas iraníes. La respuesta británica establece que los barcos de su marina –Royal Navy– o su personal garantizaría no meterse en aguas iraníes y también ofrecer canales de contacto para evitar “malentendidos” en el futuro. Sin embargo, Gran Bretaña rechaza categóricamente que los 15 soldados y marinos hayan estado en aguas iraníes cuando fueron arrestados. Irán se quejó también en una carta enviada el viernes a la embajada de Teherán en el Reino Unido de que los soldados británicos abrieron fuego de forma provocadora cerca del consulado iraní en Basora (sur de Irak). Pero una fuente del Ministerio de Defensa británico insistió con que “esto es completamente falso. En el momento en que nuestras fuerzas hacían un patrullaje de rutina en el distrito Sarraji, fueron atacadas por insurgentes y respondieron en defensa propia. Es una pura coincidencia que sucediera en las inmediaciones del consulado iraní”.

Mientras, la televisión iraní mostró imágenes de otros dos soldados británicos, que se encuentran entre los capturados el 23 de marzo en el golfo. Los dos marinos aparecieron hablando de pie frente a un mapa de la región del Golfo, con el que parecen apoyar sus explicaciones –sin audio– sobre sus desplazamientos. Según la cadena en lengua árabe Al Alam que difundió las imágenes, los militares “confesaron” haber penetrado en aguas territoriales de la República Islámica, motivo por el cual Teherán justificó su arresto. Se trata de la tercera vez que la cadena iraní divulga un video y “testimonios” de los marinos. Una portavoz de la Cancillería británica tachó esta nueva difusión de “inaceptable”. Hasta ahora fueron difundidas tres cartas de la soldado Faye Turney, en las que pedía que Gran Bretaña retirara a las tropas de Irak y se describía a sí misma como un “sacrificio” de la política exterior de Tony Blair y George W. Bush.

Paralelamente, unos 200 estudiantes islamistas se congregaron frente a la embajada de Gran Bretaña en Teherán. Una lluvia de piedras y ladrillos cayó en la entrada del edificio. Entre ellos y la pared de ladrillo custodiaban decenas de policías antidisturbios. “Muerte a Estados Unidos, muerte a Gran Bretaña”, gritaban las decenas de manifestantes, miembros de las universidades de línea más dura y de la milicia islamista Basij. Un miembro más veterano de esta milicia dijo a este diario: “Mire, hay cientos de personas, incluso miles. Esto demuestra que los iraníes odian a Blair”. Exigieron el cierre de la embajada de Gran Bretaña, la expulsión del embajador y un juicio a los 15 soldados detenidos.

Una fuerte explosión ocasional retumbó a lo largo de la calle tras el estallido de un nuevo petardo. Después de los últimos rugidos de oprobio islámico, la policía hizo retroceder a los manifestantes con gases lacrimógenos y la multitud se dispersó.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Uno de los marinos muestra los desplazamientos de la marina británica por el golfo.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.