EL MUNDO

Chirac declaró durante horas como sospechoso en un caso de ñoquis

Durante años estuvo en la mira de la Justicia francesa, pero nunca fue acusado. A semanas de dejar la presidencia, lo interrogaron en un caso de empleos municipales ficticios.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

El ex presidente francés Jacques Chirac tuvo cita ayer con uno de los episodios más turbios de su pasado: durante cuatro horas Chirac fue interrogado el jueves por un juez que investiga el escándalo de los empleos ficticios descubiertos en la Municipalidad de París en los años en que el mismo Jacques Chirac era intendente de la capital francesa. A sus 74 años y dos meses después del fin de su segundo mandato, Chirac es el primer ex presidente de la República convocado e interrogado por la Justicia.

Jacques Chirac lleva años en la mira telescópica de la Justicia, pero su estatuto de jefe de Estado, que le confirió una total inmunidad, siempre lo protegió de los sucesivos intentos de la Justicia por cercarlo. Intendente de París, presidente del partido político RPR, jefe del Estado, en cada una de sus funciones Jacques Chirac jugó con los límites de lo legal. El caso que lo llevó ahora a ser interrogado en tanto que “testigo asistido” remonta al año 1995, cuando el juez Patrick Desmure lanzó una investigación sobre el pago de salarios de miembros del RPR por la Municipalidad de París en momentos en que Chirac era intendente y también dirigía el RPR. Esta extensa e intrincada instrucción desembocó en 2003 en la condena de 26 personas, entre las que se encontraba un ex primer ministro de Chirac Alain Juppé. El jefe de gobierno fue condenado por “cobro ilegal de intereses” a 14 meses de cárcel en suspenso y a un año de inhabilitación para ejercer cargos públicos. La diagonal judicial que conducía a Jacques Chirac quedó en suspenso en 2002 debido a la inmunidad presidencial que lo cubría. La audiencia de ayer puede quedarse ahí o seguir adelante y conducir a una inculpación. La figura de “testigo asistido” es un estatuto a mitad de camino entre un simple testigo que no está encausado por la Justicia y una imputación concreta.

El partido RPR, fundado por Jacques Chirac, hoy ya no existe. Fue reemplazado por la Unión por un Movimiento Popular, UMP, que no es otra cosa sino la máquina electoral que llevó a Nicolas Sarkozy a la presidencia en abril y mayo pasados. El escándalo de los empleos ficticios ha sido a lo largo de los años una pesadilla para Chirac. Los salarios abonados por la Municipalidad París a personas que no trabajaban en el Municipio sino en el RPR provocó un temblor de gran magnitud en el seno de la derecha francesa. Chirac aparece directamente implicado porque existe una nota de 1993 firmada por Chirac y en la cual solicitaba una recompensa para una empleada. Previendo el segundo terremoto que se avecina, el ex presidente publicó ayer una carta en el diario Le Monde donde evoca el problema de la financiación de los partidos políticos. Pero lo más importante es lo que viene después. Chirac aclaró que no prestará su testimonio “sobre hechos ocurridos o conocidos durante su mandato”. La Constitución francesa estipula que “el presidente de la República no es responsable de actos realizados como tal”.

El problema de Chirac es que su nombre está asociado también al llamado caso Clearstream. Se trata de una manipulación orquestada con el fin de ensuciar al entonces ministro de Interior Nicolas Sarkozy. En este megaescándalo está implicado el ex primer ministro Dominique de Villepin. Los testimonios de un general tienden a corroborar que Chirac y Villepin movieron los hilos de esa manipulación. Pero si Chirac escapa a esas amenazas otros sumarios de su época prepresidencial podrían volverlo a sentar ante los jueces: un legajo iniciado en 2006 y que atañe a la compañía aérea Euralair. Chirac y su esposa, Bernadette, podrían haberse beneficiado de billetes de avión gratis antes de la elección presidencial de 1995. La lista es aún más extensa y los jueces no parecen muy dispuestos a dejar en el olvido las cuestiones del pasado.

Compartir: 

Twitter
 

El ex presidente francés Jacques Chirac está en la mira de la Justicia por actos de corrupción.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.