EL PAíS › DEFINICIONES DE LA CAMARA NACIONAL ELECTORAL

Un fallo que huele a Patti

 Por Adriana Meyer

Dos resoluciones emitidas por la Cámara Nacional Electoral apuntan a “mejorar la calidad institucional en dos frentes”. El tribunal creó el Consejo Consultivo de Partidos Políticos, que –más allá de establecer un nuevo vínculo con todas las fuerzas que cuentan con reconocimiento oficial– es una invitación a que los partidos “se miren al espejo e implementen una autodepuración”, como sintetizó a Página/12 una fuente judicial. En otra acordada, los camaristas implementaron un “reglamento” para que en los casos judiciales de trascendencia “puedan presentarse quienes tengan reconocida competencia sobre el objeto del juicio, aunque no sean parte en el expediente”.

Según el texto de esta resolución referido a la figura conocida como amicus curiae, “si bien las opiniones o sugerencia que se presenten no serán vinculantes para la Cámara, contribuirán a lograr un amplio debate”. La idea que subyace es la posibilidad de que las organizaciones no gubernamentales que quieran ser escuchadas durante los procesos que se sustancian en la Cámara puedan hacerlo y el debate sea desarrollado en el propio tribunal. La intención de los camaristas es abrir las puertas del antiguo edificio de la calle 25 de Mayo para que haya una participación más activa en la toma de decisiones de la Cámara, más allá de las decisiones finales que adopten. Esta instancia podrá ser de utilidad ante la próxima oficialización de listas de candidatos para quienes quieran presentar impugnaciones, por ejemplo, basadas en antecedentes que vinculen a los postulantes con la actividad represiva durante la dictadura.

Sobre el Consejo, la Cámara proyectó su creación para que los partidos políticos “tengan la posibilidad de aportar información, propuestas u opiniones no vinculantes respecto de asuntos relativos a la materia administrativo-electoral”. El nuevo cuerpo “servirá de vínculo permanente entre la autoridad electoral y las agrupaciones políticas, como los que existen en otros países” del continente, como México, Costa Rica, Panamá, Honduras y Nicaragua. Argentina cuenta con 38 partidos nacionales, lo que representa “un exceso y una ilusión para el electorado”, según apunta un experto en la materia. En este caso, el objetivo de los camaristas Rodolfo Munné, Alberto Dalla Via y Santiago Corcuera con lograr que los partidos depuren sus padrones, ya que el sistema de afiliaciones no lo permite. A modo de ejemplo, oficialmente la Unión Cívica Radical aparece con dos millones y medio de afiliados.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.