UNIVERSIDAD › CONFLICTO EN LA UNIVERSIDAD AUTONOMA DE ENTRE RIOS

Una toma por los concursos

Alumnos y docentes ocupan el rectorado de la Uader desde fines de junio, en reclamo de concursos abiertos para elegir profesores.

 Por Julián Bruschtein

Desde hace 21 días está tomado el rectorado de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), donde estudian 15 mil alumnos. El conflicto que encuentra a profesores y estudiantes movilizados se centra en el llamado a concursos para ocupar cargos docentes. Por un lado, los manifestantes impulsan concursos abiertos y denuncian la forma en la que las autoridades académicas pretenden dar continuidad a los actuales profesores. Del otro lado están quienes creen que la selección de los profesores debe ser mediante un procedimiento más cerrado, sin clase pública, dando cierta prioridad a los docentes que ya ejercen los cargos: esta posición es apoyada por el gremio docente local y la mayoría de los consejeros.

“Queremos concursos de oposición y antecedentes, abiertos. Y que se respeten todas las voces en las reuniones de Consejo Superior”, dijo a Página/12 Claudia Rosa, docente de la Facultad de Humanidades de la Uader. Instalados desde el 28 de junio en el auditorio del rectorado, en Paraná, docentes y alumnos protestan contra la forma unilateral en la que se votó ese día, en el Consejo Superior, la modalidad con que se desarrollarán los concursos.

La Uader tiene la particularidad de ser la primera universidad provincial creada en el marco de la Ley de Educación Superior: es una entidad pública pero no nacional. A mediados del 2000 fue conformada por un proyecto que impulsó el entonces gobernador radical Sergio Montiel, absorbiendo algunos de los institutos terciarios de distintas localidades entrerrianas, de donde provienen los docentes transferidos.

Ahora la Uader debería concluir su proceso de normalización institucional. El conflicto está marcado por un costado gremial, cruzado por el escenario político regional. La universidad tiene una planta docente de 2250 profesores, sumados los interinos y los 688 transferidos. Uno de los requisitos que exige la Ley de Educación Superior, y que evalúa la Coneau, es que los educadores hayan concursado sus cargos antes de cumplirse los diez años de habilitación para lograr la ansiada normalización. El plazo se cumplirá en 2011.

La decana de la Facultad de Ciencias de la Gestión, Graciela Mingo, pertenece a la mayoría que impulsa la realización de concursos extraordinarios para los docentes transferidos. “Estamos todos de acuerdo en que deben realizarse concursos ordinarios, no nos oponemos. Pero aquí también trabajamos para ver cómo se abordaba la problemática de los docentes transferidos”, explicó a este diario. La ley provincial que creó la universidad protege la estabilidad salarial de los transferidos, pero no el cargo. “La modalidad que propusimos, y ganó por mayoría, es casi igual al concurso ordinario, nada más que, en vez de la clase pública, se realiza una memoria docente.”

La política de la provincia atraviesa de lado a lado la historia de la Uader. Desde su conformación, el rector y los decanos son nombrados por quien se encuentre en el Ejecutivo provincial. Por eso, sectores de la comunidad académica denuncian que lo que se busca ahora es “efectivizar a los que están nombrados a dedo. La interna peronista la tenemos a flor de piel adentro de la universidad”. La profesora Claudia Rosa denunció que “en la Uader hay tanto personal administrativo designado, que no entran en las oficinas. Y todos son ‘amigos de’, ‘novios de’ u ‘hermanos de’”.

La principal preocupación de los alumnos pasa por que la universidad sea reconocida por la Coneau y ratifique la validez de sus títulos a nivel nacional. Ya en el 2004 el rector Mario Mathieu había resuelto suspender las inscripciones porque había problemas con el reconocimiento de las carreras. En los últimos días, Mathieu presentó una consulta a la Secretaría de Políticas Universitarias nacional. Desde el rectorado anunciaron que “se elevó lo actuado y presentado por la mayoría y la minoría, a la espera de una sugerencia que destrabe el conflicto”. Hoy a las 9 se reunirán todos los actores para discutir e intentar acercar posiciones. Pero los manifestantes ya anunciaron que no levantarán la medida hasta que la SPU se expida: “Si no, podemos estar esperándolos un año, como pasó con la UBA”.

Compartir: 

Twitter
 

 
UNIVERSIDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.